Lunes. 19.11.2018 |
El tiempo
Lunes. 19.11.2018
El tiempo

El apartado físico como base

Miguel Arcos, preparador físico del Pontevedra. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Miguel Arcos, preparador físico del Pontevedra. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Miguel Arcos es el preparador físico del Pontevedra, encargado principal de la puesta en forma de los todos los futbolistas ▶ Este verano, Luismi y su cuerpo técnico han apostado por alargar la pretemporada para que la carga de trabajo crezca progresivamente

Sea cual sea el trabajo que a uno le ocupe, acabar las vacaciones y reincorporarse nunca es fácil. Y más cuando se trata de un trabajo puramente físico como el que desarrollan los futbolistas. Temporada tras temporada, los equipos técnicos de los diferentes clubes valoran cuál es el mejor camino para que los jugadores completen una buena pretemporada y alcancen lo más rápido posible un óptimo nivel en este apartado.

El Pontevedra tiene en Miguel Arcos a su principal encargado en este asunto. Y pese a que él mismo afirma que "cada maestrillo tiene su librillo", el preparador físico del conjunto pontevedrés tiene bien claro el planteamiento de esta época preparatoria para el curso.

La pretemporada del Pontevedra tendrá menos dobles sesiones que en años anteriores. El trabajo será más progresivo

 

Esta es la primera pretemporada que el primer equipo del Pontevedra completa bajo la atenta mirada y supervisión de Luismi Areda. Y después de tres años con Luisito, el cambio de entrenador tenía que notarse. Al técnico teense le gustaban las cosas cortas pero intensas. Pretemporadas de poco más de un mes con dobles sesiones casi diarias. Luismi y Miguel Arcos, sin embargo, no piensan de la misma forma. En esta ocasión habrá seis semanas desde el inicio de la pretemporada –12 julio– al de la temporada –a priori el 26 de agosto–. "Hemos querido ampliar este periodo algunos días más de lo que venía siendo habitual para que la carga de trabajo pueda ir aumentando progresivamente", explica el preparador, quien añade que "poco a poco habrá más dobles sesiones". De momento, los entrenamientos han consistido en alargar las mañanas para no entrenar muchas tardes. Anteayer, de hecho, la plantilla se enfrentó a su primer día con doble ración de entrenos.

La adaptación de los futbolistas, en palabras de Arcos, también está siendo buena: "En general, el grupo es muy profesional y todos los chicos han llegado bien de las vacaciones, porque también es cierto que ninguno ha jugado un play-off excesivamente largo. Aun así, cada uno tiene sus tiempos y sus condiciones. Todos deben ir adaptándose poco a poco al nivel físico medio del grupo y nosotros también tenemos que darles trabajo personalizado".

Miguel Arcos destaca la importancia del fondo aeróbico. «El pastel se debe comenzar a hacer desde la base», señala

 

CARDIO Y FUERZA. Como todos los profesionales de este ámbito, Miguel Arcos distingue entre las diferentes partes del entrenamiento. Los ejercicios aeróbicos y anaeróbicos, así como el trabajo enfocado a las fuerzas máxima, explosiva y de resistencia forman un compendio que debe estar siempre compensado. Sin embargo, el propio Arcos indica que, para él, "lo primero es hacer que el jugador consiga un fondo aeróbico que le permita aguantar los entrenamientos y los partidos. Hay que empezar el pastel por abajo".

"Lo táctico del propio fútbol va directamente relacionado con lo físico y con lo psicológico", explica Miguel Arcos, que de este modo da importancia a que todos los integrantes del cuerpo técnico trabajen de forma coral. Las molestias, como es normal, son algo habitual en estas primeras sesiones. Pero él le resta importancia por el momento: "La progresión nos permite que las molestias no sean grandes y que no les impidan estar disponibles".

El apartado físico como base
Comentarios