Miércoles. 21.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 21.11.2018
El tiempo

Los egos conviven en el Grupo I

Partido entre el Pontevedra y el Fuenlabrada de la pasada temporada. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Partido entre el Pontevedra y el Fuenlabrada de la pasada temporada. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

La competición en la que ha sido encuadrado el Pontevedra para la temporada 2018-2019 hará coincidir a muchas de las grandes bestias de la categoría de bronce. El equipo granate sueña con colarse entre ellas y pelear por el play of

Dice un poema de Quevedo algo tan cierto como que «poderoso caballero es Don Dinero». Y desde que se escribieron esas líneas la cosa poco ha cambiado. El poder económico condiciona muchos aspectos de la vida y el fútbol no se libra de sus garras. Ni el de élite ni el modesto. Por eso, y aunque en Segunda División B no existen los traspasos millonarios ni los sueldos de escándalo, los equipos de mayor poder adquisitivo parten siempre como claros favoritos para celebrar el ascenso en el mes de junio. En el Grupo I, además, conviven muchos de esos equipos de ego desmesurado. Y el Pontevedra, aunque no maneja sus cifras, quiere colarse entre ellos.

Lo cierto es que no parecía nada probable que dos equipos como el Toledo y el Racing de Ferrol descendiesen la temporada pasada. Y menos todavía que el propio Pontevedra y la Ponferradina coqueteasen con ello durante mucho tiempo. Pero el fútbol, como se ha dicho, es impredecible y el Grupo I de Segunda B se ha quedado sin dos equipos clásicos de la categoría. Pero no por eso se ha perdido nivel deportivo. Y es que pese a esas dos ausencias y al ascenso del Rayo Majadahonda, han llegado clubes como la Cultural Leonesa o el Burgos, con firmes intenciones de pelear por un puesto para disputar el ansiado play-off.

El caso es que a los equipos gallegos, madrileños y castellanoleoneses se les ha sumado un canario como Las Palmas Atlético para completar un grupo de 20 en el que la competencia será feroz. Es precisamente en Castilla y León donde conviven la Cultural Leonesa y la Ponferradina, dos equipos con pasado muy reciente en Segunda División y que vivirán por y para volver a ella lo antes posible. De la misma Comunidad Autónoma es el Burgos, otro eterno aspirante que esta vez querrá dar un paso adelante definitivamente. Y además de ellos, de allí también son el Guijuelo y dos debutantes en la categoría, Unionistas y Salamanca. En Salamanca competirán el poder del pueblo y del fútbol popular de unos contra las ansias de llegar al nivel de lo que fue la extinta Unión Deportiva Salamanca de los otros.

Plantilla equipos Grupo I Segunda B

Madrid nunca se le ha acabado de dar bien al Pontevedra. Y aunque el propio Luismi dijo que las estadísticas están para romperlas, lo cierto es que en el centro peninsular cohabitan varios clubes que también tendrán mucho que decir. El Real Madrid Castilla ha sufrido de una fuga de cerebros que no le resta potencial, porque de esa cantera siempre se esperan grandes cosas. Lo mismo pasa con la del Atlético de Madrid, cuyo filial quiere consolidarse definitivamente en el fútbol de bronce. El Fuenlabrada, por su parte, es otro de esos equipos a los que el dinero les permite partir con una aparente ventaja. El Navalcarnero querrá repetir la gran temporada que cuajó el año pasado y Unión Adarve e Internacional de Madrid parten con la expectativa de intentar salvar la categoría.

En la tierra de la morriña y las mil formas de referirse a la lluvia, los equipos sueñan con la oportunidad de llegar al fútbol profesional. No podrá conseguirlo el Fabril a no ser que el Deportivo ascienda, ni tampoco lo tendrá fácil el Celta B, que ha dejado volar a varias de sus jóvenes promesas. El Coruxo no querrá volver a pasar por el drama del play-out y el Rápido de Bouzas sabe que el sueño de la temporada pasada será muy difícil de repetir. El Pontevedra, por su parte, confía en su proyecto para dejar atrás un mal año y pelear por objetivos ambiciosos. Al final, el fútbol es impredecible.

Los egos conviven en el Grupo I
Comentarios