Los condicionantes del derbi

El Pontevedra visitará al Ourense CF en un encuentro sobre césped artificial y ante un equipo que ha logrado un 90% de victorias en casa ► Para el conjunto local este será el último derbi de la primera vuelta, mientras que los granates todavía tendrán que hacer frente a dos más
Álex González, Mario Gómez, Yelko y Rufo celebrando el gol de este último. JAVIER MERCADILLO
photo_camera Álex González, Mario Gómez, Yelko y Rufo celebrando el gol de este último. JAVIER MERCADILLO

Por segunda vez en lo que va de temporada el Pontevedra CF se enfrentará a un equipo que ocupa el liderato del grupo en busca de dar un golpe de autoridad sobre la mesa en su camino a conseguir el ascenso a Primera Federación, pese a que las circunstancias entre aquel partido en Zamora y este en Ourense son bastante diferentes.

En aquella séptima jornada de competición, disputada el 15 de octubre, el conjunto granate visitaba a un Zamora que era líder en solitario con 18 puntos, siete más que un Pontevedra que se enfrentaba al duro reto de intentar ganar a un equipo que lo había ganado todo hasta la fecha y que llegaba como el gran rival a batir de toda la categoría.

En esta ocasión, ocho jornadas más tarde de aquel partido en el Ruta de la Plata, los de Yago Iglesias visitan este sábado al equipo sensación del grupo, a un equipo que ha firmado hasta la fecha una competición casi perfecta con solo dos derrotas: Zamora y Coruxo, una en casa y otra a domicilio.

Un encuentro entre el primero y el tercero clasificado que, en caso de un triunfo granate y de una derrota o empate del Zamora en Luanco podrían dar el liderato al Pontevedra por primera vez esta temporada. Un derbi gallego convertido en un duelo esperado, señalado en el calendario, con muchos condicionantes y en el cual hay que prestar mucha atención a diversos detalles.

El césped será artificial

Este sábado el Pontevedra visita un Estadio Municipal de Oira de hierba artificial. El campo del Ourense CF es uno de los cuatro con césped sintético que visitará el bloque granate a lo largo de esta temporada. Y es que ya en pretemporada se hablaba de que dos cursos atrás, cuando se logró el ascenso a Primera RFEF, el conjunto pontevedrés había sufrido mucho en este tipo de terrenos de juego y que esta era una de las asignaturas pendientes para esta temporada.

Esta será la segunda visita del año a un césped artificial y, por lo de ahora, las estadísticas no favorecen a los granates. Covadonga ha sido el único escenario visitado por los de Yago Iglesias que no tenía hierba natural y, pese a no ser ese el condicionante principal de la derrota, el Pontevedra no consiguió puntuar.

En Oira tratará de sacarse el bloque granate esa mala sensación vivida en el campo asturiano, consiguiendo su primera victoria del curso en artificial antes de visitar el Nuevo Ganzábal (Langreo) y el Municipal Luis Ramos (Guijuelo), los otros dos campos sintéticos de la categoría en los que todavía tiene que jugar.

Con varios derbis gallegos a la espalda

Otro de los condicionantes es que tanto el Ourense CF como el Pontevedra llegan a este encuentro después de haber disputado varios derbis autonómicos.

El conjunto granate lleva pleno de triunfos ante sus vecinos después de haber conseguido vencer al Coruxo (0-2 en la jornada seis) y al Compostela (3-0, jornada 14). Por su parte el equipo local ha disputado ya cuatro de los cinco derbis autonómicos de la primera vuelta.

El Ourense CF ha logrado en estos enfrentamientos dos victorias, un empate y una derrota, demostrando que son partidos que se le dan bastante bien esta temporada. Todo comenzó con la victoria por la mínima (0-1) ante el Compostela, un resultado idéntico al que consiguió contra el Fabril. El empate lo cosechó ante el Racing Villalbés (1-1), mientras que con el único que no pudo fue con el Coruxo ante el que cayó por 2-1.

Números positivos para ambos en los derbis que tratarán de continuar este sábado en el tercero del Pontevedra y el quinto del Ourense CF.

Las dinámicas de visitante - local

La dinámica de ambos equipos como local y visitante esta temporada es otro de los factores a tener en cuenta para el derbi de este sábado y es que el Pontevedra llega al duelo en la zona alta de la tabla con solo una derrota lejos de su feudo (Covadonga), mientras que logró sumar un punto en tres partidos (Valladolid Promesas, Cayón y Real Avilés) y la victoria en otros tres (Coruxo, Zamora y Marino de Luanco), lo que supone un 42,86% de triunfos a domicilio y un 57,14% de los puntos conseguidos de los que ha disputado.

Por su parte el Ourense CF lleva un 90% de victorias jugando como local y es que de los siete encuentros disputados en Oira solo ha perdido ante el Zamora, mientras que logró el triunfo ante Marino de Luanco, Covadonga, Fabril, Gimnástica Torrelavega, Langreo y Guijuelo.

El Pontevedra visita al Ourense CF en un encuentro con tres puntos en juego que pueden cambiar el orden de la clasificación y acercar al conjunto granate al liderato en un nuevo duelo ante un líder, como ya ocurrió hace ocho jornadas contra el Zamora.

Comentarios