jueves. 22.04.2021 |
El tiempo
jueves. 22.04.2021
El tiempo

"No somos tan malos como decían"

Remeseiro, celebrando un tanto en el Municipal. DAVID FREIRE
Remeseiro, celebrando un tanto en el Municipal. DAVID FREIRE
El extremo del Teucro Cristian Remeseiro pide el apoyo de los aficionados en la lucha por la salvación, en un año de transición en el que se está apostando por jugadores de casa y donde el equipo quiere que el Municipal sea una caldera
No atraviesa la Sociedad Deportiva Teucro el mejor momento de la temporada tras conseguir, solamente, un punto de los seis disputados en la segunda fase por la permanencia. El conjunto azul sigue amortizando la renta conseguida en el primer tramo de la competición, pero empieza a ver como los rivales de abajo se acercan peligrosamente y es por ello que los jugadores hacen un llamamiento de calma, confianza y apoyo a la afición.

"No somos tan malos como todo el mundo decía y necesitamos una afición que crea en nosotros, que nos siga apoyando y hacer del Municipal una caldera", asegura el extremo azul Cristian Remeseiro que añade que "somos un equipo joven que necesitamos apoyo y confianza desde fuera y que estén con nosotros en las malas y en las muy malas, que van a llegar".

El jugador teucrista quiso enviar un mensaje para "esa gente pesimista", refiriéndose a aquellos que al principio pensaban que "todo era muy bonito y que creían en el proyecto, pero que a día de hoy están tirando piedras sobre nuestro tejado". Un mensaje claro para algunos sectores de la afición, a los que Remeseiro recuerda que "siempre se pidió que se apostase por la gente de casa y este año se está haciendo, pero lo que necesitamos es un apoyo más general ya que considero que está jugando todo el mundo, está teniendo protagonismo la gente de casa y el proyecto es el que es, una situación complicada para todo el mundo".

El extremo asturiano considera que "la afición debe ser un jugador más", un apoyo extra en cada partido, en donde se necesita que "se acabe de entender el balonmano a la hora de estar en el pabellón". "Queremos que la gente siga viniendo, que se enganche y que entiendan esos momentos de partido en los que tienes que apretar al otro equipo", afirma Remeseiro que asegura que "tú vas a jugar a otro lado y te están comiendo la oreja está todo el pabellón gritando, todos animando y es algo que se nota", por eso pide a los aficionados que "metan esa presión sobre los jugadores rivales para que, incluso, sea más fácil defender. Cuando está todo el mundo encima, te crea dudas y te pone una presión que es muy difícil de sacar ya que es un pabellón entero en contra tuya".

CON MARGEN DE MEJORA. El extremo teucrista también quiso enviar un mensaje de calma asegurando que "hay luz al final del túnel y esto se saca" y que tras el encuentro ante Zarautz "ya nos dan por muertos", y que pese a la buena imagen mostrada ante el Málaga "es una derrota y no quiero saber lo que pensará la gente, pero al final es una piedra más a nuestra mochila".

Convencido de que el rumbo se puede reconducir, recordó que quiere mandar "un mensaje de optimismo, de que somos un equipo que peleamos toda la semana con la misma intensidad y garra de en los partidos y por eso creemos que es posible ya que una plantilla, a priori mediocre, está dando la cara contra todos los equipos de la categoría".

El Teucro busca salvar un año complicado y, con todavía margen de error, el extremo Cristian Remeseiro no quiere que los aficionados dejen de confiar en las opciones de salvación ya que, mientras las matemáticas lo hagan posible, los jugadores pelearán por lograrlo.

"No somos tan malos como decían"
Comentarios
ç