domingo. 05.12.2021 |
El tiempo
domingo. 05.12.2021
El tiempo

Billete para la eternidad: Teresa Portela, a Tokio

Teresa Portela se abraza a su hija tras lograr la clasificación. PATRICIA FIGUEIRAS
Teresa Portela se abraza a su hija tras lograr la clasificación. PATRICIA FIGUEIRAS
Teresa Portela agranda su leyenda al certificar su presencia en los que serán sus sextos Juegos Olímpicos, los de Tokio ► La canguesa, que le había dado a España la clasificación, no dio opción a sus rivales en la primera oportunidad para asegurar el puesto

Las grandes siempre lo demuestran. De un plumazo Teresa Portela despejó, en el caso de que las hubiera, las dudas sobre su presencia en Tokio 2020, en los que serán sus sextos juegos olímpicos. Una hazaña que la colocará en el principal pedestal del deporte español.

Teresa Portela se impuso este viernes por la mañana en el test selectivo nacional de K1 200 metros que se disputó en el embalse de Pontillón do Castro de Verducido.

La canguesa, que en 2019 obtuvo la clasificación de la plaza de la embarcación para España pero que ha tenido que volver a ganarse el billete por el aplazamiento de los Juegos en 2020, venció en la final del selectivo con un tiempo de 42s.292.

Tras ella, finalizaron la asturiana Sara Ouzande (Kayak Tudense), con una marca de 42s.629; la castellano-leonesa Mirella Vázquez (Fresno Ribera), con 43s.972); la gallega Lara Feijóo (Kayak Tudense), con 44s.172; la madrileña Elisa Zapata (Aranjuez), con 44s.386; y la extremeña Teresa Tirado (Iuxtanam Mérida), con 45s.882.

Esta clasificación es la medalla más importante de mi carrera deportiva. 20 años después sigo en la élite mundial

El test fue la demostración de que a pesar de la edad actualmente sigue sin haber una piragüista española que pueda hacer sombra a la canguesa. No dio opción a las dudas y en la primera oportunidad que ha tenido ha logrado su clasificación, en el caso de que no hubiera ganado el selectivo tenía una segunda ocasión en la Copa del Mundo del próximo mes en Szeged.

De esta manera, Portela, que cumplirá 39 años en mayo, participará en su sexta edición de los Juegos. Desde su debut en Sidney 2000, con 18 años, fue quinta en Atenas 2004 y Pekín 2008, se quedó a las puertas del podio en Londres 2012 -cuarta- y terminó sexta en Río 2016.

Así, la de Cangas, ganadora de 15 medallas en Mundiales y 17 en Europeos, se convertirá en la deportista española con más participaciones en los Juegos Olímpicos, superando las cinco de Arantxa Sánchez Vicario, María José Rienda y María Peláez e igualando las de Manel Estiarte y Luis Álvarez Cervera.

"Estoy muy contenta de haber ganado el selectivo, que me da la plaza para poder participar en los Juegos Olímpicos de Tokio. Es un día muy especial para mí porque, una vez que conseguí la plaza en el Mundial de 2019, sabía que podía soñar con participar en mis sextos Juegos, y el viernes se hizo realidad", señaló tras lograr el objetivo.

"Me siento muy agradecida por todas estas muestras de cariño que me están llegando", añadió la pontevedresa, que recuerda que ya toca "pensar en Tokio porque no queda nada". 

Portela no renuncia absolutamente a nada porque sabe que un palmarés tan espectacular como el suyo merece una medalla en unos juegos olímpicos.

EMOCIÓN. Portela aseguró que su clasificación olímpica "es la medalla más importante de mi carrera. Llevo más de 20 años en la élite mundial del piragüismo y eso me emociona", reconoció una feliz palista que nada más pisar tierra recibió el abrazo de su hija y de su marido, el exolímpico David Mascato.

El proceso de selección del viernes también ha establecido las plazas de clasificación en esta prueba para la Copa del Mundo de Szeged y el Campeonato del Mundo y el de Europa 2021, y puntúa para el proceso del K4 500 femenino que acudirá al Mundial y al Europeo de este año.

En Río 2016, el piragüismo fue el deporte que más preseas aportó al medallero español, al conseguir cuatro del total de las 17 obtenidas por el país: los oros de Maialen Chourraut en K1 eslalon, de Marcus Cooper Walz en K1 1000 m y de Saúl Craviotto y Cristian Toro en K2 200 m y el bronce de Craviotto en K1 200 metros.

Teresa Portela se une a Támara Echegoyen como deportistas de la provincia de Pontevedra con billete para la cita olímpica de este próximo verano y que se debería haber disputado el año pasado, pero fue suspendida como consecuencia de la pandemia de la covid-19.

El piragüismo femenino pontevedrés podría ampliar la relación de participantes en el caso de que Antía Jácome consiga plaza en C-2, prueba en la que es favorita después del gran Campeonato del Mundo que hizo en 2019 en Szeged (Hungría) y en el que se quedó a las puertas de alcanzar la clasificación.

Billete para la eternidad: Teresa Portela, a Tokio
Comentarios
ç