Lunes. 24.09.2018 |
El tiempo
Lunes. 24.09.2018
El tiempo

"Creo que sería un error fijarse en lo individual en vez de en lo colectivo"

Edu Sousa. GONZALO GARCÍA
Edu Sousa. GONZALO GARCÍA

El guardameta habla de las posibilidades de lograr la permanencia en Segunda B y explica lo difícil que ha sido la temporada al ver como las metas planteadas cambiaban con el transcurso de los encuentros

Edu Sousa es uno de los buques insignia del Pontevedra CF. Como capitán de la plantilla, explica en esta entrevista como ha vivido esta temporada y es optimista de cara a los tres partidos que quedan.

Estando fuera de los puestos de descenso, el equipo ya tendrá otra moral, ¿no?
Sí, se vive mejor cuando el equipo está fuera de los números rojos. Esto te da cierta tranquilidad a la hora de trabajar durante la semana, de pensar que las cosas las estás haciendo bien y por eso conseguiste salir de ahí. Somos optimistas de cara a estos últimos tres partidos.

Queda poco para que finalice la temporada, ¿ha sido una de las más duras?
Sí, evidentemente. Estoy de acuerdo en que todas las temporadas tienen sus dosis de dureza y su complicación, porque casi siempre te estás jugando algo. El año pasado todo lo que venía era un premio y la diferencia es que este año el mantener la categoría se había convertido en una obligación. Es algo más duro y algo diferente con lo que tuvimos que aprender a convivir esta temporada a pesar de que el equipo estaba hecho para otras cosas.

Yo también he sido juvenil llegando a un equipo sénior. Lo que más agradeces es que te traten como uno más

¿Cómo se convive con una afición que se ha sentido un poco decepcionada por el hecho de no estar en la zona alta?
Es normal que en este club, un histórico que llegó a estar en Primera y que recientemente en el fútbol moderno estuvo en Segunda División, la afición sea ambiciosa y tenga la ilusión de volver cuanto antes a esas categorías. El año pasado conseguimos algo con lo que nadie contaba, porque el Pontevedra no entraba en las quinielas para jugar un play-off a Segunda y, sin embargo, lo conseguimos. Ese cúmulo de cosas hacen que la afición vuelva a ilusionarse, igual que los jugadores, de cara a un nuevo año como fue este para volver a jugar una fase y, por qué no, optar al ascenso. Al final se torció todo. El fútbol como deporte que es no es matemático. Hay muchas circunstancias que uno no controla y que el fútbol te pone delante y te toca vivirlas y campearlas de la mejor manera que uno sabe. Creo que esa fue la situación de este año.

¿Cómo se sentían cuando hacían buenos partidos pero realmente no sacaban los puntos que merecían?
Es fastidiado, porque cuando haces un buen partido y crees que eres merecedor de la victoria y no la consigues, te vas frustrado. Es tu trabajo y si crees que lo estás haciendo bien y realmente lo haces bien pero no obtienes el resultado que quieres, te frustras, pero no solo es en el fútbol, esto ocurre en todos los deportes, en todas las profesiones... Sientes impotencia. Tienes que volver a buscar soluciones, otra forma de conseguir llegar al objetivo, que es la victoria. Este año hubo muchos partidos en los que jugamos bien y en los que conseguimos que el resultado estuviese a nuestro favor pero finalmente perder y eso nos iba minando poquito a poco y es una situación que se acumula y supone una dificultad para salir adelante.

En esa situación sí que la Copa les ayudó a ver que podían sacar algo positivo fuera de casa.
Sí, a pesar de que la gente pensaba que a priori era una competición que ‘estorbaba’ porque la situación en la liga no era la que queríamos. Al final nos dimos cuenta de que más que perjudicar nos ayudaba, que fuera de casa podíamos ganar, hacer buenos partidos, aguantar el ambiente rival, su campo, los viajes... Creo que fue una de las claves dentro de las muchas que hubo en la reacción del equipo.

