Un desafío con la historia

De sus nueve visitas al Municipal Luis Ramos, el Pontevedra CF solo regresó en una ocasión con los tres puntos, en la temporada 2015/16 ►Los granates buscarán romper esta dinámica ante un Guijuelo que enlaza seis partidos invicto y solo concedió una derrota en su campo
Álex González y Dalisson celebran uno de los goles anotados por el capitán al Guijuelo en el partido de ida, en Pasarón.  DAVID FREIRE
photo_camera Álex González y Dalisson celebran uno de los goles anotados por el capitán al Guijuelo en el partido de ida, en Pasarón. DAVID FREIRE

Insisten con frecuencia los diferentes miembros de la plantilla del Pontevedra CF en que su peor rival son ellos mismos. Y es que para el técnico Yago Iglesias es clave que el equipo se centre en su propio trabajo si quiere rendir más y mejor que los demás. Precisamente un duelo con su propia historia es el que vivirá el cuadro lerezano este sábado, en su visita al Guijuelo.

Se trata, posiblemente, de una de las salidas más complejas que le esperan al Pontevedra de aquí a final de temporada. Si no la que más. La dinámica de los blanquiverdes como locales y su quinto lugar en la clasificación son claros indicativos de la dificultad que aguarda. Pero los lerezanos cuentan con otro aliciente: llevarse los tres puntos de un Municipal Luis Ramos que, habitualmente, se les resiste.

Hasta en nueve ocasiones ha visitado el Pontevedra en su historia el campo del Guijuelo. Tan solo en una de ellas consiguió regresar a orillas del Lérez con la victoria. Fue en la temporada 2015/16, la primera en la antigua Segunda B después de cuatro años militando en Tercera División. Los granates dieron comienzo a la segunda vuelta de competición en su visita al Municipal Luis Ramos.

En la ida, el triunfo había sido para el Guijuelo. Pero un gol de Jacobo cerca de la media hora de juego cambió la dinámica y el conjunto que entonces dirigía Luisito consiguió, por primera y única vez en su historia, sumar de tres en el campo de los chacineros. La soberanía de los salmantinos se ha impuesto hasta en seis ocasiones entre competición liguera, Copa Federación y Copa del Rey.

En cuanto a puntos se refiere, el Pontevedra cuenta con un bagaje de cinco conseguidos de los 21 que se ha disputado en sus visitas al Municipal Luis Ramos. "Desde el lunes estamos preparando el partido de Guijuelo. Sabemos que es muy complicado, un campo muy difícil y tenemos claro las cosas que tenemos que hacer bien para poder traer los tres puntos aquí, a Pontevdra", afirmó en rueda de prensa Javier Hermelo, titular en el último duelo ante el Cayón.

En su objetivo de romper con la historia, el cuadro granate tiene un auténtico desafío por delante. Y es que los lerezanos visitan a uno de los mejores locales de todo el Grupo 1, que solo en una ocasión esta temporada ha concedido los tres puntos a su rival. Así, solo la SD Compostela consiguió regresar del Luis Ramos con los tres puntos en su casillero.

Un partido que se disputó el pasado mes de noviembre (jornada 12) y que se decantó en favor de los gallegos gracias a un gol de Manu Barreiro en el minuto 74 de partido (0-1). La del delantero compostelano es una de las únicas cinco dianas que ha encajado el Guijuelo como local. Desde la visita del cuadro que dirige Míchel Alonso, los blanquiverdes han cosechado tres victorias y dos empates en casa. En términos generales, enlazan ya seis jornadas invictos.

Las bajas de Rufo y Samu Mayo, entre los condicionantes

 Las sensibles bajas de Rufo y Samu Mayo son solo uno de los condicionantes a los que tendrá que hacer frente el Pontevedra en su único partido a domicilio de febrero. El cuadro que dirige Yago Iglesias afronta un mes clave para sus aspiraciones. "Somos conscientes de la situación, pero lo importante es el partido de este fin de semana", afirmó contundente Hermelo en sala de prensa.

Paso a paso los granates quieren afianzarse en el liderato y para ello tendrán que hacer frente a un campo de hierba artificial y a una línea defensiva que afronta uno de sus mejores momentos de la temporada. Y es los blanquiverdes han conseguido dejar su portería a cero en casa hasta en cinco partidos. Además, Rabanillo suma ya bajo palos 225 minutos imbatido. El último gol que recibió fue el de Dani Salas, del Cayón, hace dos jornadas.

Mientras que el Pontevedra trabaja precisamente en no recibir ningún gol -ha encajado en cinco de los últimos seis partidos-, el Guijuelo trabaja en coger ventaja en los puestos de play-off, ya que su inmediato perseguidor, la SD Compostela, está a solo dos puntos. Buscará el cuadro chacinero sacar provecho a uno de los factores más importantes del duelo de mañana: la hierba sintética.

"El terreno es diferente, pero nos tenemos que adaptar a estas situaciones", advirtió Hermelo en su análisis del duelo, "nosotros entrenamos prácticamente todos los días en hierba artificial y no creo que sea un problema. Lógicamente estamos acostumbrados a la hierba natural de Pasarón y preferimos esa superficie, pero no es excusa".

Adaptarse a las condiciones que se dan, pero yendo igualmente a por la victoria. Los granates no han conseguido sumar de tres esta temporada en su visita a los campos sintéticos, pero sí han mejorado su dinámica. La primera salida ante el CD Covadonga supuso la segunda derrota del curso (3-1). Pero no se repitió en el duelo contra el Ourense CF (0-0) ni tampoco contra el Langreo (0-0).

Ahora, los lerezanos confían en dar un paso adelante y sumar de tres en su última salida a una superficie de césped artificial. Un reto complicado, pero que supondría dar un golpe sobre la mesa desde lo más alto de la clasificación. Lo harían, además, en una jornada en la que sus dos rivales más directos también asumen partidos delicados.

El Ourense, por un lado, recibe en su campo a la SD Compostela (este sábado, Oira, 17.00 horas); mientras que en el caso del Zamora -a un punto de la primera plaza- le toca viajar hasta Vigo para medirse al Coruxo (domingo, O Vao, 16.15 horas).

Comentarios