Una cita fiel al ocio y al deporte

En su décimo aniversario el programa Verano HQR! cumple con el objetivo de convertir su campus de rítmica en una referencia y acercar la diversión a los jóvenes de la comarca
El programa Verano HQR! concluyó con el campamento de Manzaneda. ANXO LORENZO / BEATRIZ CÍSCAR
photo_camera El programa Verano HQR! concluyó con el campamento de Manzaneda. ANXO LORENZO / BEATRIZ CÍSCAR

La campaña Verano HQR!, que promueve Diario de Pontevedra a través de su agrupación deportiva, llegó a su final consolidándose como un referente del ocio deportivo de la comarca de Pontevedra.

Durante 17 días se llevaron a cabo el campus HQR! Los Sauces y el HQR!Camp en Cabeza de Manzaneda. De esta manera, se mantuvo fiel a su cita desde que comenzó hace una década.

Hace una década Diario de Pontevedra emprendía la aventura de poner en marcha un programa de campamentos de verano que se ha consolidado en una referencia. El Casino Mercantil fue la sede elegida y en poco tiempo se transformaron en citas habituales para niños de toda la provincia.

En esta ocasión la estación de montaña de Manzaneda fue, un año más, la sede elegida para desarrollar el campamento HQR!CAMP.

Los participantes disfrutaron de la práctica del deporte con un amplio programa de más de una treintena de actividades adaptadas a sus edades y características. Ocio, deporte, convivencia... fueron los pilares básicos del programa promovido por Diario de Pontevedra que tuvo lugar desde el 25 de julio y hasta el 31 de julio.

Se realizaron actividades como natación, pelota canadiense, tiro con arco, la escalada en rocódromo, bádminton, baloncesto, balonmano, fútbol sala, caballos, telesilla, BTT y diferentes opciones de aventura...

Medio centenar de niños participaron en la cita de ocio del Verano HQR! de cuyo programa forma parte, desde 2015, el campus de gimnasia rítmica, que se ha convertido en un referente nacional.

Las participantes no solo disfrutaron del contacto con estrellas de la gimnasia rítmica sino de un amplio programa formativo con clases de ballet, contemporáneo, zumba, samba, preparación física, psicología, gimnasia acrobática, así como numerosas actividades de ocio.

Cartel de auténtico lujo 

La edición de este año del campus de gimnasia rítmica reunió un cartel de maestría de auténtico lujo gracias a la presencia de la entrenadora portuguesa Adriana Castro; la subcampeona olímpica en Río de Janeiro, Artemi Gavezou; la olímpica israelí (séptima en Tokio), Nicoll Zelikman; una de las grandes de la historia del siglo XXI, Anna Rizatdinova y la exolímpica Carolina Rodríguez, que fue la directora técnica.

De todo. Uno de los objetivos del campus de gimnasia rítmica es ofrecer una formación integral a los participantes, por ello se apuesta por un amplio programa de actividades que este año se vio reforzado gracias al acuerdo de colaboración con Ballet de Galicia, dirigido por Diego Landín.

Comentarios