domingo. 17.10.2021 |
El tiempo
domingo. 17.10.2021
El tiempo

El encargado de que se cumpla la ley

Marcos Araujo en el Pavillón Municipal donde desenvuelve su labor esta semana. GONZALO GARCÍA
Marcos Araujo en el Pavillón Municipal donde desenvuelve su labor esta semana. GONZALO GARCÍA

Personajes del Europeo ▶Marcos Araujo es uno de los árbitros del Campeonato de Europa Júnior de Luchas Olímpicas. Además de supervisar los combates también se encuentra a prueba para pasar el control que le permita ascender a la primera categoría internacional

Enamorado de la lucha desde hace muchos años Marcos Araujo es uno de los encargados de que las normas se cumplan en el Campeonato de Europa Júnior de Luchas Olímpicas, ejerciendo una de las labores más importantes en todos los deportes, la de los árbitros.

Nacido en Vigo el colegiado gallego comenzó su andadura en el mundo de esta disciplina cuando se trasladó a Pontevedra para comenzar sus estudios de Ingeniería Forestal e ingresó en el Centro Galego de Tecnificación Deportiva para continuar haciendo deporte. Pese a que su especialidad era el judo, tuvo que conformarse con la lucha, disciplina que finalmente le terminó enamorando.

Durante su estancia en la Boa Vila se centró en sus estudios y en su preparación deportiva llegando incluso a competir en esta disciplina. Sin embargo con el paso de los años no podía dedicarle el tiempo necesario a los entrenamientos y las lesiones se cruzaron en su camino. Por estos motivos su vinculación con la lucha olímpica continuó mediante el arbitraje, primero a nivel autonómico y, más tarde, a nivel nacional. Con el paso de los años y la experiencia terminó acompañando al combinado español a los campeonatos internacionales, subiendo así su categoría en el ranking del arbitraje.

Anfitrión en su tierra
Marcos vivió cuatro años en Pontevedra y esta semana enseña la ciudad

En este preciso momento Marcos se encuentra siendo evaluado para continuar su crecimiento en este mundo. Pese a que su labor principal en el Campeonato de Europa es hacer que se cumpla la ley y que los combates sean lo más justos posibles, también cuenta con la presión de hacerlo lo mejor posible para poder dar un paso hacia delante y subir a la primera categoría internacional.

En el mundo de la lucha olímpica todas las selecciones que se clasifican para campeonatos internacionales deben de llevar un árbitro asignado si no quieren ser penalizadas. Por ello Marcos, y el resto de colegiados, deben estar en continua preparación para estos eventos y poder dar el mejor servicio posible.

ENAMORADO. Debido a la vinculación de Marcos con Pontevedra a la que denomina "mi segunda casa", el árbitro se encuentra encantado con la idea de que un evento de tales dimensiones se celebre en la ciudad del Lérez.

El hecho de que la Boa Vila haya sido la elegida para acoger este Campeonato de Europa le parece "una oportunidad única", no solo para la ciudad si no para que todos los habitantes conozcan un poco más este deporte que no es tan reconocido en España. "Aquí es un deporte minoritario, pero a nivel mundial es el quinto y, además, es el primero a nivel olímpico junto al atletismo", destaca el colegiado sobre la disciplina.

Vinculado a la lucha
Primero como luchador y ahora como árbitro, siempre ha ido de la mano con la lucha

Haciendo referencia al gran año que la ciudad está viviendo en cuanto a eventos deportivos de alto nivel, Marcos destaca que para él es muy emocionante que el mundo pueda llegar a conocer lo que Pontevedra puede hacer y que esto traerá "grandes beneficios por el gran número de gente que está moviendo esta cita, y porque el evento se está retransmitiendo por streaming y eso es una puerta abierta al mundo, que va a conocer esta ciudad y la va a buscar en los mapas".

El propio árbitro afirma que desde los Juegos Olímpicos de Barcelona no ha habido nada parecido en España y que el hecho de que Pontevedra haya sido la elegida reafirma el gran potencial de la ciudad y la apuesta que se está realizando desde ella por el deporte en general.

El propio Marcos se ha encargado de llevar a los demás colegiados a conocer la ciudad que, durante cuatro años, fue su casa, que lo acogió y que lo enamoró. Él tiene claro que es importante enseñar al mundo lo que tenemos aquí y destaca que "posiblemente muchos de ellos quieran volver un día al ver como es este lugar".

COMPETICIÓN. Sobre el gran nivel que tienen los competidores y lo que deparará este campeonato para la representación española, y gallega, Marcos también supo dar su visión.

El colegiado destacó sobre todo que la competencia es muy dura ya que hay muchos países participantes en los que la lucha olímpica es el primer deporte nacional, mientras que en España la dedicación y las ayudas no son tan amplias.

"En el caso de los españoles hay que destacar que al ser un deporte minoritario, no hay muchos luchadores para que puedan competir entre ellos, que eso al final es lo que te da nivel", destaca Marcos que añade que "la otra forma es ir a competiciones y estamos intentando sacar a los luchadores a campeonatos como este, pero los presupuestos son los que son".

Sin embargo Marcos destaca que este evento es una gran forma de dar visibilidad a la lucha olímpica, de acercarla a la gente y de ayudar a que vaya hacia arriba.

Marcos Araujo se enfrenta a una semana dura en la que hará cumplir la ley y en la que intentará promocionar en su labor.

Labor. Un trabajo de equipo
La labor de los árbitros en el mundo de la lucha olímpica es la de ofrecer las puntuaciones según las llaves que se lleven a cabo y estar atentos a todo lo que pasa sobre el tapiz.

Marcos afirma que en ocasiones la dificultad se incrementa debido a la rapidez de los combates, pero que el trabajo en equipo de los tres árbitros es lo que posibilita que no haya confusiones y que nadie tenga que quejarse.

Tecnología
El trabajo de los colegiados se complementa mediante una tecnología de video que filma todo el combate. Este método sirve como respaldo para los entrenadores y en caso de que alguno tenga dudas sobre los puntos ofrecidos en alguna técnica, puede pedir la revisión del video para visionar la acción.

Limpieza y pureza
Marcos destaca que la lucha olímpica, pese a lo que pueda parecer, es un deporte muy limpio en el que se penaliza cualquier golpe o acción violenta.

Además, tras la finalización de cada combate los luchadores deben darse la mano y también al entrenador contrario. De no ser así el que se haya negado a hacerlo será penalizado.

El encargado de que se cumpla la ley
Comentarios
ç