martes. 19.10.2021 |
El tiempo
martes. 19.10.2021
El tiempo

En busca del fortín perdido del Pontevedra

Aficionados del Pontevedra animando al equipo en el primer partido de este curso, ante el Compostela. RAFA FARIÑA
Aficionados del Pontevedra animando al equipo en el primer partido de este curso, ante el Compostela. RAFA FARIÑA
El equipo ha sumado menos de la mitad de los puntos disputados en Pasarón en las últimas dos temporadas ► La regularidad como local fue clave en los últimos éxitos granates

Pasarón ya no es lo que era. Al menos, en las dos últimas temporadas. Y es que el Pontevedra Club de Fútbol ha sumado menos de la mitad de los puntos que se han puesto en juego en su estadio en las campañas 19-20 y 20-21. En concreto, tan solo se ha quedado con el 49%. Es decir, los rivales han conseguido más puntos en el feudo a orillas del Lérez que el propio conjunto granate.

Repasando el historial pontevedrés reciente, la buena o mala dinámica del Pontevedra Club de Fútbol a lo largo de la campaña suele ir íntimamente ligada a su rendimiento como local. En las dos campañas precedentes, el equipo fue incapaz de hacerse poderoso en la Boa Vila. Y eso se vio reflejado en la clasificación final, con un decimoquinto y un noveno puesto como resultado definitivo. Aunque estas posiciones presentan el asterisco del peculiar sistema de competición del pasado curso (no jugaron todos contra todos) y de su predecesor (la liga se cortó en marzo), lo cierto es que el balance de esas dos últimas temporadas no es ningún caso positivo. Como tampoco lo son sus resultados locales.

En la última temporada el PCF logró tan solo 19 de 39 puntos posibles, un 48,7%. De 13 partidos, sus rivales lograron llevarse la victoria en cuatro. Es decir, perdió casi el 30% de sus encuentros. Mientras, la campaña 19-20 estuvo marcada también por la irregularidad del equipo como local: disputó 14 encuentros y perdió cinco. De nuevo casi un tercio. De los 42 puntos que pudo lograr, tan solo amarró 21. Exactamente la mitad. Un bagaje muy escaso y que acabó por situarle en la mitad de la tabla y con una compleja remontada por delante que nunca se llegó a poder producir por el estallido de la pandemia.

70%, ÉXITO. De este modo, en las dos últimas temporadas se rompió una tendencia que solía ser positiva: la buena dinámica como local. Una buena dinámica que precisamente permitió al equipo pontevedrés estar muy cerca del play-off del ascenso al término de la 2018-2019. Aquel curso, el PCF quedó sexto y tan solo perdió un partido en Pasarón: el último y decisivo ante el Atlético de Madrid B. De los 57 puntos posibles, logró 40. Es decir, un 70%. Ese 30% que se quedó en el limbo se explica por los numerosos empates (siete). Pero era evidente que sumar en el coliseo granate no resultaba sencillo.

Tampoco lo fue en el último año de Tercera (2014-2015), donde el equipo clavó ese 70% de éxito en casa, aunque con dos derrotas más de las que llegarían cuatro campañas después en la citada 2018-2019. En total, el equipo hincó la rodilla tres veces, dos de ellas aún con Manu Fernández.

Otra temporada de éxito rotundo fue la 2016-2017. El equipo de Luisito logró colarse en el play-off de ascenso a Segunda, impulsado por sus registros como local. Ganó el 78,9% de los puntos que se pusieron en juego en Pasarón (45 de 57) gracias a un inicio con nueve victorias consecutivas. Ya en la segunda vuelta, el Racing de Santander y el Celta B fueron los únicos equipos capaces de triunfar en la capital de las Rías Baixas.

Ni siquiera fue fácil ganarle un año antes, en la —casi— fatídica campaña 2017-2018. Aquel curso el PCF tuvo que certificar su permanencia en el último partido, pero solo cedió tres victorias a sus enemigos. Una vez más, los empates (nueve) lastraron al equipo, que sumó más puntos en su estadio de los que dejó escapar: el 52,6% (30 de 57). Unas cifras que son exactamente idénticas a las de la temporada 2015-2016, la primera en Segunda B tras el ascenso. Aquel curso, el PCF se desinfló en la segunda vuelta hasta acabar noveno. Pese a ello, también sumó el 52,6% de los puntos, aunque con más derrotas (cinco) y más victorias que las que cosecharía dos temporadas más tarde.

MEDIA INGLESA. Así, resulta evidente que el hacerse fuerte como local es una garantía de éxito para el Pontevedra. Pero también lo suele ser para la gran mayoría de clubes. Y es que sin contar la pasada campaña por sus especiales condicionantes, los conjuntos que se clasificaron para el play-off en el Grupo I de Segunda B en las últimas cuatro campañas promediaron una cosecha del 75% de los puntos jugados en casa. Es decir, la media inglesa de victoria más empate trasladada exclusivamente a los partidos de local. Encabeza la lista el Baleares de la 19-20, con un 89% de puntos logrados, y tan solo el Fuenla del 2018 hizo promoción de ascenso con menos del 60% (56,1%).

Por lo tanto, tras comenzar con un agrio empate ante el Compostela su andadura en casa este curso, el Pontevedra buscará comenzar a promediar buenos dígitos como local ya desde este domingo ante el Leganés B. Recuperar el fortín de Pasarón será clave si quiere volver a sonreír al final de la temporada.

En busca del fortín perdido del Pontevedra
Comentarios
ç