El derbi se tiñe de tensión

Cisne y Cangas se juegan dos puntos vitales para la salvación ► A los de Javier Márquez se le acaban las vidas, mientras que los de Nacho Moyano llegan un poco mejor colocados
Furtado trata de lanzar ante la defensa de Juan Quintas. RAFA FARIÑA
photo_camera Furtado trata de lanzar ante la defensa de Juan Quintas. RAFA FARIÑA

El balonmano gallego de la élite se encuentra metido de lleno en la segunda semana de la temporada de derbi autonómico. Todas las miradas y pensamientos están puestos ya en el encuentro que el próximo sábado enfrentará al Club Cisne y al Frigoríficos (17.00 horas) y en el cual, como ya ocurrió hace dos temporadas, está en juego la vida, sobre todo para el Cisne al cual se le terminan las opciones de permanencia y necesita puntuar en un derbi marcado por la tensión y la necesidad.

El mejor posicionado en esta ocasión es el bloque de Cangas que con su triunfo ante Anaitasuna mantiene una ventaja de tres puntos sobre el descenso directo y está empatado a puntos (17) con Valladolid y Sinfín –que ocupa el puesto de promoción–, pero que ni mucho menos está salvado y necesita puntuar para no complicarse el final de temporada.

En una situación más delicada se encuentran los blancos que perdieron la pasada semana tres oportunidades muy buenas para meterse de lleno en la pelea por la salvación y conseguir oxígeno. Las derrotas ante Huesca, Puente Genil y Bidasoa -esta última podía verse como más predecible-, unidas a los resultados que se dieron, sobre todo, en la última jornada con las victorias de Guadalajara y Frigoríficos, le dejan como farolillo rojo de la clasificación con 11 puntos (a seis de la promoción y la salvación directa).

Dos equipos con necesidades, pese a que sea en diferentes porcentajes, que hacen que el derbi de este sábado se convierta en una batalla vital. Una situación que recuerda a la de hace dos años cuando el Pabellón Municipal también fue testigo de un encuentro en el que el Cangas se llevó la victoria y dos puntos muy importantes para la permanencia, pese a que en aquella ocasión quedaban más jornadas por delante para remontar el vuelo, y en este curso las opciones son menores con solamente cinco jornadas por disputarse tras la finalización de este encuentro.

A día de hoy al Cisne no le quedan más balas. A seis puntos de la salvación y con 12 en juego (dos de ellos son los del partido de vuelta ante el Barça por lo que quedan descartados salvo sorpresa mayúscula), sus opciones de salvación pasan por vencer en primer lugar el derbi ante el Cangas (y hacerlo por más de cinco goles para asegurarse el gol average) y después pensar en los duelos ante Atlético Valladolid y Guadalajara –rivales directos– y Torrelavega y Logroño –equipos que luchan por la zona alta–.

El conjunto local aprovechará su condición de local para tratar de sumar dos puntos de oro. Los necesitan los blanco que en los últimos cinco encuentros solamente han logrado una victoria (por dos del Cangas). Su resultados son mejores como locales que como visitantes y bajo el amparo del Municipal ya ha conseguido ganar a Ademar León y Cuenca. Además, pese a las últimas derrotas, el Cisne ha logrado poner en aprietos a Puente Genil o Bidasoa durante una parte del encuentro.

Por su parte el Frigoríficos atravesó una racha complicada que rompió el pasado domingo. Los de Nacho Moyano cayeron ante el previsible Barcelona y frente al Guadalajara (27-31) y Logroño (34-28), pero lograron volver a la victoria tras imponerse a un Anaitasuna al que metieron en problemas.

En cuanto a la actualidad de las plantillas, para este duelo Javier Márquez ya podrá contar con Álex Conde que el pasado sábado estuvo convocado pero se reservó para la vital cita de este fin de semana; mientras que Nacho Moyano ha superado el mal momento de lesiones de su equipo e incluso dio minutos a Gabriel Chaparro, que arrastraba molestias en la espalda, ante el Anaitasuna.

El derbi gallego se tiñe de tensión y necesidad y el Municipal será el escenario en el que Cisne y Cangas tratarán de agarrarse a la vida con uñas y dientes.

El Logroño, rival del Cangas

El Frigoríficos del Morrazo se medirá al BM Logroño La Rioja, actual quinto clasificado de la liga Asobal, en los cuartos de final de la fase final de la Copa del Rey, que se disputará en Santander entre el 5 y el 7 de mayo, tal y como decretó el sorteo celebrado este miércoles.

En caso de vencer se enfrentará al ganador del Sinfín - Atlético Valladolid, en semis. En el otro lado del cuadro el Barça se medirá al Torrelavega y el Guadalajara lo hará con el Ademar León.

Precios especiales y la marea azul
El derbi, un duelo de fiesta y especial ya de por sí, adquiere una relevancia mayor para la pelea por la salvación. Se espera que el Municipal presente un ambiente de gala y el Frigoríficos pretende desplazar a Pontevedra a 1.000 aficionados (se han reservado tres gradas del pabellón para los seguidores visitantes).

Para ello ambos clubes llegaron a un acuerdo de precios al inicio de temporada que se mantendrán para el duelo de este sábado. Los socios del Cisne no pagarán entrada, mientras que los del Cangas lo harán a 15 euros (menores de 12-17 a 8 euros); el público general por su parte tendrá la entrada a 18 euros, 10 para los menores de 12 a 17; mientras que los menores de 11 años entrarán gratis.

Comentarios