sábado. 20.07.2019 |
El tiempo
sábado. 20.07.2019
El tiempo

En busca de la estabilidad defensiva

Adrián León y Víctor Vázquez, en un partido contra el Sanse. RAFA FARIÑA
Adrián León y Víctor Vázquez, en un partido contra el Sanse. RAFA FARIÑA

El club no acumula dos temporadas con los mismos zagueros titulares desde el último ascenso

Campillo, Capi, Pablo González, Bruno, Portela, Goldar, Adrián León, Darío Flores y Víctor Vázquez. Nueve han sido los centrales que han vestido la camiseta del Pontevedra Club de Fútbol desde su último ascenso a Segunda B. Y eso sin contar a Jacobo Trigo o a David Castro, que han ejercido en muchas ocasiones como defensor en el eje de la zaga. En cuatro temporadas, el equipo granate no ha sido capaz de lograr una estabilidad en el centro de la defensa, ya que no ha mantenido a su pareja de zagueros más utilizados durante al menos dos temporadas.

Con Pol Bueso y con Gorka Santamaría en la recámara, el PCF busca añadir cemento a su zaga y, de paso, estabilidad. Porque aunque el perfil buscado es el de un defensor veterano, los nombres manejados por la dirección deportiva del club no equivalen a fichajes cortoplacistas. Pese a superar la treintena, si el futbolista que llegue funciona, la opción de ampliar la prolongación será real.

Este verano, el Pontevedra ha dado un paso importante en pos de la estabilidad, con la renovación de Víctor Vázquez por dos temporadas. Una estabilidad, hasta ahora no encontrada, ya que pese a que el PCF pretendía la continuidad de Adrián León, principal pareja del marinense el pasado curso, finalmente éste no aceptó la oferta granate y acabó fichando por el Lleida.

MUCHOS CAMBIOS. La marcha de Adrián León fue similar a la de Darío Flores y Adrián Goldar el pasado curso o a la de Trigo hace dos veranos. Incluso a la del ahora retornado Campillo. Han sido jugadores con los que el Pontevedra contaba a través de un interés (mayor en unos casos y menor en otros), pero que finalmente, decidieron seguir su carrera en otro lado.

Mientras, con Portela, Capi y Pablo, el PCF dejó de contar. Un caso curioso fue el de Bruno Rivada, que se fue en enero de 2018 al disponer de una propuesta del Mirandés, que pagó un pequeño traspaso al club pontevedrés.

De este modo, en la última temporada, Víctor Vázquez fue el futbolista de la defensa más utilizado. Jugó 34 partidos. Su compañero más habitual fue Adrián León, que disputó 31 encuentros.

El cántabro también fue uno de los hombres más empleados por Luismi y por Luisito durante la temporada 2017-2018. Jugó 32 choques. Goldar fue el central más empleado por los dos técnicos que estuvieron al frente del banquillo de Pasarón, ya que entró hasta en 33 ocasiones al césped. Sin embargo, ese curso también contó con mucha participación de Castro, que acabó asentándose tanto en el lateral izquierdo como en el puesto de central zurdo. Otros que también tuvieron cierto protagonismo fueron el citado Bruno y Víctor Mongil, ambos desvinculados del club a mitad de curso. En su lugar llegó el uruguayo Darío Flores, que participó en diez encuentros y renovó automáticamente. Él hubiese dado continuidad a la pareja con León, pero decidió quedarse en Uruguay.

Mientras, hace dos cursos, el año que el Pontevedra se metió por última vez en el play-off de ascenso, Portela, Bruno y Jacobo Trigo fueron los futbolistas más utilizados en el eje defensivo. El primero de ellos jugó 27 encuentros, el canterano granate 32 y el futbolista llegado del Logroñés, 40 (aunque muchos de ellos como mediocentro). De hecho, en muchas ocasiones, los tres conformaron conjuntamente la línea defensiva. Finalmente, tan solo Bruno renovó, aunque se fue a los seis meses. Tuvo una participación más testimonial Capi, el único central que continuaba del curso anterior.

Por último, la temporada 2015-2016, la primera en Segunda B tras la travesía por Tercera División, es la última que rompe la dinámica. El Pontevedra no solo jugó con los centrales más habituales del curso anterior, sino que mantuvo su eje de la zaga al completo. Campillo y Capi fueron los más utilizados por Luisito, que también contó con Pablo González y Bruno Rivada, presentes la temporada anterior, en la que se ascendió.

En busca de la estabilidad defensiva
Comentarios