jueves. 19.05.2022 |
El tiempo
jueves. 19.05.2022
El tiempo

Daños colaterales para el Pontevedra

Seoane habla con sus compañeros tras ser sustituido. ADG MEDIA
Seoane habla con sus compañeros tras ser sustituido. ADG MEDIA
En Santiago, el equipo granate cortó su racha de victorias seguidas y ocho partidos después perdió puntos tras comenzar ganando ►Yelko Pino vio la quinta amarilla y Seoane podría estar algo más de un mes de baja

Fue un empate más agrio que dulce, pese a que enfrente estaba el tercer clasificado en su campo, donde todavía no conoce la derrota. Es el peaje que tiene que pagar el Pontevedra por su mal inicio, que le hace perseguir al líder desde que nació la temporada, y por su propia ambición. Una igualada después de seis victorias consecutivas entraba dentro de lo previsto. Pero por el guion del choque, supo más a derrota. Y llegó con daños colaterales.

Las heridas principales tras la batalla en el Vero Boquete tienen forma de ausencias. Diego Seoane, uno de los tres únicos jugadores que había participado en los 18 partidos de liga disputados hasta la fecha, tuvo que abandonar el partido a los diez minutos. El lateral ourensán pisó mal tras un salto y se hizo daño en el tobillo. Tras ser atendido en la banda, trató de continuar jugando, pero tuvo que acabar pidiendo el cambio. Este lunes, el club notificó que el futbolista padece un esguince de grado II que afecta al ligamento deltoideo, situado en la cara interna de su tobillo –une la tibia con los huesos astrágalo y calcáneo del pie–.

A Seoane se le practicó este lunes una primera prueba de imagen que reveló que no padece alteración ósea y tan solo hay un proceso inflamatorio localizado y un hematoma interno. El defensor será sometido este martes a una resonancia magnética que determinará con más exactitud la afectación en su ligamento, pero los primeros pronósticos apuntan a ser algo más optimistas que en el caso de Rufo, ya que no se habla de edema y no existe esa aproximación a esguince grado III que sí sufrió el delantero madrileño. De quedarse solo en un esguince de grado II, el futbolista podría estar de baja algo más de un mes, aunque este martes será la entidad quien determine un período de baja más exacto.

De este modo, el Pontevedra deberá aprender a vivir sin su lateral derecho, una pieza fundamental no solo en el apartado defensivo, sino también en el sistema ofensivo del equipo. El 21 había encajado perfectamente en el rol exigido por Ángel Rodríguez. Más allá de su regularidad durante toda la temporada, en diciembre elevó todavía más su techo con varios pases de gol. De hecho, actualmente es el segundo máximo asistente del equipo, con cinco envíos que acabaron en gol.

En su primera oportunidad –tan solo había jugado el tiempo añadido contra el Ceares– de la temporada, Santi Figueroa notó su inactividad y sufrió ante el Compostela, sobre todo a nivel defensivo. Pese a su actuación dubitativa, el canterano fue entonándose poco a poco y acabó teniendo algo de peso en la parcela ofensiva del equipo. Ahora, todo hace indicar que deberá asumir la responsabilidad durante las próximas semanas y demostrar que tiene nivel para la Segunda RFEF, después de haber tenido minutos en las dos últimas temporadas en una división superior como la Segunda B.

Pero la baja de Diego Seoane no será la única de sus futbolistas fijos con la que tendrá que lidiar Ángel Rodríguez el próximo domingo ante un Móstoles en buena dinámica. Y es que Yelko Pino vio la quinta tarjeta amarilla del curso y deberá ver el encuentro contra el sexto clasificado desde la grada.

Será la primera vez que el preparador leonés tenga que cubrir la ausencia del mediocampista vigués, que se ha hecho con las llaves del equipo desde el eje central. Al principio de la temporada, Rodríguez apostó por un 4-3-3 con Abelenda y Romay como interiores, custodiados por Javi Rey. Ante la ausencia de Yelko Pino, el cuerpo técnico podría volver a repetir esa fórmula o bien dar entrada a Rufo en el once para retrasar a la posición de Pino a un Abelenda que, desde la lesión del 9, estaba actuando como segundo punta.

EL FIN. Más allá de las bajas, el empate hizo que el Pontevedra dejase en seis su racha de victorias consecutivas. Es la segunda mejor marca del siglo XXI y se queda a una del récord, en Tercera (2011-2012).

Además, dejó de ganar un partido en el que se adelantó en el marcador, algo que no sucedía desde la visita al Unión Adarve, ocho jornadas atrás. Precisamente ese hecho le hizo no ser capaz de aprovechar el pinchazo del líder, que empató tras cuatro victorias seguidas.

Convenio: el Diario y el Pontevedra, juntos un año más

Antonio de Cora y Lupe Murillo, este lunes en la sede de Diario de Pontevedra. DAVID FREIRE

Diario de Pontevedra y el Pontevedra Club de Fútbolcontinuarán un año más colaborando tras renovar su acuerdo de patrocinio. La presidenta del club granate, Lupe Murillo y Antonio de Cora, consejero ejecutivo del medio de comunicación, hicieron el lunes oficial el pacto de renovación tras la firma del convenio en la sede de este periódico.

Ambas instituciones continúan así reforzando sus lazos de colaboración y confianza mutua a través de este enlace que perdura en el tiempo.

Daños colaterales para el Pontevedra
Comentarios