martes. 12.11.2019 |
El tiempo
martes. 12.11.2019
El tiempo

Demasiado dolor para recordar el derbi

El banquillo del Teucro durante el derbi del sábado. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
El banquillo del Teucro durante el derbi del sábado. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
La plantilla del Teucro no vio el partido contra el Cisne hasta la primera sesión de análisis de esta semana

Reflexión. Esa es una de las palabras que mejor define el ejercicio realizado por la plantilla y cuerpo técnico del Condes de Albarei Teucro a lo largo de esta semana.

Encontrar explicación al bajo rendimiento del equipo después de tres victorias consecutivas, que le llevaron a la primera posición de la tabla clasificatoria de la División de Honor Plata, fue uno de los principales objetivos de las largas charlas mantenidas en los últimos días.

Uno de los aspectos que el cuerpo técnico hizo hincapié esta semana es buscar explicación al rendimiento dado, algo que consideran sorprendente porque "el equipo iba en línea totalmente ascendente y ha supuesto un frenazo", reconoce Luis Montes. Una de las principales preocupaciones es luchar contra las dudas generadas por la contundente derrota ante el Cisne Los Sauces y especialmente la mala imagen dada.

El dolor de la plantilla era tal que antes de la primera sesión de análisis del partido casi ningún jugador lo había visto por televisión, "algo nada habitual", comenta una voz autorizada del vestuario. "No había necesidad de ver el partido porque los jugadores eran conscientes de su pésima actuación", sentencian.

Para el vestuario la del sábado fue sido una derrota muy dolorosa, incluso más que la cosechada frente al Aranda y no porque fuera ante el vecino sino por la forma. "Los jugadores no tuvieron ninguna gana de ver el partido por su cuenta", recuerda Luis Montes. "Había demasiado dolor", recuerda uno de los pesos pesados del equipo.

"El equipo iba en línea ascendente y la derrota ha supuesto un frenazo... ahora tiene ganas de reivindicarse"

Durante esta semana el conjunto azul ha tenido dos sesiones de vídeo en los que se ha visto el partido y los entrenadores hicieron hincapié en los aspectos determinantes del encuentro. Montes está convencido de que el vestuario tiene claro en qué ha fallado.

Uno de los aspectos que más recalcó el cuerpo técnico ha sido la fortaleza mental y la necesidad de saber afrontar las situaciones complejas que se presentan en un partido. "Con 3-0 el Cisne nos endosó un parcial de 5-0 cuando nosotros pudimos ponernos 4-2 en el marcador".

Otro de los aspectos en los que los técnicos creen que el equipo tiene que mejorar es la gestión de la ansiedad. "La derrota no ha sido por falta de actitud sino de tener demasiadas ganas de agradar", explica el primer entrenador azul que considera que de repente "el equipo perdió el Norte".

Después de la contundente derrota, la situación que vive el vestuario teucrista es muy semejante a la vivida cuando perdió de manera estrepitosa contra el Aranda, pero con la diferencia de que el siguiente compromiso liguero fue 14 días después ya que de por medio hubo compromisos coperos. Es una semana en el que las dudas se han apoderado del entorno del equipo, pero "en la plantilla hay el deseo de demostrar que fue algo puntual", recuerda Luis Montes.

"Hay muchas similitudes porque el equipo mentalmente está en una situación similar porque el equipo sabe que no hizo un buen partido", dijo Luis Montes. En el vestuario existe el propósito de despejar dudas porque recalcan que "estamos en la zona alta clasificatoria".

A Montes le genera optimismo el saber que "los jugadores están entrenando a un nivel muy alto y con un punto de ganas de reivindicarse".

NIVEL. Una reivindicación que pasa por ganar en una de las pistas más complicadas de la categoría de plata del balonmano español porque hace 15 meses que el Antequera no pierde en su propia pista. Un dato que recuerda a lo vivido tras la humillación contra Torrelavega y la eliminación copera. Con ese bagaje el Condes de Albarei se desplazó a Torrelavega para medirse a uno de los serios aspirantes a luchar por el ascenso directo.

Este sábado los teucristas viajan a la cancha de un adversario que tiene exactamente el mismo equipo. Por ello el grupo se aferra al triunfo en tierras cántabras. "Lo que sucedió en Torrelavega nos tiene que dar confianza. Es cierto que el partido del sábado no fue bueno, pero la actitud de esta semana ha sido magnífica".

Pasado el partido del sábado la principal preocupación del cuerpo técnico es el estado físico de Francisco Bujalance y de Bojicic, que acabaron el derbi muy tocados físicos.

El primero sufre una pequeña rotura de fibras en el bíceps izquierdo, mientras que el segundo padece un fuerte esguince en la mano izquierda, que le impidió poder defender como en él es habitual.

Los dos jugadores, piezas claves para Luis Montes, apenas se han podido entrenar a lo largo de esta semana, aunque formarán parte de la expedición teucrista que viaje en avión al aeropuerto Pablo Picasso de Málaga para posteriormente desplazarse en autocar a Antequera.

Demasiado dolor para recordar el derbi
Comentarios