domingo. 25.08.2019 |
El tiempo
domingo. 25.08.2019
El tiempo

La duda de Romero mediatiza al Peixegalego en su visita al Óbila

Jorge Romero durante un partido del Peixegalego. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Jorge Romero durante un partido del Peixegalego. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

El equipo marinense intentará sumar su décima victoria en territorio abulense

El Marín Peixegalego está acostumbrado a bailar al ritmo de Jorge Romero. No es que le moleste otro tipo de música. Simplemente, las partituras de Romero encajan mejor con su estilo sobre la pista. Y Romero es duda.

El base escolta grancanario sigue con molestias en el pie, derivadas de un golpe recibido durante el último partido del equipo marinense antes del parón navideño, contra el Baskonia. No pudo disputar el enfrentamiento ante el Aquimisa Zamora de la pasada jornada, en el que el cuadro morracense compitió pero no pudo vencer. Este viernes su participación en el choque contra el Óbila Carrefour el Bulevar Ávila (CU Múltiples Carlos Sastre, 20.30 horas) tampoco está garantizada.

En la primera vuelta sucedió algo similar. El canario no pudo jugar ni contra el Zamora ni contra el Ávila. Y las consecuencias fueron nefastas: dos derrotas.

Pero, en honor a la verdad, también conviene afirmar que este Peixegalego no es aquel. El actual equipo marinense tiene más confianza y cuenta con la presencia de un jugador completamente diferente, Vashil Fernández.

El club local organiza un torneo de Navidad con los infantiles y juveniles de ambos clubes y que será la antesala del partido de Plata

El pívot jamaicano ha alcanzado velocidad de crucero y se ha convertido en el líder defensivo del equipo en las últimas citas. Su buen estado de forma lo convierte en un muro ante el que los rivales siempre encuentran dificultades en la zona.

El cuadro de Marín busca la décima victoria del campeonato, que le permitiría dar un paso más en dirección a la lucha por el ascenso en la segunda fase. El triunfo, además, dejaría al Óbila muy tocado en la lucha por colarse en el grupo de los mejores.

El cuadro castellano-leonés lleva tres derrotas consecutivas, contra el Rioja, el Extremadura Plasencia y el Baskonia. Atraviesa por su peor momento del curso, lo que lo ha llevado a la décima posición de la categoría, con seis triunfos. Tiene la peor defensa del grupo. El Peixe es la tercera mejor. En ese dato se encuentran las principales diferencias entre las dos escuadras.

Las fechas festivas servirán para que muchos aficionados se puedan acercar al partido en suelo castellano y también para que los equipos infantil y juvenil de ambos clubes oficien como teloneros en un torneo de Navidad organizado por los locales.

El Peixegalego espera poder recoger un triunfo que además de regalo de Reyes le dé la tranquilidad necesaria para afrontar el tramo final de la primera fase.

Precisamente, el club marinense contará con la colaboración de dos Reyes Magos muy especiales, Vashil Fernández y Tai Badmus.

La duda de Romero mediatiza al Peixegalego en su visita al Óbila
Comentarios