martes. 25.01.2022 |
El tiempo
martes. 25.01.2022
El tiempo

David Castro le pierde el respeto a la Segunda B

David Castro presiona a Nacho López en un entrenamiento de esta semana. DAVID FREIRE
David Castro presiona a Nacho López en un entrenamiento de esta semana. DAVID FREIRE

El zaguero zurdo cuntiense se ha consolidado en el Pontevedra en el inicio de su segunda temporada como granate

David Castro se ha hecho mayor en poco tiempo. El jugador cuntiense del Pontevedra Club de Fútbol ha madurado deportivamente hasta convertirse en un futbolista consolidado en la categoría. Su buen rendimiento de la segunda mitad de la temporada pasada ha tenido continuidad en los primeros partidos del presente campeonato. Queda ya lejos su dubitativo comienzo de la Liga 2017-18, sobre el que el propio Castro tiene una explicación.

"Entrei no Pontevedra con moito respecto. Había xente no equipo que eu, que viña de Terceira ou Preferente, admiraba. Xente de moito nivel". El efecto de la intimidación que aquello le producía se fue disolviendo con el paso de los partidos y las experiencias.

"Cando ves que es un máis deles e empezas a perderlles o respecto no bo sentido, gañas en confianza, adáptaste e todo é máis sinxelo. E se che saen as cousas no terreo de xogo, vai todo máis rodado. Para min este ano é un paso moi importante, porque xa empezo de cero coma eles, non veño de abaixo coma o ano pasado", explicó el cuntiense.

El futbolista granate tiene una virtud que le concede muchas posibilidades de jugar: su versatilidad

Algunos buques insignia del vestuario de Pasarón eran referencias para el jugador granate cuando fichó. "Coñecía máis aos da casa, como Edu ou Kevin: futbolistas aos que seguías no día a día, dos que lías cousas, aos que vías na tele. Iso impuña. Despois velos aquí e valoras o feito de que estean tantos partidos na categoría. Eu cheguei novo á categoría e souben que tiña que gañar con traballo o que eles conseguiran co seu. Non é que fosen ídolos, pero víaos cun gran respecto".

OPTIMISMO Y CAUTELA. Ante el nuevo curso, Castro demuestra optimismo, aunque visto lo que aconteció en el pasado, también es cauto. "Sempre dixen que marcarse obxectivos moi ambiciosos pode volverse contra nós, pero non podemos negar que é unha temporada ilusionante. O primeiro é chegar aos 45 puntos e de aí mirar cara arriba. Intentaremos que este ano non se sufra tanto".

El futbolista granate tiene una virtud que le concede muchas posibilidades de jugar: su versatilidad. Se adapta al centro de la zaga o a la banda izquierda. Y encima, no es propenso a la rebeldía.

"Se quedo fóra porque é o mellor para o equipo e vencemos, perfecto. O ambiente ao final é moito mellor se vences", resumió el defensa del once pontevedrés.

Uno de los factores que señala como claves del actual equipo es el aire que se respira en el vestuario. "Hai un grupo espectacular, un ambiente moi san. Esperamos que as vitorias permitan que iso se prolongue durante todo o ano".

El conjunto de la ciudad del Lérez está concentrado en su nuevo compromiso del fin de semana. "Esperamos un filial con bo trato do balón. Vai ser un partido moi complicado contra un adversario moi dinámico. Pero en Pasarón debemos ir a polos tres puntos sen especulacións".

David Castro le pierde el respeto a la Segunda B
Comentarios