sábado. 22.02.2020 |
El tiempo
sábado. 22.02.2020
El tiempo

Edu Sousa, compromiso al cuadrado

Edu junto a su mujer Iria, con el pequeño Tomás en brazos. CEDIDA
Edu junto a su mujer Iria, con el pequeño Tomás en brazos. CEDIDA
El capitán acordó quedarse en Pontevedra hasta la madrugada del domingo esperando el nacimiento de su segundo hijo y cinco horas antes del choque ante el Baleares, cogió un vuelo para jugar ►Algo similar sucedió con su primera hija

El compromiso personificado. Así es Edu Sousa, el capitán granate que, una vez más, demostró una total implicación con su trabajo por encima de todo. Al meta tudense no le faltaban razones para pedirse libre el fin de semana y disfrutar junto a su familia del nacimiento de su segundo hijo. Pero quiso llevar la conciliación al extremo. Y por eso, finalmente, se enteró de la llegada al mundo del pequeño Tomás recién aterrizado en Palma, a escasas tres horas de jugar contra el líder de la categoría.

Edu y el Pontevedra habían acordado que el portero viajaría a primera hora del domingo para "apurar al máximo" las opciones de vivir el parto de su pareja, Iria Abelleira. "Yo creo que en todos los trabajos, si quieres conseguir cosas importantes, hay que tener un nivel de compromiso muy alto. El club comprendió y apoyó mi decisión. Mi mujer y yo pensamos igual. Entendimos que la decisión más racional, a pesar de que era arriesgado porque podía no llegar al parto. Cuando ella está a punto de dar a luz, te dice adelante e incluso te da ánimos, es de elogiar", apunta Edu tras la vorágine de las últimas horas.

"Tomás (Abelleira) es un fenómeno. Estuvo con su hermana todo el rato y para mí es como si hubiese estado yo"

La historia comenzó el pasado viernes, cuando la futura mamá, ya fuera de cuentas, ingresó en el hospital. Pero las horas pasaron y Tomás seguía sin querer conocer el mundo. Tanto se retrasó que llegó la madrugada del domingo y Edu, cuyo avión salía de Santiago a las 7.00 horas, tuvo que marcharse. "No fue estresante. Es cuestión de diferenciar: Con Iria estuve al 100%, apoyándola y tratando de pasar con ella ese tramo de preparto que empieza a ser doloroso. Una vez tuve que arrancar, tienes un camino por delante para meterte en el partido", reconoce.

Sin embargo, como es evidente, el capitán viajó con una parte de su mente pendiente de su familia. Pero todo eso acabó cuando el aeroplano aterrizó en la isla: "Al llegar a Palma me llegó la noticia de que Iria había dado a luz y que tanto ella como el bebé estaban bien. Eso me tranquilizó por completo y a partir de ahí, me centré solo en el partido".

Mientras, en la Boa Vila, se había quedado dando el relevo su cuñado Tomás, padrino de la criatura y motivo de su nombre. "Es una persona fundamental en nuestras vidas. Estuvo con su hermana todo el rato. Fue un fenómeno. Vivió con ella el parto. Que él estuviese, a mí me tranquilizó. Obviamente para Iria no es lo mismo que esté su hermano en vez de su pareja, pero para mí sí. Sabía que él iba a estar a la altura de las circunstancias. Además, ayudó también con mi otra hija, Daniela. Y sus abuelas igual. Son unas cracks", ensalza.

Una vez en la concentración y tras las felicitaciones, llegó el choque, en el que Álex González anotó y dedicó el tanto a Edu y a su familia. "Los compañeros han vivido conmigo el embarazo. Y algunos el primero. Cuando vives algo tan importante con una persona, lo haces un poquito tuyo. Estaban súper pendientes de todo y para el equipo fue una noticia positiva. Eso a mí me reconfortaba. Me hacía sentir que tenía que estar con ellos porque habían mostrado su preocupación", asegura.

Pero el tanto de Álex no fue el único momento en el que poder dedicar algo al pequeño Sousa Abelleira. Porque Edu también se acordó de su familia cuando paró el penalti: "Cuando tienes una acción en la que hay que intervenir y aciertas, te alivia saber que estás respondiendo como debes a pesar de todo el desgaste".

De este modo, aunque la parada no sirviese de mucho, el meta demostró con ella que el PCF no deja de ser una prioridad nunca. Fue como hace dos años y medio, cuando nació su primera hija horas antes de iniciar la liga en Barreiro. Edu vivió el parto de Daniela y jugó horas después. Con lo del pasado domingo, el portero elevó ese compromiso al cuadrado. Por eso es tan alma máter granate como hombre de familia.

Momento deportivo. "Hay que reponerse tras los goles. Sabemos hacerlo"
Edu Sousa valora positivamente la actuación ofrecida del Pontevedra durante la primera parte en el Balear porque "en el fútbol no solo se ataca, sino que también se defiende y en ese aspecto el equipo estuvo muy bien". "Hoy (por este lunes) hablábamos que si están de primeros es por algo. Y si llevan dos años sin perder en su estadio, igual. No nos sirve de excusa, pero sabíamos que íbamos a un lugar muy complicado. Y que durante 55 minutos hayamos tenido la sensación de poder ganar, es con lo que tenemos que quedarnos ahora que vienen mal dadas", continua el meta.

Para Edu, uno de los problemas es la dificultad para digerir los contratiempo: "Cuando encajamos un gol, nos cuesta reponernos. Nos pasa habitualmente y no debería, porque hemos demostrado que somos capaces de dar la vuelta a los marcadores. Debemos seguir haciéndolo, no nos puede afectar tanto".

En este sentido, Sousa apunta una clave: "Ganar desbloquea un montón de cosas. Pero luego, tienes que acompañarlo con otras: no mirar clasificaciones, no mirar quién está por encima y por debajo, a cuanto estamos, contra quienes juegan otros...".

Edu Sousa, compromiso al cuadrado
Comentarios