Un derbi para desequilibrar la balanza

En sus enfrentamientos en Pasarón, el Pontevedra y la SD Compostela han logrado dos victorias cada uno, con un total de siete empates. El cuadro que ahora dirige Míchel Alonso no pierde en liga en el feudo lerezano desde 1984
Yelko, en un enfrentamiento del curso 2021/22 ante la SD Compostela. DP
photo_camera Yelko, en un enfrentamiento del curso 2021/22 ante la SD Compostela. DP

Es uno de los rivales del grupo al que más veces se ha enfrentado en su historia. Un derbi especial en un mes de diciembre repleto de ellos. La SD Compostela es el rival a batir esta jornada para un Pontevedra que buscará desequilibrar la balanza histórica entre ambos equipos. Y es que en Pasarón, cada conjunto cuenta con dos victorias conseguidas a sus espaldas, a las que se suman un total de siete empates.

La igualdad marca los caminos entrelazados de ambos equipos, si bien es cierto que los compostelanos tienen algo especial a orillas del Lérez. Y es que el feudo granate es uno de esos escenarios que, por lo general, se le ha dado bien al Compostela. Tanto es así que el cuadro albiceleste no pierde en sus visitas de liga al Pontevedra desde el año 1984. Aquel partido en Segunda B lo ganaron los granates por dos a cero, con goles de Soneira y Ramiro en los últimos 20 minutos de juego. Desde entonces se han visto las caras en Pasarón hasta ocho veces en competición liguera, entre Tercera División, la antigua Segunda B y la actual Segunda Federación.

En el marco de esta última volverán a medirse, en un partido especialmente atractivo no solo por su condición de derbi, sino también por la situación clasificatoria de ambas escuadras.

Pese a que viene de caer derrotado en el campo del Covadonga (3-1), el Pontevedra se mantiene al alza como tercer clasificado, a cinco puntos del líder Ourense y cuatro del Zamora. El cuadro granate ansía "volver a la senda de las victorias", como apuntó Álex González en rueda de prensa, para espantar fantasmas y mantenerse en una zona noble muy exigente. Precisamente un lugar en la tabla que espera alcanzar la SD Compostela.

El cuadro de la capital autonómica ha experimentado un cambio notable desde la llegada de Míchel Alonso a su banquillo. De los últimos seis encuentros disputados ha vencido en cinco, lo que le sitúa como el segundo equipo en mejor dinámica del Grupo 1 solo por detrás del líder. Una plantilla confeccionada para lograr el ascenso y que espera decantar la balanza de Pasarón en su favor.

Y es que en lo que se refiere al histórico total -partidos disputados en Pontevedra y en Santiago de Compostela-, ya son los albicelestes los que ganan. En un total de 22 enfrentamientos de liga entre ambos se han dado seis victorias para el Compostela, tres para los granates y 13 empates.

Las tablas han reinado en los partidos más recientes de competición oficial. En la temporada 2021/22 -en la que el Pontevedra logró el ascenso a la categoría de plata-, tanto el duelo de ida en Pasarón como el de vuelta en el Vero Boquete-San Lázaro se saldó con un empate por 1-1. En el feudo granate fue Charles el encargado de estrenar el luminoso a los diez minutos; pero Pablo Durán puso el tanto definitivo en el 56 de juego.

Los dos conjuntos se enfrentaron por última vez en el pasado mes de agosto, en plena pretemporada, en un duelo de preparación. Por aquel entonces, al Compostela lo dirigía un Manel Menéndez que tras no obtener los resultados esperados fue destituido para dar paso en el banquillo a Míchel. Con todo, el amistoso se saldó con una victoria para los granates -fue, de hecho, la primera victoria de los de Yago Iglesias en pretemporada- por cero a uno con gol de Benjamín Garay.

EFECTO RENOVADO. Llegó a la SD Compostela a mediados de octubre y desde entonces, el cuadro albiceleste parece uno distinto al de comienzos de temporada. Míchel Alonso ha dado con las claves de un equipo que se pensó para lograr el ascenso, incluso ser campeón del Grupo 1, pero que no dio sus primeros pasos en la competición como esperaba. Ahora, sin embargo, afronta la décimo cuarta jornada acechando desde la sexta plaza, a solo un punto de meterse en los puestos de play-off.

Y es que la eficacia del equipo desde la llegada del nuevo técnico es prácticamente intachable. Desde el 22 de octubre, solo han perdido un partido, frente a la UP Langreo a domicilio (1-0). Fue por la mínima y encajando el gol en el minuto 82. El resto de sus encuentros -cinco- los cuentan por victorias.

La primera de ellas fue sufrida, ante la Gimnástica Torrelavega, pero la pólvora en ataque salió a relucir para acabar llevándose los tres puntos (3-4). También fueron cuatro las dianas anotadas en el siguiente duelo ante el Real Valladolid Promesas (4-1), si bien desde entonces los grandes resultados se han reducido para el Compostela. Ha ganado todos sus encuentros por la mínima a excepción de cuando recibió al Cayón (2-0).

Si bien esto no habla especialmente de su capacidad goleadora, sí lo hace de un extraordinario trabajo defensivo. Y es que los pupilos de Míchel Alonso han encajado cinco goles en las últimas seis jornadas, de los cuales cuatro fueron en las dos primeras. De esta manera, solo un gol recibido en los últimos cuatro partidos y tres porterías a cero marcan la dinámica de los albicelestes.

"No tuvieron un buen inicio de liga, pero ahora están encontrando sus sensaciones, vienen en un buen momento de forma", recordó Álex González en rueda de prensa. "Es un equipo cuya confección está hecha para intentar ascender, jugar play-off o incluso ser campeón", sentenció.

Más en Deporte Local Pontevedra
Comentarios