jueves. 15.04.2021 |
El tiempo
jueves. 15.04.2021
El tiempo

0-0. El efecto Luisito se queda a medias: el Pontevedra perdona al Guijuelo y sigue en crisis 

Gon HQR! FÚTBOL, SEGUNDA B: PONTEVEDRA C.F. - GUIJUELO, miércoles, 10 feb · 17:00–18:50
Luisito da instrucciones a los jugadores durante el partido de este miércoles. GONZALO GARCÍA
El equipo granate lo intentó de todas las formas posibles en la primera mitad pero se desinfló tras el paso por vestuarios

Ni con Jesús Ramos, ni con Luisito. El Pontevedra firmó una primera parte sensacional ante el Guijuelo para romper con su gafe. Pero se topó con su mala desgracia, perdonó lo imperdonable y pudo pagarlo caro en la segunda mitad, cuando el bloque granate, desfondado, pudo incluso perder. 

Como si se hubiesen soltado las cadenas, los once granate saltaron al campo con un descaro que no se veía desde principios de temporada. Pero es que además, lo sostuvieron durante la práctica totalidad de la primera mitad.

Con un ritmo altísimo, el PCF fue capaz de plantarse en el área ya en el primer minuto. Charles remató al aire, pero su molde fue un aviso de lo que estaba por venir. Porque el Pontevedra se desató, conducido por Damià y acelerado por los extremos y a partir de su profundidad hirió a un Guijuelo al que la zaga de tres, los carrileros y los tres medios se le quedaban cortos para achicar agua. Al cuarto de hora Rufo rompió el hielo con un remate fuera con todo a favor. Fue la primera de las muchas oportunidades increíbles erradas. Luego le llegó el turno a Oier, que mandó fuera otro gran servicio de Álex

En vez de preocuparse por su nula puntería, el PCF se encendió. Y siguió embocando hacia su portería al Guijuelo, que hasta el minuto 20 no disfrutó de su primera posesión larga. Kamal avisó al equipo de Luisito de que debía acertar si no quería llevarse un disgusto, pero ni por esas. Rufo cazó un despeje de Xisco en el mano a mano la mandó a las vallas. Y justo antes de terminar el primer acto, tanto Álex, con un remate malo que Charles no pudo arreglar, como Oier se empeñaron en hacer el gafe más grande. 

Al Pontevedra solo le faltaba el gol. Quedaba toda la segunda mitad, pero las granates habían errado demasiado. El Guijuelo aprovechó para ajustar las vías de agua y hasta el cuarto de hora, el PCF no inquietó. Lo hizo con un mano a mano de Álex, que estampó contra Salcedo. No era el día.

Y las prisas empezaron a llegar a los locales, que cada vez estaban más imprecisos y cansados.

El ritmo ya no era el mismo y el duelo se igualaba. Entonces, el guión pasó a ser una moneda al aire. El rigor desapareció y ambos pudieron ganar. Lo mereció más el Guijuelo, que erró por medio de Kamal y de Pozo dos buenas ocasiones, además de pedir unas evidentes manos de Xisco Campos. El Pontevedra, con Charles de conductor, tuvo sus llegadas, pero Salcedo estuvo inmenso para negarle un triunfo tan necesario como trabajado pero ni con el efecto Luisito llegó.

0-0. El efecto Luisito se queda a medias: el Pontevedra perdona al...
Comentarios
ç