lunes. 16.12.2019 |
El tiempo
lunes. 16.12.2019
El tiempo

De reojo hacia la enfermería

Campillo con los médicos en el encuentro ante el Baleares cuando sufrió la lesión en el isquiotibial. RAFA FARIÑA
Campillo con los médicos en el encuentro ante el Baleares cuando sufrió la lesión en el isquiotibial. RAFA FARIÑA
Campillo se ha sometido a una ecografía que ha descartado una nueva rotura de fibras en el isquiotibial ►Mejía completó el entrenamiento tras confirmar la cicatrización de su lesión

Las urgencias médicas y los problemas físicos comienzan a ser una tónica habitual en el vestuario granate esta temporada. Por unos, o por otros, cada fin de semana el técnico debe mirar a la enfermería para saber con quien podrá contar y quien no. Esta semana el conjunto granate realizó pruebas a Campillo y Mejía para conocer su evolución tras sus respectivas lesiones.

El pasado domingo, en el encuentro ante el Peña Deportiva, las alarmas saltaron con Alberto Campillo. El defensa central notó molestias en el isquiotibial izquierdo, la misma zona en la que, a principios de temporada, sufrió una rotura de fibras que le mantuvo apartado del terreno de juego.

Tras no entrenar en la primera sesión de esta semana Campillo fue sometido a una ecografía para conocer el alcance de la dolencia y descartar así una nueva rotura fibrilar. La prueba realizada confirmó que no se ha encontrado una lesión fibrilar actual ni hematomas en la zona afectada, sino que sufrió una leve elongación provocada por la lesión anterior.

En la sesión de preparación de ayer el central participó en una parte del entrenamiento con el grupo. Sin embargo, la adaptación completa con el resto de sus compañeros tendrá que ser progresiva para no volver a dañar la zona que ya sufrió la lesión. Cabe recordar que Campillo acortó los plazos de recuperación y regresó al terreno de juego hace cuatro semanas.

Las buenas noticias llegaron para Alfredo Mejía. El hondureño, que no pudo estar ante el Peña Deportiva el pasado domingo por problemas en los isquiotibiales, también se sometió a una prueba para conocer el estado actual de la zona dañada y conocer si podrá estar el próximo domingo ante el Langreo.

El mediocentro hondureño evoluciona adecuadamente. La prueba a la que fue sometida decretó que existe una cicatrización correcta en la zona de la rotura y que no hay hematoma ni edema actual.

Por esto mismo Mejía, que no tiene dolor, ha comenzado a entrenarse con el resto de sus compañeros y mañana se medirá para decidir si puede estar en el encuentro. Tras el día de descanso del martes, el hondureño completó la sesión de ayer, aunque con menos intensidad que sus compañeros

Esta decisión dependerá de las sensaciones del propio jugador al realizar ejercicios físicos y de la determinación del fisioterapeuta del club, Manu Barros y del médico granate, el doctor Barragáns. Además, el propio Carlos Pouso también tendrá mucho que decir en la decisión final.

El técnico vasco ya dejó claro en la última rueda de prensa que con él «nadie va a pasar de la camilla al campo. Sea quien sea». Por ello solo queda esperar para ver si, finalmente, Mejía estará o no.

De reojo hacia la enfermería
Comentarios