miércoles. 26.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 26.01.2022
El tiempo

1-0. La cabeza de Charles desequilibra un derbi de color granate

Pontevedra y Arosa se enfrentan en Pasarón. DAVID FREIRE
Pontevedra y Arosa se enfrentan en Pasarón. DAVID FREIRE
El brasileño dio el triunfo al cuadro local en un partido que debió ganar por más tantos

Sufriendo, pero con tres puntos más. El Pontevedra logró doblegar la resistencia del Arosa en Pasarón y se impuso por la mínima en el derbi para lograr tres puntos que le mantienen en la segunda plaza y le permiten coger distancia con algunos de sus perseguidores. Un cabezazo de Charles a un envío medido de Yelko Pino en los primeros compases del segundo tiempo desequilibró el marcador a favor de un PCF que, hasta entonces, había tenido más llegadas que ocasiones claras. A partir de ahí, el conjunto de casa mereció sentenciar, pero erró numerosas contras y acabó sufriendo por la incertidumbre.

Comenzó con mucho ritmo el partido gracias a un Arosa que salió a tratar de tú a tú al Pontevedra. El equipo de Otero presionaba arriba a su rival y cuando recuperaba quería ser vertical. Y la escuadra local permitió ese guion inicial, que le concedía la oportunidad de meterle ritmo al juego y hasta volverlo loco. Pudo marcar Seoane en una doble ocasión en un balón parado, pero Táboas sacó un pie milagroso que le negó a los granates el efecto abrelatas. No acertó el PCF y el susto hizo que el cuadro vilagarcián le diese una vuelta de tuerca a su planteamiento para evitar entrar en el correcalles.

Eso secó el partido en las áreas, pese a que la intención del cuadro de la capital seguía siendo la dotar de máxima fluidez a su circulación. Con Álex González y Rubio chisposos en los costados pero los laterales muy bien controlados por los sacrificados Rey y Nuño –en ocasiones hasta a la altura de la línea defensiva para cerrar con seis-, el equipo de Ángel Rodríguez apenas era capaz de encontrar ventajas. Y cuando lo hacía por el desequilibrio natural de Abelenda y Yelko, se encontraba a Piay y Ross en el área para despejar todo lo que pasaba por ahí. Despejó con la cabeza un chut con marchamo de gol de Rubio el segundo de ellos, poco después de que el propio Rubio no acertase a dotar de potencia un gran envío del productivo Álex. Ni a la contra era capaz de encontrar espacios el PCF ante un Arosa bien protegido que, al intermedio, no hacía cosquillas a Cacharrón pero mantenía a raya al arsenal granate en el ya habitual guion de cada dos domingos.

Sin embargo, quedaba mucho partido. Y fue a través del manido recurso del balón parado como logró cristalizar sus merecimientos. Al poco de comenzar el segundo tiempo, Yelko botó una falta desde el pico del área que Charles olió desde el principio. El 18 se impulsó en el aire y cabeceó a gol para desequilibrar, por fin, el marcador y poner el partido de cara para los locales. 

Quedaba mucho tiempo y el PCF no se podía conformar con el 1-0. Pero el equipo entró entonces en un debate entre atacar los numerosos espacios que estaba empezando a dejar el Arosa o tener más la pelota para hacer correr detrás de ella a su rival. Se quedó a medio camino entre ambas vías, pero dispuso de oportunidades de sobra para sentenciar sin sufrir. Erró en todas y cada una de ellas y acabó con el corazón en un puño, más por lo corto del resultado que por las acometidas reales del conjunto visitante, que apenas inquietó a Cacharrón. Pero el final acabó llegando y con él tres puntos que permiten al equipo granate afianzarse en los puestos de play-off y mantener la buena dinámica.


Disputa en el Pontevedra-Arosa. DAVID FREIRE

1-0. La cabeza de Charles desequilibra un derbi de color granate
Comentarios