domingo. 17.10.2021 |
El tiempo
domingo. 17.10.2021
El tiempo

El PCF, en busca del último alivio por la permanencia

Damià Sabater durante un entrenamiento del Pontevedra. RAFA FARIÑA
Damià Sabater durante un entrenamiento del Pontevedra. RAFA FARIÑA
Intentará derrotar al Sporting B para sellar su objetivo de evitar el descenso a Tercera División ► Luisito no tendrá a su disposición a Víctor Vázquez ni Pitu, ambos sancionados, para confeccionar su alineación

Los últimos resultados han colocado al Pontevedra en una situación de relativa comodidad en su objetivo de la segunda fase, evitar el descenso a Tercera División.

El equipo entrenado por Luisito recibe esta tarde al Sporting B en Pasarón con la intención de solucionar ese asunto y poder empezar a pensar en un futuro mejor. Una serie de combinaciones permitirían al once granate salvar la categoría este mismo domingo. Todas pasan porque el cuadro de la Ciudad del Lérez se imponga en su feudo ante el cuadro rojiblanco, el filial al que más veces se ha enfrentado a lo largo de su historia.

El enfrentamiento lleva cierta carga dramática porque no solo podría conllevar la permanencia granate, sino también el descenso matemático del cuadro visitante, que necesita un milagro para conservar su plaza en la Segunda División RFEF.

Ambos bloques han ido confirmando las expectativas que había sobre ellos al respecto de su rendimiento en la segunda fase. Sin alardes ni brillo, el Pontevedra acumula cinco duelos sin perder y llega al envite después de haber goleado al Covadonga a domicilio. Tres enfrentamientos consecutivos sin encajar dan confianza a la escuadra pontevedresa, que tiene como gran motivación sellar cuanto antes su pasaporte para la nueva Segunda RFEF como mal menor de una temporada que no será recordada con amabilidad.

Mientras, el Sporting B acumula cuatro empates y una derrota en la liguilla actual y once duelos sin obtener la victoria de forma consecutiva, una mala combinación en sus aspiraciones de no caer a Tercera.

Sin embargo, en el duelo de la primera vuelta, el Pontevedra tuvo grandes dificultades y salvó la igualada en la segunda parte, por lo que la confianza excesiva no ha lugar, menos si se tiene en consideración cómo ha ido la temporada, que concede cero motivos para la soberbia pontevedresa.

Luisito afronta el duelo con dos bajas por sanción: no tendrá a Pitu, suspendido con dos partidos después de su expulsión contra el Covadonga, y Víctor Vázquez, que cumple ciclo de tarjetas amarillas. Ambos deberán verlo desde casa o desde la grada.

Pasarón podrá albergar hasta 3.000 aficionados debido a las nuevas condiciones decretadas por las autoridades para controlar los efectos de la covid-19. Sería un buen regalo para todos los presentes en la grada un alivio en forma de triunfo.

La victoria, primera condición de las opciones de salvación granate en esta jornada

El Pontevedra tiene ante sí la posibilidad de eludir el descenso a Tercera División de forma automática con diversas combinaciones de tres resultados. Pero en todas ellas su prioridad es obtener la victoria este domingo. 

Actualmente, los granates tienen 30 puntos. De ganar, alcanzarían los 33. Si además el Salamanca no gana contra el Oviedo B, se quedaría como cuarto con 26 o 27 puntos y no podría alcanzar en ningún caso a los de la ciudad del Lérez. En ese caso, el peor escenario sería un tercer puesto de los de Luisito en la segunda fase.

De los cinco grupos por la permanencia, solo descenderá el peor tercero. Actualmente es el Las Rozas en el grupo 5, con 26 puntos. Si a las dos condiciones del párrafo anterior se suma que el cuadro madrileño pierde contra el Yugo Socuéllamos y el Atlético B y el Villarrubia (4º y 5º con 25 puntos) empatan entre ellos, el PCF se salvaría matemáticamente. Si se dan dos empates en esos choques, la salvación sería virtual (el Las Rozas tiene -9 de diferencia de goles, y el PCF, +4). 

De no darse esas condiciones, habría que recurrir al grupo 2, en el que el Izarra tiene 27 puntos y -6 y visita al Portugalete. De perder y ganar el PCF, los granates estarían a seis puntos y con una diferencia de goles no inferior a 12 goles. No sería matemática, pero la salvación será virtual.

El PCF, en busca del último alivio por la permanencia
Comentarios
ç