jueves. 20.01.2022 |
El tiempo
jueves. 20.01.2022
El tiempo

Derrota inmerecida en Poio

Ceci y Peke se lamentan de un lanzamiento fallado. rafa fariña
Ceci y Peke se lamentan de un lanzamiento fallado. rafa fariña

POIO. El Poio Pescamar perdió ayer ante el Roldán FS en un partido que parecía controlado y destinado a finalizar en empate. Sin embargo, a falta de dos minutos y con el 3-3 en el marcador, Ceci lanzó un doble penalti que la portera, Lydia, paró de forma increíble. La contra de las murcianas se convirtió en el 3-4 definitivo.

El equipo rojillo salió bien a la pista, con gran intensidad y robando el balón rápidamente. Reapareció Charo, que fue mejorando con el paso de los partidos y ahora está en uno de sus mejores momentos. Enfrente había un gran rival que no iba a dejar escapar ni un solo punto. Pero el Poio empezó mejor y en solo cuatro minutos ya había hecho el primero. Charo había pasado un balón a Claudia, cuando recibió una falta, pero el árbitro aplicó la ley de la ventaja y el esférico acabó en los pies de Peke, que lanzó a puerta y lo que pareció que iba fuera acabó en el fondo de las redes al golpear en una jugadora rival.

Pronto llegó el empate. Tras un robo de balón a Ceci, Yoli fue incapaz de frenar a Miriam y en cuanto encaró a Silvia anotó el tanto. No habían pasado ni dos minutos más cuando llegó el segundo del Roldán en otra contra. Con esta situación, el Poio se puso nervioso y la suerte se le ponía de cara. Charo se disponía a ir a puerta cuando Sonia, meta visitante, salió del área y chocó con ella. El árbitro, muy cuestionado por otras decisiones, no dudó y le mostró la tarjeta roja. Esto dejaba a las murcianas en minoría y el Poio lo aprovechó. A punto estaba de recuperar a la quinta jugadora el Roldán, cuando Charo recibió un gran pase de Ceci y con el talón anotó el 2-2.

Tras eso, volvió la asociación Claudia-Ceci-Charo, con el gol de esta última al golpear un balón al que no había llegado Claudia. Aún así, la respuesta del Roldán llegó solo un minuto después de la mano de María Teresa y ponía en el marcador el 3-3 con el que se fueron al descanso.

En la reanudación, las ocasiones de anotar fueron más escasas y las que había para el Poio se quedaban en el poste o en manos de la portera Lydia, que salió para sustituir a Sonia tras su expulsión. También llegaron los enfrentamientos entre jugadoras, destacando a María Teresa, que tras una falta no pitada a Ceci le dijo «levántate». Así, en la siguiente entrada recibió tarjeta amarilla.

Parecía que el partido iba a finalizar 3-3, un punto merecido para cada equipo, que lucharon por no perder en todo momento. El Roldán tenía cinco faltas en su cuenta personal y llegó la sexta tras un agarrón a Ceci. Esta lanzó el doble penalti, Lydia lo paró y las murcianas iniciaron una contra que significó la derrota rojilla.

Un mal final para el conjunto de Marcio Santos, que sin duda mereció más. Un punto sería lo más justo para ambos, pero la derrota del Poio no lo mueve de su décimo puesto. En la próxima jornada tendrá que jugar con el Viaxes Amarelle.

Marcio Santos

Técnico del Poio Pescamar

Marcio Santos, entrenador del Poio Pescamar FS, comentó que «el equipo ha peleado de principio a fin, creo que el resultado más justo sería un empate. La primera parte hemos dominado por completo, incluso tuvimos ocasiones de tres contra la portera y no tuvimos la suerte de cara a portería. Dos errores nuestros después las metieron a ellas en el partido. Es un equipo cuyas deportistas llevan cuatro años jugando juntas; además, tienen una efectividad de cara a puerta increíble».

«Un error de posicionamiento defensivo permitió que originara las transiciones en la contra, lo que realmente nos mató el partido», explicó.

Además, dijo que «sabemos cual es nuestro objetivo, la derrota no nos baja la moral, vamos a seguir compitiendo y eso tiene que servir para, en el próximo partido, sacar esto adelante», a lo que añadió, «lo que marcó la diferencia fue el acierto de cara a puerta».

Derrota inmerecida en Poio
Comentarios