miércoles. 20.01.2021 |
El tiempo
miércoles. 20.01.2021
El tiempo

El Cisne quiere regalarse una victoria en su regreso a casa

Nekrushet junto a Santi Picallo en su presentación, en el Municipal. JAVIER CERVERA
Nekrushet junto a Santi Picallo en su presentación, en el Municipal. JAVIER CERVERA
El cuadro pontevedrés busca su segundo triunfo del curso ante un rival directo por la permanencia que acumula cuatro derrotas seguidas

El Cisne Dicsa Modular recibe esta noche en el Pabellón Municipal de los Deportes de Pontevedra al Balonmano Nava, con la sana intención de poner fin a su eterna racha sin conocer el triunfo. El comienzo del conjunto de Jabato pareció ilusionante con el claro éxito frente a un rival directo como el Frigoríficos del Morrazo Cangas. Pero desde aquel día y hasta hoy todo han sido noticias negativas para el bloque pontevedrés.

Tanto, que el retorno a casa, tras cuatro encuentros en la diáspora provocados por los aplazamientos de la etapa de encierro, se convierte en un motivo para sonreír, aunque en las gradas apenas vaya a haber calor.

El punto de la pasada jornada contra el Sinfín de Santander supo a poco, pero cuando menos cortó una tendencia de derrotas, en algunos casos sin competir, que podían derivar en desesperación.

Jabato no podrá contar para la cita con Gonzalo Carró, lesionado desde hace unos meses, ni con Calvo, con un dedo roto, ni con Chapela, baja confirmada en el equipo blanco, que decidió bajarse del tren en marcha debido a que su temor a verse afectado por la Covid19 le impedía mantener la concentración en su desempeño.

Pero además, la incorporación del nuevo lateral cisneísta, Oleksander Nekrushet, deberá esperar para debutar hasta febrero, debido a que participó en la primera vuelta con su equipo de procedencia, el Huesca,

Ante esa circunstancia, el bloque lerezano tendrá que apelar a sus recursos tradicionales para poder hacer oposición al Nava, que en el pasado curso peleó por la permanencia hasta que la Covid19 tocó la campana. En el actual sigue en la misma tendencia, metido en el lío del frío.

El Nava llega a la cita después de haber disputado once encuentros, dos menos que el Cisne Dicsa Modular, y ocupando la antepenúltima plaza, tras ser superado el pasado sábado en O Gatañal por el Frigoríficos del Morrazo. En total, acumula cuatro derrotas consecutivas que lo sumergen de lleno en la batalla por eludir los últimos cuatro puestos de la tabla.

El cuadro castellano acude a Pontevedra con un estilo de balonmano más pausado que el del Cisne, como demuesta su media goleadora, tanto de tantos a favor como de tantos en contra. En el control del ritmo puede estar el triunfo.

El Cisne quiere regalarse una victoria en su regreso a casa
Comentarios