Jueves. 20.06.2019 |
El tiempo
Jueves. 20.06.2019
El tiempo

El Europeo júnior de luchas olímpicas baja el telón

Álex Pérez en plena caída durante su último combate. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Álex Pérez en plena caída durante su último combate. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Las últimas finales de lucha libre masculina cerraron el campeonato continental, en el que la selección española dio un paso de gigante 

El Campeonato de Europa júnior de luchas olímpicas llegó a su fin. Durante siete días, Pontevedra se convirtió en la capital de la lucha europea y los resultados han superado con creces las expectativas. Una vez más ha quedado demostrada la gran capacidad organizativa de la ciudad del Lérez con respecto a grandes eventos deportivos. Primero fue el Mundial Multisport a principios del pasado mes de mayo y ahora el Europeo júnior de lucha.

Javi HQR! Europeo de Lucha. Finales de Lucha Libre Maculina. Pavillón Municipal dos DeportesMás allá de que todo haya salido bien a nivel organizativo, ya ha sido un verdadero éxito que una ciudad como Pontevedra fuese la sede por unos días de un deporte que todavía tiene mucho que madurar y recorrer en España, aunque en esta competición, la lucha olímpica española ha dado un salto de gigante. Si hace unos años era inimaginable que un luchador español llegase a la disputa por las medallas —o incluso que ganase algún combate—, durante toda esta semana, el combinado español júnior ha demostrado en todas las modalidades lo mucho que ha crecido y avanzado la disciplina en España.

Santi Sánchez (-86), del Keltoi, se quedó fuera las medallas y Álex Pérez (-74) acabó quinto

La muestra de ello fue la medalla de bronce lograda por Vicky Báez en -57 kilogramos. Un hecho histórico para la lucha olímpica española. A pesar de que fue la única presea en el medallero europeo de la selección, muchos luchadores llegaron a la disputa por el bronce, quedándose en los quintos puestos. Además, muchos han sido capaces de ganar varios combates.

MedalleiroPor otra parte, los luchadores gallegos —Nerea Pampín, Carlos Yobani y Santi Sánchez— demostraron el gran nivel y la calidad que hay en Galicia. De hecho, aún el domingo el luchador del Club Keltoi de Vila de Cruces, Santi Sánchez, se quedó muy cerca de poder meterse en la batalla por las medallas. Sin embargo, perdió el primer combate de la repesca ante el sueco Mohammad Sardar Timori, que posteriormente ganó el otro duelo, pero perdió en su combate por el bronce, quedándose en el quinto puesto.

Durante la jornada del domingo, la selección española aún tenía opciones de sumar una nueva medalla gracias a Álex Pérez (-74 kilogramos), pero el luchador no fue capaz de superar a su oponente, el moldavo Valentin Borzin, que se llevó la presea.

Sin duda, Pontevedra se ha empapado durante siete días de uno de los deportes más antiguos de la historia. Esto será un antes y un después para la lucha olímpica en Galicia y España.

España da un salto en lucha femenina
Una vez finalizada la competición, las diferentes selecciones participantes (37) fueron premiadas por su posición en el ranking final por equipos. En lucha femenina, España fue la verdadera ganadora. Las españolas lograron situarse en el puesto número ocho, un hecho histórico. Rusia ocupa la primer posición con 154 puntos, seguido de Ucrania con 144 y Bielorrusia con 126.

Por otra parte, en lucha grecorromana, la selección rusa volvió a llevarse el oro con 159 puntos. Le siguen Georgia con 151 y Hungría con 124. España ocupó la posición 25 sin ningún punto.

En libre masculina, volvió a quedar de primera la selección Rusa con 100 puntos, Moldavia segunda y Azerbaiyán tercera.

 

El Europeo júnior de luchas olímpicas baja el telón
Comentarios