domingo. 05.07.2020 |
El tiempo
domingo. 05.07.2020
El tiempo

Cuando parar no es una opción

Dobarro durante una sesión con un jugador arlequinado. DP
Dobarro durante una sesión con un jugador arlequinado. DP
David Dobarro explica cómo continuar la recuperación de una lesión en la cuarentena ►El readaptador asegura que el seguimiento y la psicología se vuelven fundamentales

Los deportistas con lesiones de larga duración, algo bastante recurrente durante una carrera, necesitan llevar una férrea rehabilitación con profesionales para finalizar la recuperación en los plazos establecidos y evitar una recaída de la misma dolencia .

Sin embargo, durante la cuarentena provocada por la Covid-19 parece complicado llevar a cabo una recuperación completa, por lo que el deportista que se encuentra en plena lesión puede sufrir un retraso en los plazos establecidos y esto puede repercutirle en su estado de ánimo y, por consiguiente, en su buena o mala recuperación.

"Cambiamos los ejercicios y los estímulos para que la estructura lesionada no se acomode"

El readaptador y fisioterapeuta del Arosa SC, David Dobarro, asegura que no es sencillo llevar una recuperación durante el momento actual que vive el país y que a los profesionales de esto "nos gustaría llevarlo con un poco más de control presencial, pero sabemos que es complicado".

Dobarro destaca que el procedimiento varía bastante dependiendo de la "lesión que haya tenido y en que momento de la recuperación se encuentra. Es decir si está en una primera fase o una intermedia".

Si la dolencia es reciente y se encuentra en la primera fase el trabajo será más complicado ya que "hay que tener un control asistencial ya que deberemos ir incorporando ejercicios y estímulos progresivamente para que no haya después complicaciones a la hora de la evolución".

En esta fase el deportista debe estar más controlado por parte del profesional "y la verdad es que en estas condiciones es un poco difícil". Dobarro asegura que, en este caso, lo normal sería tomar algunas medidas extra que "pueden pasar por hacer un seguimiento cada dos días por videollamada, entre otras".

"Nos gustaría llevar las recuperaciones con un poco más de control presencial, pero sabemos que es complicado"

Por otro lado si el deportista lesionado ya se encuentra en una fase más avanzada de la recuperación (lo que se suele conocer como fases finales), el trabajo se vuelve menos complicado y, aunque exige un control de la situación, no es tan exhaustivo. "Los que tengo yo ahora mismo están trabajando conmigo y con el preparador físico las metodologías con las que vamos avanzando", explica David Dobarro sobre el método de trabajo que establece durante estos días.

El fisioterapeuta arlequinado destaca que, lo que hace es ponerse en contacto con los lesionados y "vemos que podemos cambiar de los ejercicios" para así poder "variar el estímulo que le queremos dar". Estos cambios permiten que "la estructura lesionada no se acomode y, además, permite que el deportista tenga nuevas tareas que le supongan un cambio".

FEEDBACK. Teniendo en cuenta que es una situación complicada, que los plazos de lesión se alargan debido al corte casi total de la recuperación y que el deportista puede verse afectado por una falta de sesiones diarias, es muy importante que el readaptador y el lesionado mantengan un contacto permanente.

"Es importante hacerle el mayor número de recomendaciones posibles, estar pendiente y establecer un feedback para que vea que todo lo que pueda avanzar por su cuenta va a ser beneficioso", asegura Dobarro que quiso dejar claro que, pese a que el deportista, debe hacer los ejercicios por su cuenta debido a la situación estos deben "estar monotorizados por nosotros lo máximo posible".

El trabajo de un readaptador no descansa pese a la cuarentena. Estudiar el cambio de ejercicios, mantenerse en total contacto con el lesionado y monotorizar cada uno de los movimientos serán fundamentales para que el trabajo de recuperación continúe activo y el deportista vuelva en las mejores condiciones posibles.

La clave. La importancia de la psicología
Uno de los factores que se vuelven fundamentales es la cabeza. Si ya en condiciones normales la psicología es importante durante la recuperación de una lesión, en un momento como el actual más todavía.

"Al final si la cabeza no está bien, el cuerpo no responder", afirmó David Dobarro que quiso destacar que el ejercicio mental es tan importante como el físico.

Los readaptadores también forman parte de este aspecto de la recuperación, mostrando al deportista lesionado que no está solo en ningún momento.

"Si el deportista ve que estás en contacto con él, que te preocupas, que buscas ejercicios nuevos y estímulos, le ayudará a estar más centrado, a hacer un seguimiento y a que le de más importancia", reafirmó Dobarro que es consciente de la importancia de la mente en momentos como el actual, donde el exceso del tiempo libre permite a la cabeza pensar de más.

Los readaptadores se vuelven apoyos incondicionales durante estos periodos e incluso es importante "que le puedas dar recomendaciones para su día a día".

Cuando parar no es una opción
Comentarios