jueves. 14.11.2019 |
El tiempo
jueves. 14.11.2019
El tiempo

El encuentro de su vida

Pablo González, este viernes en el entrono de la playa de Portocelo. GONZALO GARCÍA
Pablo González, este viernes en el entrono de la playa de Portocelo. GONZALO GARCÍA

Ascenso ▶ Pablo González, único jugador marinense de la plantilla peixista, afronta con una enorme ilusión el partido más importante de la temporada y no se le pasa otra cosa por la cabeza que no sea vivir al ascenso a LEB Oro con el equipo de su tierra, al que le estará eternamente agradecido por haberse formado en las categorías inferiores

El duelo que enfrenta esta tarde al Peixegalego y al Villarrobledo será un partido especial para los jugadores de la escuadra azul, pero para uno de ellos significará algo más. Pablo González es el único deportista marinense de la plantilla y disputar un encuentro de este calibre con el equipo de su tierra es algo que jamás podrá olvidar.

Pablo González se formó y creció como jugador en las categorías inferiores del conjunto marinense. Hace dos años, se vio obligado a marcharse por motivos laborales y reanudar su carrera en otra entidad. "Dos temporadas atrás me propusieron jugar en un cuadro vigués y aunque mi campaña a nivel personal fue buena, el equipo descendió. Después recibí una llamada del Peixe para jugar el curso siguiente y no me lo pensé", afirma Pablo González explicando cómo se produjo el regreso al club de sus amores.

El marinense tendrá la oportunidad esta tarde de ayudar a los suyos a lograr un ascenso histórico a la LEB Oro tras un año irregular. Para él, poder alcanzar ese objetivo sería uno de los mejores recuerdos en su carrera deportiva junto al ascenso cosechado la temporada pasada, cuando el Peixe pasó de la EBA a la LEB Plata sin perder un solo encuentro durante el curso. "Subir de categoría con esta camiseta supone un orgullo muy grande para mí y para la gente de este pueblo. Sería un gran sueño y espero que se haga realidad. Aún recuerdo cuando subimos el año pasado y fue especial para mí. Esto sería algo más espectacular porque no hay nada mejor que ascender con el club de mi vida", expresa Pablo González.

El jugador del Peixegalego no olvida la fiesta vivida en la última jornada de liga regular, cuando consiguieron meterse en un play-off que parecía imposible semanas atrás. "Fue un subidón importante. Yo siempre creí hasta el final y mira donde estamos ahora", recalca el marinense.

RIVAL. El alero del Peixegalego analiza las virtudes del rival de esta tarde y quiere ser cauto, a pesar del buen resultado del duelo celebrado en A Raña el pasado fin de semana. "Hay que estar en tensión durante los cuatro periodos porque si te relajas te lo hacen pagar y te igualan la eliminatoria cuando menos lo esperas. Eso sí, lo tenemos en nuestra mano y depende de nosotros lo que pueda pasar allí", asevera González.

El mal resultado cosechado por la escuadra azul durante la segunda fase en Villarrobledo no pesa en el ánimo del alero, que achaca la derrota de la jornada 17 de la fase regular a "la falta de experiencia del equipo en algunas de las situaciones". Sin embargo admite que toda la plantilla se ha conjurado en busca de un sueño del que no quieren despertar. "En un choque como este no hace falta nada para motivarnos. Basta con mirar lo que hay en juego para que todos salgamos con más ganas a la pista", afirma Pablo.

El resultado conseguido en el choque de ida pilló por sorpresa a más de uno, que ya consideraba un gran premio para los marinenses poder disputar esta fase de ascenso a la LEB Oro. Sin embargo, Pablo González nunca dudó de la capacidad de la plantilla y para él no es ninguna sorpresa lo éxitos de que ha ido consiguiendo el Peixe estas semanas. "Yo confié en que íbamos estar aquí y sacar un marcador como el logrado el fin de semana pasado. Sabía que éramos capaces de superar las adversidades y no tengo dudas de ese gran equipo", expresa el exterior peixista.

Ahora, en el partido definitivo, el Marín busca dar otro golpe sobre la mesa y cerrar la temporada poniendo el broche de oro a un final inimaginable. Para toda la plantilla azul podría ser un día memorable en sus carreras deportivas. Pero para el marinense es el partido de su vida. Representa el orgullo de un pueblo que ha acompañado en volandas a los suyos hasta el final y que se ha acostumbrado a volar.

Futuro
"Me gustaría continuar aquí"
El alero marinense no esconde sus intenciones en lo que respecta a su futuro deportivo. Pese a que no hay nada confirmado, el jugador expresa su deseo de seguir vistiendo la camiseta azul de su tierra durante las próximas temporadas.

En estos momentos se encuentra concentrado en la gran final de esta tarde, pero deja claro cuál es su deseo principal. "Es evidente que tengo que hablar con el club para ver que intenciones tienen conmigo, pero me gustaría continuar aquí jugando al lado de mi casa y poder estar cerca de los míos. Siempre me he sentido bien en esta tierra, pero ya veremos que pasa finalmente", asevera el marinense antes de la final de su vida.

 

El encuentro de su vida
Comentarios