27-31. Billete directo al play-off

El Cisne Los Sauces cosechó, frente al Handbol Mallorca, su cuarta victoria consecutiva y aprovecha el triunfo del Villa de Aranda ante el Málaga para entrar en puestos de promoción
Furtado, en la fotografía en el partido de ida, fue el máximo anotador del Cisne este sábado. DAVID FREIRE
photo_camera Furtado, en la fotografía en el partido de ida, fue el máximo anotador del Cisne este sábado. DAVID FREIRE

La temporada del Cisne está siendo cuanto menos atípica. Poco queda de aquella esencia a temor que desprendía para los rivales un recién descendido que no supo adaptarse a la categoría –menos aún con una plaga de desgracias y lesiones que redujeron hasta la quimera las opciones de ascenso en la mitad del curso–. Con más vidas que un gato, a falta de tres etapas para el final de la fase regular, el plantel de Jabato sigue soñando por todo lo alto con las esperanzas cosidas a retazos y la carne del alma de gallina después de haberse sobrepuesto a tanto sinsabor. Más, tras superar a un Handbol Mallorca.

Fue un buen arranque de partido el protagonizado por un siete local bullicioso y que parecía rebosante de confianza. Se movió con alegría y dinamismo un equipo que, pese a su falta de acierto en el lanzamiento, encontró un parcial 4-2 gracias a un reparto coral de los goles, con dianas para todos los gustos. Más aún después de la descalificación que vio Etayo por golpear a un rival en el rostro en una acción que pudo marcar el devenir del enfrentamiento.

Fue entonces cuando Jabato pegó un toque de atención a sus jugadores y a los árbitros. Demandó carácter e intensidad el entrenador ciudadrealeño y sus discípulos correspondieron a la demanda de la mejor forma posible. Un parcial 1-7 dejó negro sobre blanco las diferencias entre uno y otro contendiente .

Con Furtado convertido en un enigma indescifrable para una defensa incapaz de frenar su versatilidad, el Cisne levantó el vuelo sobre la isla mediterránea. El caboverdiano desplegó su amplio repertorio de acciones ofensivas con lanzamientos sobre el débil como el que significó la remontada, o entradas por el intervalo además de algún salto sobre la muralla mallorquina. Un ímpetu que le llevó a cosechar siete goles antes del descanso, la mitad de toda la producción cisneista.

Sin embargo, ganar no iba a ser tan fácil. No podía serlo ante un rival que apura sus últimos cartuchos. Quiso Jabato ganar a base de un ritmo endiablado en el que los cambios fueron una forma de vida. Constantes permutas buscando agilidad y chispa en un contexto en el que brillaron los jugadores con mayor desequilibrio individual. Mateo Arias, Delgado o Víctor Fernández encontraron siempre ese cambio de ritmo que les condujo a la meta defendida por Pol Varela.

Pese a ello, el Mallorca también se aprovechó de esas prisas para salir a la contra o dibujar conexiones con un Riera muy activo en el pivote. Así, a falta de tan sólo diez minutos para el final, la distancia de tres goles distaba mucho de ser un sinónimo de tranquilidad (21-24, min. 51). Menos aún con la rigurosidad con la que se manejó el binomio arbitral para beneficio de Vaquer desde los siete metros.

Fue el momento para que Serrano y Víctor Fernández, excelentes en el manejo de la pelota y en la administración de los tiempos, tomasen las riendas en la recta decisiva. A ellos se encomendó Jabato con jugadas al borde del pasivo con el pase al pivote, la entrada de Furtado desde atrás o el balón al extremo como opciones preferentes.

Una de esas vías sirvió a Arboleya para clavar un puñal por el costado y fabricar un 23-28 que sonó a sentencia. Del resto se encargó Mateo Arias, implacable en la segunda mitad del encuentro, dando zancadas hacia la meta de un triunfo que comienza a oler a alargue de temporada.

Ficha técnica
Parciales: 1-1, 3-2, 4-5, 6-9, 8-13, 11-14 (descanso); 14-17, 16-19, 17-21, 21-24, 23-27 y 27-31.

Árbitros: López Martos y Cubas Martínez (Colegio valenciano). Descalificaron con roja directa a Etayo, del Cisne (min. 10). Excluyeron a Rubén Sánchez, Vaquer y Bedia, por el Handbol Mallorca; y a Rodrigues, Calvo, Dani Serrano (2) y Conde, por el cuadro lerezano.

​Incidencias: Polideportivo La Salle. 350 espectadores.

Comentarios