viernes. 15.11.2019 |
El tiempo
viernes. 15.11.2019
El tiempo

Cien años: tres estadios

Pasarón se vistió de gala para estrenar su última reforma hasta el momento, durante el play off de ascenso a Segunda de 2010. DAVID FREIRE (ADP)
Pasarón se vistió de gala para estrenar su última reforma hasta el momento, durante el play off de ascenso a Segunda de 2010. DAVID FREIRE (ADP)

Del campo de Pasarón de 1919 nada queda salvo su ubicación. Con el derribo de la vieja grada de Preferencia en 2008 se decía adiós a la última ‘referencia’ del estadio original, que a lo largo de sus cien primeros años de vida registró tres grandes cambios y varios lavados de cara.

El Pasarón propiedad de Paz Andrade se mantuvo fiel a la idea original hasta finales de los años 50 del siglo pasado. El ascenso del Pontevedra CF a Segunda División, en junio de 1960, provocó el primer cambio en el estadio.

El ascenso, calificado como una hazaña y el triunfo de un pueblo debido a la masiva movilización a León, donde se disputó el partido de desempate con el Burgos, planteó numerosos retos al club granate. Uno de ellos era adecuar sus instalaciones a la nueva categoría.

El Ayuntamiento, con Filgueira Valverde como alcalde, había adquirido los terrenos de Pasarón, pero no disponía de liquidez para afrontar las obras de inmediato. La recién estrenada junta directiva con el doctor Domínguez Rodríguez consiguió, tras un trabajo intenso, que 50 industriales de la capital se presentasen en la Caja de Ahorros Provincial de Pontevedra para avalar un crédito por el montante de todas las obras (5.566.000 pesetas). Con el tiempo, cumpliendo con la palabra dada y figurando ocasionalmente como alcalde en funciones el teniente de alcalde Sr. Peláez, el crédito pasó a ser responsabilidad del Ayuntamiento y los 50 decididos pontevedreses quedaron liberados de la deuda.

La primera gran reforma de Pasarón le costó al Ayuntamiento cerca de 33.000 euros (5.566.000 pesetas de 1960)

El contratista Rodolfo Lamas fue contagiado también por la euforia reinante; él fue el elegido para la primera y más importante remodelación de Pasarón y las obras (con las que el campo quedó con la estructura hasta la reforma iniciada en el verano de 2006) comenzaron (quedaban 28 días para el inicio de la liga) sin ninguna garantía escrita y con su aportación económica hasta que los trámites financieros, siempre lentos, quedaron zanjados.

Como consecuencia de la reforma no se pudo disputar el ll Trofeo Luis Otero. A lo largo de los años sesenta las obras continúan. Se amplían las gradas, se cubre Preferencia.

En Primera División el estadio de Pasarón fue dotado de las torretas de iluminación artificial, que fueron reforzadas y mejoradas en el año 98 con motivo de un España- Suecia de la categoría sub 21. En esas obras también se mejoran los vestuarios, las cabinas de prensa y los accesos de Tribuna, además de retirar las vallas metálicas sustituyéndolas por láminas de metacrilato y de instalar asientos en Tribuna y Preferencia.

La anterior remodelación parcial se había producido con motivo del Mundial celebrado en España en 1982, para que Pasarón pudiera ser el campo de entrenamiento de la selección italiana (la presencia del combinado transalpino reportó buenas cantidades económicas para el club), que a la postre se proclamó campeona. El Concello financió unas obras que consistían en la remodelación de los vestuarios.

En los años ochenta -en pleno apogeo del club granate a raíz de su deseado ascenso a Segunda B en 1984- también se habló de la posibilidad de que la grada de Sur fuera cubierta, pero esa pretensión y esa promesa municipal realizada por el alcalde Rivas Fontán tampoco se hizo realidad.

Durante las décadas de los ochenta y noventa del siglo pasado y el primer lustro del XXI sobre el campo de O Burgo hubo numerosos rumores y deseos, pero no culminaron hasta el año 2003, cuando se hizo realidad el proyecto de reforma íntegra del campo. Las obras comenzaron el 18 de julio de 2006, cuando empezaron a derrumbarse los dos fondos. En agosto del año siguiente, 2007, se tiró Tribuna y el 3 de noviembre de 2008 empezó el proceso que culminó con el adiós definitivo a la última parte del viejo campo.

La desaparición de Preferencia dio paso al nuevo campo. La reforma completa entró en funcionamiento en mayo de 2010 con motivo del partido que el Pontevedra CF disputó con el Oviedo correspondiente al play-off de ascenso a Segunda División A.

Las dos torres de Pasarón
Los aficionados granates también recordarán que durante muchos años la torre del marcador estuvo situada en la grada de Sur, al ser remodelada la grada de Norte en 1969. Su retorno a esa zona no se produjo hasta finales de los años 70. Desde ese entonces en el estadio convivieron dos torres , aunque la de Sur cayó en desuso.

Rumores
A finales de los ochenta comenzó a surgir la demanda de la construcción de un nuevo estadio. Se habló de reforma y en el mandato de Cobián Salgado estuvo a punto de fraguarse dicha construcción en la zona de A Xunqueira de Alba y después en Valdecorvos.

Cien años: tres estadios
Comentarios