Jueves. 15.11.2018 |
El tiempo
Jueves. 15.11.2018
El tiempo

Las bajas, cuestión de tiempo y puntería

Portela, Adrián y Mateu Ferrer, en la zona derecha del banquillo del partido de vuelta del play-off del Pontevedra contra el Murcia
Portela, Adrián y Mateu Ferrer, en la zona derecha del banquillo del partido de vuelta del play-off del Pontevedra contra el Murcia
Las bajas concedidas por el Pontevedra han sido a cinco de los siete futbolistas que menos minutos han disputado en Liga ►Solo Iker Alegre, lesionado, y Eneko Eizmendi, cedido por el Albacete, han jugado menos que los hombres de los que prescinde el club

Los minutos jugados no son el principal criterio empleado por un club para prescindir de los jugadores que concluyen contrato al final de una temporada, pero sí uno de los mejores índices para adivinar cuáles serán los futbolistas que causen baja. En los casos en los que una entidad desea contar con alguno de los deportistas menos empleados, es el propio implicado el que acaba declinando la oferta.

En el Pontevedra se ha cumplido esa norma. Cinco de los siete jugadores que no continuarán por decisión propia o del Pontevedra tras la primera toma de contacto entre las dos partes se encuentran entre los que menos han entrado dentro de los planes de Luisito a lo largo del campeonato.

Los cinco tantos logrados por Mateu Ferrer, por debajo de lo esperado por el club, le privaron de una oferta de continuidad

Solo dos han superado los 1.500 minutos disputados en la Liga: Mateu Ferrer y Dani Portela. Los demás están claramente por debajo de esos números. Al margen de los dos futbolistas cedidos que debían regresar a sus conjuntos de origen (Mario Barco y Eneko Eizmendi), hay otros siete que ya saben que no vestirán la elástica granate.

Solo el propio Eizmendi, llegado en el mercado de invierno, e Iker Alegre, lesionado durante gran parte del ejercicio, han estado menos tiempo sobre el rectángulo de juego que la mayor parte de los hombres que han causado baja.

Santi Canedo, fichado procedente del Sevilla Atlético el verano pasado, fue el hombre menos utilizado durante el campeonato. Además de participar en encuentros amistosos y de Copa Federación, el carballés solo pudo actuar en un duelo liguero (contra el Caudal de Mieres en la última jornada): 90 minutos.

El club quiso que permaneciese bajo su disciplina, pero fue él mismo quién rechazo tal posibilidad. En el mercado de invierno habían barajado, tanto él como la propia entidad, la opción de abandonar el Pontevedra, aunque finalmente el joven continuó hasta la conclusión del campeonato.

Canedo, Portela y Ferrer llevaban una temporada en el club; Miki , dos; Capi y Jacobo, tres, y Adrián Gómez, cinco

Miki se despide del Pontevedra Club de Fútbol después de dos temporadas. En la primera de ellas se fue cedido a mitad de curso al Rápido de Bouzas. En la actual sumó 156 minutos y una sola titularidad.

Adrián Gómez completó 428 minutos correspondientes a cinco duelos en los que cubrió las ausencias por sanción de Miguel Loureiro y Bonilla. El capitán llevaba cinco años seguidos en el club: era el único que estaba desde 2012.

Las lesiones fueron el mayor problema de Capi, que solo pudo disfrutar de 832 minutos en Liga, casi todos ellos en la primera vuelta. Era su tercera campaña en el PCF.

Jacobo, una de las bajas más llamativas por su protagonismo en el play-off, sumo 1.104 minutos en el presente curso, el tercero seguido en el club de Pasarón, el cuarto en total en su carrera.

También llama la atención que Portela no siga, tras haber disputado 1.883 minutos ligueros en su primer curso como granate. El club apuesta claramente por reforzar su defensa. También deberá fichar dos delanteros, al no renovar a Mateu Ferrer, que sumó 2.168 minutos en Liga. De cara a portería tuvo un año muy complicado: solo logró cinco goles.

Las bajas, cuestión de tiempo y puntería
Comentarios