lunes. 24.01.2022 |
El tiempo
lunes. 24.01.2022
El tiempo

Biberones de oro

SANXENXO. Con cinco años ya se puede ir gestando al futuro futbolista, o por lo menos que el niño vaya asimilando las primeras nociones del deporte rey y que se adapta a un campo de juego. En el Portonovo Sociedad Deportiva la generación biberón es parte fundamental de su trabajo de base. Un trabajo que está encaminado a que el niño se familiarice con el balón, que sepa disfrutar con el esférico, y de paso, viva el ambiente de un partido. La creada liga biberón de la Delegación de Pontevedra, nacida el pasado mes de abril, tiene representación portonovense. Todo gracias a la dirección Rubén Gómez Mouriño, un entusiasta del fútbol base y que lleva ya cinco temporadas ejerciendo de maestro de fúturos futbolistas.

Aceptó el reto de llevar a estos biberones del Portonovo SD tras su paso por el Colegio Abrente de Portonovo en la que también llegó a entrenar prebenjamines e infantiles. Sabiendo de sus conocimientos el club de Baltar lo fichó esta campaña para llevar la generación más peque y la respuesta no puede ser más satisfactoria: excelente comunión entre niños y entrenador y una liga en la que ocupa provisionalmente la primera posición con cuatro victorias en cuatro jornadas. Unos resultados que no tienen ninguna trascendencia para el joven técnico que también mata el gusanillo de jugar en el Dorrón, de Tercera Autonómica.

Lleva este equipos "porque siempre es un reto entrenar a niños de esta edad. Intento que se diviertan con esos componentes de aprendizaje. En cada entrenamiento cada uno tiene su balón, y a partir de ahí todo son enseñanzas y que el niño pueda captar el mensaje lo antes posible; hay que ser siempre sencillo en las explicaciones".

A partir de ahí ha diseñado un equipo en el que "quiero que todos los niños jueguen en todas las demarcaciones. Está claro que casi siempre por sus características los adaptas a una demarcación, pero pretendo que todos hayan disfrutado cuando menos una vez de todas las posiciones del campo".

Una docena de niños que entrenan con ilusión dos veces por semana (lunes y jueves) y que "desde septiembre entrenaron siempre con constancia, y casi nunca han faltado. Se notan los cambios desde el mes de septiembre. Es un bloque de niños muy disciplinados, que además también disfrutan con el esférico, y eso unido a tener paciencia, es un coctel que está dando buenos frutos. Yo disfruto y los niños también; que más se puede pedir".

Líder

Un grupo que se divierte con el balón que ya demostró en los siete amistosos que jugaron anterior al comienzo de liga, y que ahora lo refleja con los números de un mes de competición. En la liga de biberon este Portonovo va como líder, con cuatro triunfos en cuatro jornadas, marcando 26 goles y recibiendo solo cuatro en contra. Se vislumbra un mano a mano con la formación de Ponte Arnelas, que es el otro equipo que lucha por el título de liga.

Toda una generación que promete grandes sensaciones, lo está confirmando sobre los campos de juego y ahora solo resta que sigan aprendiendo y que muestren toda su sabiduría y pegada en las jornadas que restan. Es una edad en la que se va asimilando todo y la mayor ilusión de esta generación es seguir divirtiéndose con el balón con independencia de resultados: al niño si que le gusta ganar y jugar bien, pero Mouriño avisa "que eso es normal en el joven jugador. Pero para mi es vital que se diviertan y no lo vean como una gran exigencia. Se ve que disfrutan y eso es lo principal".

Biberones de oro
Comentarios