Martes. 21.05.2019 |
El tiempo
Martes. 21.05.2019
El tiempo

La bendición del gran capitán granate

Fede Bahón, en Pasarón. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Fede Bahón, en Pasarón. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Fede Bahón aprovechó su visita a Galicia para regresar a Pasarón quince años después del último ascenso a Segunda División

Los años pasan, pero los recuerdos permanecen imborrables. Hace tres lustros, un central cántabro que había desarrollado buena parte de su carrera futbolística en Madrid, llegó a Pontevedra con un claro objetivo: ayudar a un equipo histórico a regresar, por fin, a la Segunda División.

La historia no pudo salir mejor. A la primera, con Federico José Bahón López (Colindres, Cantabria, 1974) como una de las piezas importantes del vestuario del vestusto Pasarón, el Pontevedra ascendió a la categoría de plata 27 años después.

Desde el principio, Fede se hizo un hueco en el corazón de la afición granate. Un cariño que fue recíproco y que todavía enorgullece al cántabro: "Siempre he sido una persona que se ha desvivido por los clubes donde ha estado. Nunca he pensado por qué ha habido tanta conexión en Pontevedra: desde el principio se portaron muy bien conmigo. Tanto el club como la gente. Mi familia tenía apoyo para cualquier cosa".

Todo eso cala. Y no extraña que para Bahón, que pasó por Atlético de Madrid, Leganés, Fuenlabrada u Oviedo, el Pontevedra sea el club más "especial". "Hay que poner las cosas en contexto: yo llegaba de Segunda División. Apostaron por mí y me moví 600 kilómetros con mi mujer embarazada. Y desde el principio el trato fue fantástico", recalca.

Todas estas reflexiones las hace en la grada del nuevo Pasarón, en una visita especial para él. El excapitán granate disfrutó este jueves de la Boa Vila muchos años después de su último regreso. Lo hizo aprovechando su estancia en Galicia para ver la Copa de Campeones Juvenil que estos días se disputa en Vigo.

"Vine con el Atleti de alevines en 2014 para ver el partido de fase de ascenso contra el Puertollano, aprovechando que estábamos jugando la Arousa Cup", recuerda. Desde entonces, pese a que tiene casa en la zona, no había vuelto a pisar las Rías Baixas. Ni mucho menos un nuevo Pasarón que, por fin, pudo conocer este jueves por dentro. "Cierro los ojos y veo el viejo estadio", reconoce con nostalgia. "Las instalaciones eran peores, pero todo era mucho más cercano. La gente hablaba de fútbol en la ciudad. Ibas al Teucro y había 2.000 personas. Y el domingo, 5.000 aquí. Igual eso ahora se ha perdido un poco", reflexiona con acierto pese a la distancia kilómetrica que le separa de Pontevedra.

VIEJOS AMIGOS. Aprovechando su estancia en Pontevedra, Bahón acudió junto a un amigo al entrenamiento de este jueves del equipo granate, que se juega un puesto en el play-off de ascenso en estas dos últimas jornadas. Allí, en Pasarón, coincidió con dos excompañeros: Moncho, actual entrenador de porteros del equipo, y Luciano González, que sigue viviendo en las Rías Baixas y entrena a equipos de base. También con Luismi Areda, justo el futbolista de quien tomó el relevo en el vestuario. Cuando el vigués se fue, llegó el cántabro.

Con ellos tres, Bahón repasó el momento actual del Pontevedra, al que sigue día a día. "Tengo relación con personas de dentro y de fuera del club. Hablo con gente, tuiteo, me preguntan... Soy un aficionado más", explica.

Desde su polémica marcha ("pacté con Mirón marcharme si Argibay seguía porque no lo aguantaba nadie, pero cuando salí no se dijo la verdad"), Fede ha seguido al PCF y analiza este camino de 13 años: "Ha sido un camino difícil El club estuvo a punto de desaparecer y Lupe tuvo que poner mucho dinero. La gente se lo ha tenido que agradecer. Luego este club no puede estar en Tercera. El año pasado por estas fechas estaban a punto de bajar pero se salvó la situación. Al final tardas pero si se hacen las cosas bien, como ahora, esto tiene que salir para delante. La temporada no la empezaron bien, pero ahora estás donde merecen. Esperemos que puedan ganar estos dos partidos".

De este modo, Fede desmenuza la situación de un Pontevedra que espera dejar bendecido como hace 15 años y al que aspira a volver: "Nunca lo he ocultado. Me encantaría ser entrenador de este club, pero no puedo poner plazos porque sería transmitir un mensaje que no es idóneo ahora".