Lo que les pido es que por favor mantengan el nivel en estos tres últimos partidos, porque lo vamos a agradecer

Aun así, ¿no estaban agotados con tantos desplazamientos?
Sí, se hace difícil porque son muchos kilómetros que tienes que hacer en el autobús y a veces jugar el mismo día que viajas... Sí es cierto que en las últimas eliminatorias se hizo un esfuerzo por parte del club para viajar en avión, que es bastante más cómodo, más rápido y te desgasta menos, pero esta es la vida del futbolista y hay otras profesiones en las que te tienes que subir a un andamio a siete metros de altura y ahí te estás jugando la vida. Cada profesión tiene su aquel.

Quedan tres partidos, y sobre todo el de la Segoviana de este fin de semana parece que será clave.
Es un partido clave porque es el que tenemos, pero se lo decía a mis compañeros, creo que llevamos jugando partidos clave desde hace dos meses, pero ahora ya no hay tiempo para decir si ganamos este ya está, porque solo queda este y dos más. Lo preparamos como venimos haciendo en los últimos, sobre todo fijándonos mucho en los de fuera de casa.

Como capitán, ¿cómo ha llevado toda esta situación?
La función del capitán creo que no va más allá de estar ahí para lo que el compañero necesite y quiera. Siempre que necesite hablar con alguien o contar algo, ya sea de lo deportivo o de lo personal, que la figura del capitán esté ahí. Somos cinco capitanes que llevamos aquí tiempo y que queremos dar facilidades a los compañeros nuevos. En ese sentido, transmitimos a la gente la tranquilidad que necesitaba esta situación porque no es fácil venir para unas cosas y que de repente tengas que enfrentarte a otras. Desde la capitanía, no solo yo, sino los cinco que estamos ahí, hemos hecho ese trabajo.

También han sido importantes para los canteranos, ¿no?
En ese sentido, yo también he pasado por esa situación, he sido juvenil y he llegado a un equipo sénior y, al final, cuando echo la vista atrás lo que más agradeces y lo que más en cuenta tienes es que te traten como uno más, no que te traten como alguien diferente, alguien que sube, alguien joven. Eso es lo que tratamos de hacer y de transmitirle a los jóvenes, a los gemelos, a Lezcano, a Fernando... A todos los que suben. Que vean que son igual que nosotros y que no hay diferencias en nada.

Creo que llevamos jugando partidos clave desde hace dos meses, pero ahora ya no queda tiempo

¿Cómo ha sido esta temporada para usted? Pese a que no ha terminado, las lesiones le han respetado y ha jugado bastante bien.
Es cierto que falta poco para terminar y ahora la gente tiende a hacer valoraciones, a, entre comillas, puntuar la temporada de un jugador, pero yo soy bastante exigente conmigo mismo y hasta que dentro de tres semanas termine la competición no me gusta sentarme y valorar la temporada y menos individualmente. Me gusta que el objetivo esté conseguido y únicamente pienso en que el equipo se salve y dentro de un mes ya tendré tiempo para sentarme, recordar partidos, verlos y decir lo he hecho bien o hecho mal. Creo que la respuesta a esta pregunta es que no solo yo, sino que nadie se debe fijar en lo individual a estas alturas, sino centrarse en conseguir el objetivo de la permanencia. Creo que sería un error, porque entraríamos en un círculo de egoísmo para esta situación.

¿Qué le diría a la afición para que les apoyen en los últimos partidos?
No me cabe duda de que en Segovia va a haber gente de Pontevedra, que el último domingo el estadio estará como en sus mejores épocas, porque la afición es lo que tiene, siempre que el equipo la necesita responde y lo hace a las mil maravillas. Lo que les pido es que por favor mantenga el nivel estos tres últimos partidos, porque nosotros lo vamos a agradecer, lo vamos a sentir y eso nos va a ayudar a conseguir entre todos la salvación.

"Creo que sería un error fijarse en lo individual en vez de en lo...
Comentarios