El expresidente deja de ser el ‘dueño’ seis años después

Histórico

Nino Mirón y sus empresas han dejado de ser los máximos accionistas del Pontevedra por primera vez desde que el Pontevedra Club de Fútbol se transformó en sociedad anónima deportiva, hace más seis años y medio.

Mirón se hizo con el 62 por ciento de los títulos en el proceso original que llevó al club a convertirse en una empresa privada deportiva. Pescamar, Ricardo Tilve y la Deputación Provincial de Pontevedra eran en aquel momento los otros accionistas destacados de la compañía.

Aquello le concedía un poder ilimitado en la toma de decisiones, poder que la afición y el entorno nunca le discutió, hasta que la economía del club y la crisis lo pusieron contra las cuerdas.

La entrada en escena de la instituciones para conceder viabilidad a la institución lo obligaron a entregar el 25 por ciento a la sociedad y a quedarse con el 37. Sin embargo, la falta de cumplimiento de los pactos que debía conducir a aquella cesión provocaron que nunca se produjese.

Solo la entrada en concurso de acreedores cambió la composición de la junta de accionistas del Pontevedra Club de Fútbol SAD. La reducción del precio nominal de las acciones antes de transformar la deuda de los acreedores en acciones hizo que Mirón viese disminuir su porcentaje hasta unas cantidades superiores al tercio del accionariado. El expresidente contaba con un cifra aproximada al 35 por ciento de los valores, pero seguía siendo el principal accionista, por delante de Ricardo Tilve, Monbus y Sercoysa.

Ahora todos ellos, incluido el propio Mirón, cuentan con menos valores que Administradores de Economía SL, el nuevo máximo accionista.

Más en Deporte Local Pontevedra
Comentarios