lunes. 28.09.2020 |
El tiempo
lunes. 28.09.2020
El tiempo

Carró, peor de lo esperado

Chalo Carró disputando un partido de Liga Asobal contra el Huesca con el Teucro. DAVID FREIRE
Chalo Carró disputando un partido de Liga Asobal contra el Huesca con el Teucro. DAVID FREIRE
El pivote del Dicsa Modular Cisne acude este jueves al traumatólogo para valorar si debe pasar por el quirófano tras la luxación de hombro que sufrió al caerse en un entrenamiento

Gonzalo Carró, el fichaje estrella del Cisne para esta temporada, acude este jueves a un especialista en traumatología para valorar los resultados de la resonancia a la que se sometió el pasado viernes y tomar así una decisión tras su caída sobre el hombro izquierdo: operar o recurrir a un tratamiento conservador.

Ya han pasado dos semanas desde que el pivote coruñés sufrió una caída entrenando y como consecuencia una luxación en el hombro izquierdo. De primeras, la lesión aparentaba tener un pronóstico alentador, pero tras los resultados de la resonancia Carró ha decidido acudir a un traumatólogo para saber cómo proceder ante una caída que parece ser "un pelín más grave de lo que pensábamos", según explica el presidente del club, Santi Picallo.

El propio Carró confesó haberse sorprendido con los resultados de la resonancia por la falta de dolor tras la caída. "Yo estoy muy bien, no me duele nada y es bastante extraño. Nos llevamos una sorpresa porque llevo desde el primer día sin dolor y era muy raro después de una luxación de hombro", explica el pivote.

Con la visita al traumatólogo, el fichaje del Cisne pretende dictaminar con exactitud la gravedad de su situación y saber cómo proceder en la recuperación. "El resultado sabemos que no es muy positivo, pero era difícil con la lesión que tuve. Ahora hay mil maneras de valorarlo: se puede llevar a cabo una operación, se puede hacer un tratamiento más conservador, pero al final será a juicio del traumatólogo", explica Carró y añade: "Igual el doctor me ve y dice que estoy bien, hay que esperar un poco".

De pasar por quirófano, la rehabilitación se prolongaría y la vuelta de Chalo a las pistas tendría que esperar por lo menos cuatro o cinco meses. "Para nosotros evitar la operación sería lo más conveniente, claro", aclara Picallo, aunque desde el club quieren "lo mejor para el jugador".

Con todo, Carró es consciente de que el tratamiento alternativo para evitar la cirugía también requiere de un tiempo: "Sería menos que una operación pero también se podría alargar, depende de cómo me vaya sintiendo".

En un principio, la liga arrancará en menos de un mes, por lo que el pivote no podrá jugar en el debut del Cisne. Pero la situación del coronavirus no está facilitando la vuelta a la competición y el panorama deportivo pende de un hilo. "Si la liga no comienza en septiembre y empieza en noviembre... ganaríamos en tiempo, claro. Pero hay que ver", comenta Santiago Picallo.

Por el momento al Cisne solo le queda esperar por la decisión de Carró, que dependerá totalmente de la última palabra del especialista.

Carró, peor de lo esperado
Comentarios