viernes. 23.04.2021 |
El tiempo
viernes. 23.04.2021
El tiempo

¡Cómo cambiamos! Contra el Dépor tras tres meses

Imagen del duelo entre el Pontevedra y el Deportivo, el pasado 5 de diciembre. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Imagen del duelo entre el Pontevedra y el Deportivo, el pasado 5 de diciembre. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Desde el 5 de diciembre muchas cosas han cambiado en los dos equipos, desde la situación en la tabla hasta los dueños del banquillo

Exactamente tres meses han pasado desde que el Pontevedra y el Deportivo se volvieron a cruzar en un partido oficial tras 40 años sin hacer y en dos días volverán a hacer, pero en condiciones muy diferentes a esa jornada 7. Movimientos en los banquillos, en la plantilla y un gran cambio en los objetivos de ambos equipos con respecto a ese encuentro son las grandes diferencias de los Pontevedra y Deportivo en tan solo tres meses.

El mercado invernal dejó cambios en ambos equipos. El Dépor perdió a un hombre clave como Diego Rolan 

Situación competitiva


El pasado 5 de diciembre ambos llegaban a su primer encuentro como dos de los equipos favoritos para terminar en lo más alto del grupo 1, peleando por el liderato y sin conocer la derrota en las seis jornadas anteriores. El Deportivo partía con algo de ventaja al ser el líder con 14 puntos tras cosechar cuatro victorias y dos empates y el Pontevedra lo hacía en segunda posición, con dos menos tras tres victorias y tres empates, además en ese momento los granates tenían en su poder ser el conjunto más goleador (10 a favor) y los herculinos el más efectivo en la zona de atrás con solo un gol encajado.

Ahora la situación es muy diferente, los herculinos se encuentran en la sexta posición de la tabla y el Pontevedra un puesto por debajo, ocupando plazas de descenso, pese a que la diferencia entre ambos sigue siendo de dos puntos, igual que hace tres meses, salvo que ahora los dos acumulan cinco derrotas en su casillero.

Banquillo


Además de la situación liguera, la mayor diferencia en ambos equipos en relación al encuentro de hace tres meses es que sus respectivos no cuentan con el mismo dueño.

Fernándo Vázquez fue el primero de los dos técnicos en ser destituido y lo hizo tras cosechar una derrota en Copa del Rey y dos en Liga ante el Celta B y el Zamora. Su lugar lo ocupó Rubén de la Barrera que llegó para cambiar el rumbo de una temporada de la que se esperaba mucho, pero el técnico coruñés ha conseguido tan solo cinco de los 18 puntos que ha disputado al frente del conjunto herculino.

Casi un mes más tarde el Pontevedra anunciaba el despido de Jesús Ramos como técnico del primer equipo, tras siete partidos sin ganar y, casualmente, después de caer derrotado ante el Zamora, el mismo verdugo que tuvo Vázquez. Luisito fue el elegido para sustituirle, en un gesto que buscaba atraer a la afición y de recuperar el espíritu de una época dorada. Desde la llegada del teense el conjunto granate disputó tres partidos y sumó cuatro de los nueve puntos.

La mayor revolución llegó con la destitución de los dos entrenadores: Fernando Vázquez y Jesús Ramos

Plantilla


Los cambios en el banquillo de Riazor no son los únicos que ha habido desde el pasado 5 de diciembre debido a los movimientos de jugadores en el mercado invernal. El único fichaje externo ha sido el de Raí Nascemento, mientras que Diego Villares, Jorge Valín y Rayco subieron desde el Fabril. En el lado contrario abandonaron la disciplina herculina Rui Costa y Diego Rolan.

En la Boa Vila también hubo cambios con la llegada de Damià Sabater y Pitu, que se sumaron en el mercado invernal. El medio centro ha tenido peso desde su llegada con 430 minutos disputados, mientras que el joven extremo tan solo suma 13 minutos sobre el terreno de juego.

Imagen y sensaciones


En la jornada 7, ambos eran los rivales a batir, mostraban una imagen que si no era totalmente perfecta, hacía temblar los cimientos de cualquier equipo. La situación de la liga era otra y, si bien no era abismal, la diferencia con los equipos de abajo era considerable. Pontevedra y Deportivo impregnaban respeto, pero el paso de las jornada hizo gigantes a los pequeños y enanos a los gigantes.

El empate entre los dos fue el comienzo de dos carreras que, en lugar de seguir subiendo, comenzaron a caer, llevando a un proceso de cambio y a una situación de extrema necesidad como la que se vive este viernes en A Coruña y la Boa Vila.

¡Cómo cambiamos! Contra el Dépor tras tres meses
Comentarios
ç