lunes. 09.12.2019 |
El tiempo
lunes. 09.12.2019
El tiempo

El empate menos deseado

Javi Pazos y Alain disputan un balón en el choque del domingo. DAVID FREIRE
Javi Pazos y Alain disputan un balón en el choque del domingo. DAVID FREIRE
En un buen partido en el que solo faltó el gol, el Pontevedra se quedó sin la victoria y se reencontró con las tablas 25 partidos de liga después ▶ El equipo granate cierra su portería

Estuvo cerca de lograr igualadas que hubiesen sabido a victorias, pero se quedó con la miel en los labios ante el Ibiza, el Real Madrid Castilla o la Peña Deportiva. Y justo el día en el que el empate sabía a poco, acabó llegando. El Pontevedra ya no es el único equipo de los 122 de las tres primeras categorías nacionales que no sabe lo que es empatar. Y es que tras 24 choques consecutivos –entre el pasado curso y este–, sin firmar unas tablas, el PCF logró igualar justo el día que menos lo deseaba.

Pocos partidos habrá en los que el dominio granate sea tan elevado como ante el Langreo. Al cuadro dirigido por Carlos Pouso le costó crear ocasiones manifiestas, pero firmó un elevado número de llegadas y numerosos tiros exteriores que pudieron acabar en gol. Falló el acierto y la fortuna de no cazar ningún rechace. Y apareció la inspiración del portero visitante en el que fue, quizá, el mejor partido de la era Carlos Pouso. Porque el bloque granate firmó un encuentro completo en las cuatro facetas del juego: ataque, defensa, transición defensiva y transición ofensiva. Durante buena parte del choque tan solo le faltó el gol. Al final, a esa falta de acierto en el remate (o de remate, en muchas ocasiones), le sumó ausencia de ideas.

Mejor presión que nunca

Una de las claves del enorme dominio del PCF estuvo en la presión tras pérdida. Carlos Pouso ha vuelto a potenciar el rasgo más característico del mejor Pontevedra de Luismi. El cuadro lerezano fue compacto en todo momento y supo apretar en cada balón que dejaba de pertenecerle. Así se entiende la escasa productividad del Langreo, que solo hizo daño al final, con dos balones largos cuando el cuadro local estaba más abierto.

La puerta se cierra

El Pontevedra ha logrado acabar con la sangría de goles en contra que le había lastrado en el inicio de liga. Desde la llegada de Pouso, el conjunto pontevedrés ha encajado dos goles en cuatro partidos, ambos a domicilio. En casa ha sumado dos porterías a cero. De una media de dos tantos por encuentro en las primeras nueve jornadas, pasó a una media de uno con Jesús Ramos y ahora, con Pouso, promedia 0,5 por encuentro.

La estrategia como debe

Pouso puso un claro pero tras el partido: su equipo no había podido hacer daño en las múltiples opciones a balón parado de las que dispuso. El técnico vizcaíno destacó que será preciso que el cuerpo técnico valore nuevas opciones en la estrategia. Sobre todo, con saques más cortos para "mover" las marcas de los rivales. Con Pouso en el banco, el PCF aún no ha anotado en balón parado.

Horarios. Dos partidos seguidos en franjas extrañas
Los partidos de los domingos por la tarde se han acabado este año para el Pontevedra. Al menos hasta el último partido antes de llegar al ecuador de la temporada, que coincidirá con la víspera de Reyes, el PCF no volverá a jugar en su horario más habitual.

Al conjunto granate le restan dos partidos a domicilio y uno como local en este 2019. Y ninguno será en la franja vespertina del último día de la semana. El próximo domingo, el cuadro de la Boa Vila se enfrentará a Las Palmas Atlético a partir de las 12.00 horas en el Anexo de Gran Canaria.

Una semana después, el PCF recibirá a un rival directo como el Rayo Majadahonda. Pero no lo hará el domingo a las 17.00 horas, como suele hacer en otoño e invierno, sino que adelantará su partido para el sábado 14 de diciembre a las 19.00 horas. Esta modificación se debió a la petición del conjunto madrileño por el encuentro de Copa del Rey que juega la semana siguiente. El PCF también tiene cita copera (miércoles 18, 19.00 horas), por lo que aceptó de buen grado.

Para cerrar el año 2019, la escuadra pontevedresa se mide al colista Sanse en Madrid. Lo probable es que el choque sea el domingo 22 de diciembre a las 12.00 horas.

El empate menos deseado
Comentarios