martes. 15.10.2019 |
El tiempo
martes. 15.10.2019
El tiempo

Edu Sousa: "Se cayó con contundencia, pero no hay que perder el norte por ello"

Edu Sousa. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Edu Sousa. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Después del 1-5, el capitán Edu Sousa explica el sentir del equipo. Para el cancerbero, uno de los partidos más fatídicos de los últimos años tuvo su origen en un problema de "activación"

Al habla el capitán de la nave granate. Después de una de las derrotas más duras de los últimos años, Edu Sousa expone sus reflexiones y hace un llamamiento a la calma, a la unidad y a aislarse de las críticas para revertir una situación en la que hay margen de maniobra.

¿Cómo están después del palo del domingo? ¿Es uno de los mayores que ha recibido en el fútbol o ha habido momentos peores?
Deportivamente hablando, sí que es un momento fastidiado. Pierdes contundentemente en casa ante un rival que es superior o eso ha demostrado. Nosotros demostramos ser inferiores al Atlético de Madrid. Obviamente no es algo de buen gusto que te metan cinco. Hoy (por ayer) es un día difícil, al igual que la noche del domingo. Pero no va a queda otra que reponerse. Hay que descansar bien mañana (por hoy) para empezar el miércoles a preparar el partido contra el Castilla. Habrá otros tres puntos en juego y tendremos que volver a reencontrarnos.

¿Han analizado en las charlas qué pasó?
Hay días en los que la activación que tienes no es la adecuada aunque pienses que sí. Tanto individual como colectivamente. Entonces pasan cosas como la del domingo. Tienes un equipo enfrente que sí está activado y con los sentidos puestos. Y lo normal es que te pase por encima. Con el mismo nivel de activación, se suelen ver partidos igualados que se deciden por detalles. En un resultado más abultado algo más hay. Y prácticamente todos coincidimos en que nuestro nivel de activación no fue el más idóneo para enfrentarnos a un conjunto como el que teníamos enfrente.

"Estoy bien. Tenía un pequeño problema en el isquio y creía que lo más honesto era dejar mi sitio porque no podía ayudar"

¿Y eso por qué? ¿Por exceso de confianza?
No, exceso de confianza no puede ser porque no tenemos motivos para ello. Es evidente que el inicio de liga no está siendo como nos hubiese gustado, así que no hay motivos para estos excesos. Simplemente creo que es algo que le pasa a cualquier deportista en una determinada ocasión: no sales a la competición como deberías salir. Y combinas todos los niveles: mental, físico, técnico y táctico.

Después de un partido tan nefasto, ¿cuesta dormir?
Sí. Yo hablo por mí, pero creo que por muchos. Cuesta dormir, pero no porque no tengas sueño, sino porque le das vueltas a la cabeza. Es tu trabajo y te gusta hacerlo bien. Cuando no lo haces bien, tienes la conciencia que te da vueltas y como juegas por la tarde, la noche se hace larga. Es cierto que es un partido para olvidar. Pero para enterrarlo hay que pasar un luto. Y ese luto es la noche del domingo y el lunes. Ya está. No le tenemos que dar más vueltas, porque el partido no va a volver.

¿Y cómo está Edu a nivel personal? Lleva muchos años en Pontevedra y debe de ser una de las primeras veces que escucha algún pito hacia usted (en el cambio, en el que también recibió aplausos).
Estoy bien. Simplemente me encontré con un pequeño problema en el isquio y creía que lo más honesto por mi parte era dejar mi sitio a Brian. Entendía que ya no podía ayudar más al equipo porque ese problema muscular me impedía un poco. El resto es el deporte. Como dices, llevo mucho tiempo aquí. Y a lo mejor, cuando uno tiene un Iphone 4 y van a sacar el Iphone 11, igual el 4 le parece poco. Aunque esté en perfectas condiciones y siga dando rendimiento. Simplemente por la novedad y porque el otro ya es muy viejo. Es un símil que hago para explicar lo que yo puedo ver. Pero hasta ahí. A mí me importa llegar al campo y ver que la plantilla y el cuerpo técnico tienen la confianza intacta en mí. Me importa llegar a mi casa y que mi mujer y mi hija confíen en mí. Luego habrá gente a la que le gustes más y le gustes menos. Hace un tiempo, Iria (su pareja) me dijo: quien tiene seguidores, tiene detractores. Y es así. Los detractores hasta esta última época no veían el momento de ejercer, pero ahora sí. Quizá ven un comienzo dubitativo e intervienen. Pero no pasa nada. Hay que aprender. Todo son experiencias y no tengo reproches. La sensación que yo tengo está por encima de eso.

