domingo. 15.09.2019 |
El tiempo
domingo. 15.09.2019
El tiempo

El brasileño que sueña con hacer grande al Moraña

Fabio, junto a un jugador del Moraña. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Fabio, junto a un jugador del Moraña. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Fabio Oliveira busca su primer gran éxito como entrenador de sénior de la mano de un club en crecimiento, que es líder de Segunda Autonómica

Llegó hace 23 años como futbolista y en 2014 dio el salto a los banquillos de equipos sénior, en busca de una reputación que ya había adquirido como jugador y como técnico de base. Fabio da Silva Oliveira (Brasil, 1979) quiere crecer de la mano del Moraña.

Germán Rúa y su directiva ficharon a Oliveira en el verano de 2017 para que ejerciese como coordinador de un proyecto ambicioso. El Moraña acumulaba dos décadas entre Segunda y Tercera Autonómicas. Sin pena ni gloria. Era el momento de apostar fuerte. Y confiaron en él.

El pasado curso, con Fabio de director deportivo, el equipo rojillo se quedó a un partido de subir a Primera, tras caer en la fase de ascenso ante el Salvaterra. Y este año, el objetivo es acercarse de nuevo a la categoría superior. Tras un inicio dubitativo, lleva cinco victorias seguidas y 12 en los últimos 14 choques. "Ojalá podamos ascender directos. La fase es infartante", reconoce el brasileño, que sueña con reverdecer viejos laureles del Moraña y, de paso, que su carrera avance: "Estoy preparado para todo. Este es el paso que me falta y quiero lograr algo importante. Si puedo acabar entrenando más arriba, genial. Si no, en el Moraña estoy muy feliz".

Trayectoria. Una vida entre el fútbol y el sala
Fabio Oliveira aterrizó en España en el año 1996 para jugar al fútbol sala en Barcelona. Luego, tras pasar por Ourense y Vigo, le llamaron de Canarias (donde comenzó a formarse como entrenador de base) para firmar por Las Palmas B, de fútbol once. Vecindario y Orientación Marítima, en Segunda B, fueron los siguientes equipos del trotamundos brasileño, que luego regresó a la Península para fichar por el Pinatar de Tercera. El Cartagena le vio y le llamó para que regresase al fútbol sala, antes de su vuelta a Galicia, de nuevo al césped, con Porriño, Villalonga o Rápido de Bouzas, con paso intermedio por Mieres.

El brasileño que sueña con hacer grande al Moraña
Comentarios