jueves. 29.10.2020 |
El tiempo
jueves. 29.10.2020
El tiempo

David Chapela: "No podría soportar la situación de jugar y luego dar positivo"

Chapela (centro) durante un entrenamiento con Picallo (i) y Andrés (d). JOSÉ LUIZ PICALLO
Chapela (centro) durante un entrenamiento con Picallo (i) y Andrés (d). JOSÉ LUIZ PICALLO
David Chapela explica que decidió no saltar a la pista "por un aspecto personal" ►El central asegura que "el club decidió que fuese una elección personal de cada uno"

David Chapela, que el pasado sábado no jugó el encuentro ante Anaitasuna, aseguró este lunes que no se negó a jugar, sino que tomó una decisión en base a una proposición que el club les puso a los jugadores sobre la mesa de si querían disputar el partido o no.

"Yo no me negué a jugar. El club nos puso sobre la mesa la opción de decidir si jugar o no y yo decidí no hacerlo", explicaba el jugador pontevedrés que asegura que basó su decisión en una situación "personal" y que "si hubiese jugado y por cualquier motivo me hubiese contagiado y hubiese dado positivo, considero que por mi trabajo y mi vida personal el problema podría haber sido mucho mayor. Entonces decidí no jugar".

La elección fue meditada y se la comunicó a sus compañeros y a Jabato el sábado al mediodía, en una reunión programada para que cada uno "dijese su decisión sobre de cara al partido, una decisión libre y personal".

"Estoy muy jodido, pero sé que esto lo voy a superar. Si hubiese jugado y me hubiese contagiado no lo superaría"

"Desde el club había preocupación, ya que sabían que nosotros estábamos preocupados y así se lo manifestamos. Por ese motivo deciden decirnos el sábado a la mañana que va a ser una decisión individual y personal de cada uno. Si al final todos preferíamos no jugar, pues no se jugaba; si alguno decidía no jugar, pues no jugaba. Nos comentan que se entendería cualquier decisión ya que es una situación muy complicada", expone el central cisneísta.

Después de la primera reunión, el Cisne decidió convocar otra antes de salir para el pabellón a disputar el encuentro. En esa cita todos los jugadores exponen que quieren salir a competir y Chapela explica que "teniendo en cuenta que se me está dando la opción y pese a que me va a joder mucho –y me está jodiendo ahora– no jugar y que finalmente todo salga bien o fuesen falsos positivos, sé que no podría soportar la situación de jugar el partido y luego dar positivo".

"Lo que yo decido es conforme a una situación futura que se podía dar", continúa diciendo el central pontevedrés que añade que "al final todo salió bien y yo estoy muy jodido, pero también sé que esto lo voy a superar en algún momento. Y si se hubiese dado la otra situación, no iba a ser capaz de superarla".

El jugador del Dicsa Modular Cisne entiende que "haya gente que no comparte la decisión que tomé". Sin embargo en el club "lo propusieron y lo entienden, sino no darían la opción. Fue una decisión complicada y jodida por el resto del equipo", expone. De la misma manera, él entiende la elección de sus compañeros que decidieron jugar: "Había más jugadores con preocupación, pero quizás por mi situación, o por cualquier otro motivo, puedo tener más miedo que el resto y por ello yo decidí no hacerlo y ellos decidieron jugar el partido".

"Había jugadores con preocupación, pero quizás por mi situación puedo tener más miedo que el resto"

PRECEDENTES. El jugador cisneísta explicaba este lunes que su preocupación comenzó el viernes "justo cuando estábamos cogiendo el autobús para salir hacia de Pontevedra hacia Pamplona". En ese momento, tras conocer los positivos del Benidorm –último rival de Anaita– mediante las redes del equipo valenciano, todos los jugadores "viajamos con un poco de miedo en el cuerpo y con incertidumbre". Fue por ello que hablaron con la directiva para que se ponga en contacto con Anaitasuna. "A medida que se acercaba el partido, les pedimos que hablasen con Anaita, ya que estábamos inquietos y que se informasen de todo lo necesario para aportarnos seguridad", cuenta Chapela sobre cómo ocurrieron los hechos.

Finalmente, y tal y como explicó el pasado domingo Santi Picallo a este periódico, el club se puso en contacto con el equipo navarro "a contrarreloj" y este le aseguró que todo estaba bien y que no existía riesgo para que se disputase el partido. "El club nos informó que habló con Anaita por el tema de los certificados y que habían confirmado que todo estaba bien, que no había peligro", afirma el jugador pontevedrés.

"Sabíamos que era complicado llegar a un acuerdo común de decisión unánime de sí o no, y fue ahí cuando se propuso hacerlo de manera personal y que se iba a entender perfectamente", concluye el central pontevedrés.

Y así fue, David Chapela tomó la decisión de no saltar a la pista del Pabellón Anaitasuna y no disputar el encuentro. Una decisión meditada y basada en una preocupación por su negocio y su vida personal. Más tarde la situación de Benidorm fue aclarada con el conocimiento de que fueron falsos positivos y el central del Cisne se muestra "jodido" por no haber estado con sus compañeros, pero la "preocupación" y el "miedo" le llevaron a ello.

Ahora el jugador cisneísta ya piensa en el próximo encuentro de liga que el Dicsa Modular Cisne jugará frente a Huesca el próximo sábado.

David Chapela: "No podría soportar la situación de jugar y luego...
Comentarios