"El ascenso es el recuerdo más emotivo, sin duda"
Fede Bahón hace la señal de victoria en una imagen del documental 'Camino a Segunda'. YOUTUBEEl próximo 27 de junio se cumplirán tres lustros de la mayor alegría deportiva que el Pontevedra Club de Fútbol le ha dado a la ciudad en los últimos 42 años: el ascenso a Segunda División A. Y Fede Bahón era el capitán general de aquel equipo. "Es, sin duda, mi recuerdo deportivo más emotivo", explica el excapitán granate, cuya gesto con la V de victoria y, a la vez, el 2 de Segunda División quedó como una de las grandes imágenes en los libros de historia granates.

El antiguo central explica que más allá del partido, recuerda aquel ascenso por toda la semana previa: "Ya desde el mismo momento en el que perdimos en Lorca se formó algo muy grande. Íbamos ganando y de haberlo hecho habríamos ascendido ya. Pero nos remontaron. Pese a ello, ya en el autobús durante el viaje de vuelta todos hablamos de que aquello había que sacarlo adelante sí o sí".

Una vez en la Boa Vila y según iban pasando los días, Bahón recuerda el enorme ambiente que se vivía en la ciudad y todas las "reuniones y charlas en el vestuario que hubo". "Estábamos todos involucradísimos", recalca.

Finalmente, el PCF acabó superando por 3-0 al Lorca y el éxtasis invadió la ciudad a orillas del Lérez. "Antes del pitido final la gente ya había saltado al campo y cogía trozos de césped. Luego llegó la invasión de campo, la fiesta, una semana entera de celebraciones...", recuerda con brillo en los ojos mientras mira hacia ese terreno de juego de Pasarón donde vivió todas aquellas emociones.

Fede Bahón recrea el gesto del documental. JAVIER CERVERA-MERCADILLOAquel fue su primer año en el Pontevedra. Luego llegaron otros dos más. En la temporada de Segunda "el equipo no se pudo mantener", pero con el regreso a la categoría de bronce llegó la "exigencia" de nuevo: "Había que ganar, jugar bien, meterse en el play-off y volver a ascender".

El equipo completó una gran temporada, pero el Sevilla Atlético y la mala suerte se cruzó en el camino granate. "Tengo en mente los goles que fallaron gente que no solía fallar. En aquel partido no hubo relajación por el 0-2 de la ida, como se comentó. Lo he visto varias veces y merecimos ganar 6-2. Luego nos tendríamos que haber jugado el ascenso contra el Salamanca, que tenía un equipazo. Pero hubiésemos ganado seguro", recuerda el cántabro.

 

"El Atlético no es el típico filial, pero el Pontevedra está bien"
Fede Bahón, en Pasarón con las camisetas del Atlético de Madrid y el Pontevedra. JAVIER CERVERA-MERCADILLOCualquiera podría pensar que, por su trayectoria, Fede Bahón tendrá este domingo el corazón dividido. Sin embargo, el excentral cántabro explica que, pese al cariño que le profesa a Pontevedra y a Atlético de Madrid, tiene un claro deseo: el triunfo del equipo granate. "Voy con el más necesitado y en este caso es el Pontevedra. Si fuese al revés, iría con el Atleti porque quiero que ambos se metan en el play-off y suban a Segunda División", concede Bahón.

Fede estuvo seis años en la cantera del Atleti como futbolista y otros seis como entrenador. Y allí disfrutó del talento de parte de esta generación del filial. Entre otros, tuvo a sus órdenes a los todavía juveniles Víctor Mollejo y Sergio Camello. "Estuvieron conmigo en alevines", recuerda el cántabro.

Sobre el partido del domingo, el exjugador granate asegura que "el Atlético B no es un filial típico". "Me recuerda mucho al equipo con el que subí yo a Segunda, que fue el último ascenso que tuvieron a la categoría de plata. Éste también es un equipo muy maduro para la edad que tiene y no se va a achicar en ningún campo", recalca.

Pese a este aviso, el excapitán del Pontevedra explica que el conjunto granate "lo está haciendo muy bien de local. Si se pone por delante es sólido y no le empatas. Y de mediocampo hacia delante crea muchas ocasiones". Fede continúa destacando que "es un partido de fase de ascenso y hay que prepararse para eso". "El filial juega con calma y sin prisa y el PCF tampoco debe tenerla para marcar el gol. Es un partido que gusta jugar a los grandes jugadores", finaliza.

La bendición del gran capitán granate
Comentarios