martes. 20.04.2021 |
El tiempo
martes. 20.04.2021
El tiempo

La cara buena del Poio Pescamar vence a la mala

Antía perseguida por una rival en el partido de este sábado. RAFA FARIÑA
Antía perseguida por una rival en el partido de este sábado. RAFA FARIÑA
El equipo se transforma tras el descanso para remontar ante el Ourense Envialia

El Poio Pescamar logró una victoria crucial que le permite mantenerse a rebufo del Futsi. Fue un triunfo sufrido en un encuentro en el que tuvo que remontar un tanto adverso en la segunda mitad ante un gran Ourense Envialia, que le complicó mucho las cosas al equipo de Manu Cossío. El equipo poiense se mantiene firme en A Seca, donde solo dejó escapar puntos en el primer encuentro ante el Roldán, su próximo rival, al que visitará el miércoles en partido aplazado.

Presionó arriba de inicio el conjunto de Manu Cossío, aunque no se sintió excesivamente incómoda la escuadra de Morenín, mermada de efectivos.

Vane respondió bien al primer intento local, firmado por Miri después de una buena finta a su par antes del disparo. La guardameta del Ourense Envialia tuvo que ser asistida tras un golpe en la mano en un lance con Antía.

Una acción de estrategia ejecutada con precisión por el equipo ourensano dio origen al 0-1. Jenny sacó de banda, Iria Saeta, otra ex del Poio, situó la pelota en el segundo palo y allí, a placer, Marta empujó a gol.

Pese a la limitación en las rotaciones, el conjunto de Morenín se sintió a gusto buscando la espalda de sus rivales, trabajó con intensidad y supo resistir las escasas acometidas peligrosas del Poio Pescamar, que dispuso de acciones para empatar antes del intermedio.

Volvió del vestuario más intenso el cuadro de Manu Cossío, que, por medio de Antía, dispuso de dos ocasiones en menos de minuto y medio. Primero usó la puntera y no vio puerta y en la segunda ocasión Vane respondió con el pie a su lanzamiento raso. En la tercera, no perdonó a su ex equipo. En boca de gol, Antía empujó a las mallas un disparo a puerta de Ana Rivera.

La presión del Poio impedía la salida cómoda del Ourense Envialia, que no concretó el 1-2 en un balón al área al que no llegó Carmen, y tras un aviso de Carla y otro de Julia Dupuy, la propia jugadora argentina remachó a la red un despeje de Vane a una gran volea de Miri en un saque de esquina.

Una buena conducción de Clara en el ecuador de la segunda mitad resultó estéril por la buena parada de la portera visitante. Tampoco estuvo eficaz el Poio en una contra en superioridad que Iraia mandó fuera. Y Vane resultó providencial para su equipo en un mano a mano con Ana Rivera en el que le adivinó la intención en el regate.

A falta de tres minutos y medio para la conclusión, optó el conjunto ourensano por el juego de cinco para cuatro con Iria Saeta como portera jugadora. Y Chiky y Marta hicieron lucirse a Silvia Aguete, que impidió el 2-2 en sendos remates del conjunto de Morenín. 
 

Manu López-Cossío: "En la segunda parte fuimos superiores para voltear el resultado"
 

El técnico pontevedrés no quiso esconder el mal primer tiempo de su equipo en un partido en el que "a diferencia del de Copa, en esta ocasión cayó cara". "Creo que hicimos la peor primera parte de la temporada. Mal en ataque, porque no supimos leer su defensa, y mal en defensa, incluso en el balón parado, que es una faceta que dominamos. Pero nos marcaron en una jugada que teníamos hablada".

"En la segunda parte fuimos superiores y volteamos el resultado. Nos faltó cerrar el partido porque tuvimos ocasiones muy claras para no tener que sufrir al final con el juego de cinco para cuatro", destacó Cossío, que espera que el equipo pueda recuperar fuerzas de cara a la exigente semana que le espera.

 

La cara buena del Poio Pescamar vence a la mala
Comentarios
ç