martes. 26.01.2021 |
El tiempo
martes. 26.01.2021
El tiempo

En Pasarón, el rey soy yo: el Pontevedra recibe al Dépor tras 40 años

Rufo busca el balón ante Nacho y Mujaid. DAVID FREIRE
Rufo busca el balón ante Nacho y Mujaid. DAVID FREIRE
Al atractivo por la entidad de ambos se une la situación clasificatoria: son primero y segundo

La carrera deportiva de un futbolista puede estar compuesta por centenares de partidos. Sin embargo, el porcentaje de esos partidos que quedarán grabados en la memoria de uno mismo será, probablemente, infinitamente menor a aquellos que sucedan y, tras un de tiempo prudencial, se diluyan entre otra tanta información del disco duro particular de cada uno. Este sábado, a partir de las 17.00 horas, los once granates que salten al campo, sus compañeros que aguarden desde el banquillo, el staff técnico, los integrantes del club y miles de aficionados vivirán uno de los otros partidos. De esos que se quedan grabados, probablemente, en la memoria colectiva de generaciones. Sobre todo si tal evento tarda otros 40 años en repetirse.

Ambos equipos llegan separados por dos puntos. El que gane saldrá líder

Y es que si el debut en un equipo, un duelo con algo trascendental en juego, derrotas de ingrato recuerdo o eventos en los que las lesiones adquirieron más trascendencia que el resultado son algunos de los causantes de la consolidación en la memoria de momentos tan concretos que marcan una vida, en ocasiones no hace falta apelar a ninguno de esos argumentos para que la memorística haga su trabajo con vistas a la eternidad. El Pontevedra recibe en Pasarón al Deportivo de La Coruña. Y la sola visita en competición liguera del equipo herculino, uno de los nueve grandes de España, es ya de por sí un evento para no olvidar jamás.

Sin embargo, el choque de este sábado es para el Pontevedra mucho más que un recibimiento a un equipo amigo. Y es que el conjunto de la Boa Vila ejerce de anfitrión ante un miembro de la realeza venido a menos y que es un igual. Tal es esa condición de equidad que aunque el Dépor parta en terreno desconocido como gran favorito para volver a la élite, el PCF ha sido capaz de situarse prácticamente a su altura por el momento.

Y precisamente en esa circunstancia radica la trascendencia de un partido de liga regular que en la ciudad lerezana despierta una ilusión de algo mucho más importante ("en condiciones normales, estaríamos cerca de ver un lleno", apuntó Jesús Ramos). Porque, al rey herido que va camino de recuperar su corona, el Pontevedra quiere decirle que en Pasarón, el que manda viste de granate.

El Dépor tan solo ha encajado un tanto. El Pontevedra lleva diez a favor

IGUALDAD. Dos puntos y ninguna certeza más separan al líder del segundo clasificado. Porque aunque el Dépor llega líder, con 14 de 18 puntos en su haber y cerca de 500 minutos sin recibir un solo gol, A Coruña no está contenta con el juego de su equipo. Y Vázquez tampoco: "No apartado de finalización estamos un pouco escasos. Temos que mellorar". No es para menos, pues el cuadro herculino tan solo ha marcado cinco dianas. Rentabilizadas al máximo, eso sí, por su buen hacer sin pelota.

Enfrente estará un Pontevedra al que el empate en Santiago de Compostela le apeó del liderato que ostentaba hasta entonces. Con diez dianas a favor y un caudal ofensivo por momentos notable, se contrapone al Dépor en la zona de finalización. Mientras, en defensa, aunque no se acerca a los guarismos del conjunto deportivista, muchas métricas demuestran que la distancia no es tan grande. Que ni el PCF debería llevar seis goles en contra, ni el cuadro coruñés solo uno.

De este modo, ambos equipos querrán mantener su condición de únicos invictos del subgrupo 1A y seguir sumando puntos al sprint en una carrera a la que cada vez le restan menos kilómetros para llegar a la primera -y trascendental- meta. Por ello, no sería de extrañar un choque marcado por el respeto extremo y muy alejado de un duelo abierto que algunos pronostican por el marcado carácter ambicioso del conjunto granate. El Dépor es un equipo que no sufre cuando tiene la pelota, aunque haga poco daño con ella. Y el PCF es un conjunto que disfruta cuando tiene opción de robarla. Esa podría ser la tendencia de un choque en el que la lluvia ejercerá probablemente como condicionante trascendental. Quizá el líquido elemento, como sus 500 hinchas, sean un punto más a favor del Pontevedra, que quiere mirarse en el espejo de 40 años atrás y negarle el trono de Pasarón al que todos ven como futuro rey.

El último duelo de liga, 40 años atrás en Segunda B, se saldó con un 2-0 

Último precedente: victoria visitante, dominio local
Hace apenas tres meses, PCF y Deportivo se vieron las caras en el mismo escenario. Fue en pretemporada, con victoria 1- 2 para los visitantes tras jugar en superioridad numérica.
"Si vemos algo parecido a aquel partido, será bueno y me iré con sensaciones positivas. Aunque me enfadaré si no ganamos porque siempre quieres los tres puntos", reconoció Ramos.

 

Las bajas: Romay eclipsa a Keko, Derik y Miku
Tres bajas contra una. Y sin embargo, la sensación de que esa una pesa más. Y es que la ausencia del exdeportivista Manuel Romay apena a ambas aficiones. Por un lado, el Pontevedra no podrá contar con un jugador clave en los planes de Ramos, que aseguró que es "una pérdida importante en lo anímico y en lo futbolístico". Por otro lado, los hinchas blanquiazules no podrán ver en el verde al de Malpica, uno de los suyos.
A la ausencia de Romay, que este sábado se hará pruebas para confirmar cómo de afectados tiene los ligamentos de la rodilla derecha, se le une la duda de Adrián Cruz. El moañés, con problemas de espalda, ha estado entre algodones toda la semana. Pero ha sido citado como uno más.
Mientras, Fernando Vázquez no podrá contar con Keko, Derik y Miku por problemas musculares. Los tres están cerca del alta, pero no llegan al duelo. Sí lo hace Diego Rolan, que no ha entrenado a ritmo normal durante la semana y todo apunta a que partirá desde el banquillo 

En Pasarón, el rey soy yo: el Pontevedra recibe al Dépor tras 40 años
Comentarios