¿Trabaja para aislarse de la crítica?
Sí, lo que hay que ver es de dónde viene la crítica. Debemos valorar, filtrar y coger lo bueno y rechazar lo que no te va a valer. Es algo bueno.

Ha sido un día (el del lunes) para cerrar filas. La reunión del equipo, la presencia del director deportivo, la charla del capitán con Luismi...
Sí. Dentro no pasa absolutamente nada. Tenemos la tranquilidad y la unión que hay que tener en estos momentos. Y al final, de lo que se trataba era de darle normalidad al día. El míster ha hablado como habla casi todos los lunes. Yo con el míster hablo mucho porque es cercano. Roberto viene por aquí muchas veces también... Nada es anormal. Se perdió contundentemente y estamos en un sitio en el que la exigencia es máxima. Es normal que haya esta situación ahora, pero no hay que perder el norte. Nosotros sabemos que somos los elegidos para revertir la situación. Yo creo que la gente que hay es muy buena, tanto deportiva como humanamente, así que mi confianza es plena.

Cuando tienes un Iphone 4 y sale el Iphone 11, igual el 4 te parece poco por la novedad. Aunque esté perfecto. Es un símil sobre lo que veo"

¿Quizá hay que sacarse de la cabeza por el momento las altas expectativas y pensar en el partido a partido?
Sí, pero esa es nuestra filosofía desde el principio.

Pero la presidenta habló, en más de una ocasión, de ascenso.
Sí, pero se habla de ascenso sabiendo que el día a día es lo importante. Y convencido estoy que se ha hablado de ascender pensando en eso: si en el día no das el do de pecho no lo vas a conseguir. No se habló de ascenso porque llevamos un escudo súper importante en el pecho, tenemos un estadio de 12.500 personas y somos un equipo grande. Se habló de ascenso porque se cree que la gente que está en la plantilla trabaja día a día y se esmera. Y eso se verá reflejado en cada partido para ir consiguiéndolo poco a poco. No veo que una cosa esté reñida con la otra. Hay que desgranar esa palabra. Y si la desgranas, queda el día a día.

¿Entiende que se dude de Luismi?
Obviamente el estadio es de 12.500 y en un buen partido van unas 6.000 personas. El domingo fueron 2.000. De esas personas, 1.000 querrán cambiar al portero, al lateral derecho o al mediocentro. 500 entenderán que el que se tiene que ir es el entrenador. Vas a encontrarte de todo. Insisto: lo que más nos importa es confianza plena en todos. Sabemos lo que nos da cada uno al equipo. Está súper claro. Así que hablar de esto es dar de comer a esas personas que hacen esos comentarios. No es momento de plantearse esas cosas, sino de arroparnos todos y hacer un buen caparazón. Y partir de ahí, remar para revertir la situación. El otro día ganamos en Oviedo y nadie me pregunté si se cuestionaba a Luismi, a Edu, a Berrocal... ¿Ahora perdemos 1-5 y ya tiene lugar esa pregunta? Pues sí, porque es deporte.

Pero no por un partido, sino porque el inicio es irregular. Aunque el pasado curso también lo fue y lograron darle la vuelta.
Efectivamente. Nosotros somos conscientes de ello. Y luego que el rival juega. Se refuerza, trabaja y quiere ganar. Por eso digo que quitando el domingo, que me parece una desgracia, en el resto de partidos hemos sido competitivos. Tratamos de tú a tú a los equipos contra los que nos enfrentamos. Y no eran malos precisamente. Por eso hay que leer un poco la situación y poner todo encima de la mesa para verlo con perspectiva.

Edu Sousa: "Se cayó con contundencia, pero no hay que perder el...
Comentarios