miércoles. 18.09.2019 |
El tiempo
miércoles. 18.09.2019
El tiempo

El extremo de las letras

Pedro Vázquez, con un viejo ordenador, una grabadora analógica y un ejemplar de Diario de Pontevedra. DAVID FREIRE
Pedro Vázquez, con un viejo ordenador, una grabadora analógica y un ejemplar de Diario de Pontevedra. DAVID FREIRE

Pedro Vázquez compatibiliza su actividad como jugador del Pontevedra con sus estudios de Periodismo ▶"El fútbol se acaba en algún momento. Quería abrir otras puertas"

"El fútbol se acaba en algún momento". Esa sencilla y sensata reflexión de Pedro Vázquez le llevó a intentar abrirse nuevos horizontes profesionales hace algunas temporadas. Hoy el extremo vigués del Pontevedra compatibiliza su actividad como jugador del Pontevedra con sus estudios de Periodismo en una Universidad a distancia de Madrid.

"Quería abrir otras puertas. Y el periodismo, si lo enfocas hacia el ámbito deportivo, guarda relación con mi actual actividad".

"Lo que se ve por la televisión es pura propaganda. No tiene nada que ver con el periodismo. Busca el debate y el conflicto con el único fin de vender"

Vázquez sabe que su profesión futura atraviesa por una importante crisis económica, de valores y de contenidos. Por eso deja claro que sabe diferenciar el grano de la paja, la información del amarillismo, cada vez más abundante, especialmente en algunos espacios de televisión. "No me gusta ese tipo de periodismo. Seguramente a muchos de los que están en esos programas tampoco les agrade, pero en el sistema en el que vivimos el dinero manda".

Es más que probable que no vean a Pedro Vázquez trabajando en El Chiringuito de Jugones, pero no descarten leerlo en las páginas de Diario de Pontevedra.

"Las crónicas de los partidos del Pontevedra del fin de semana son información, con cierta dosis de interpretación, pero lo que se ve por la televisión es pura propaganda. No tiene nada que ver con el periodismo: busca el debate y el conflicto con el único fin de vender. Como sucede con los cotilleos del corazón, vende mucho y la sociedad lo consume. Es un problema, pero si el mercado lo demanda, al final, entre todos, se lo damos", explica el futbolista vigués, crítico con un sistema que promueve el sensacionalismo por encima de la información.

"A algunos futbolistas les afectan más los comentarios de la prensa y a otros menos. Eso va con las personas"

Su intención es finalizar los estudios e intentar aprovechar los convenios de prácticas de su universidad para iniciarse en la nueva profesión. Hasta entonces, se muestra prudente y evita poner titulares a la campaña del PCF o a la victoria ante el Fuenlabrada.

"Cuando sepa como se trabaja en el día a día, me mojaré. Ahora sería un poco iluso por mi parte intentar sacar un titular de algo", explica con humildad.

Aunque vive en su Vigo natal, el jugador granate consume puntualmente la prensa local de Pontevedra, especialmente los días de partido, pero lo que más le enganchan son las ondas. "Pasas mucho tiempo en el coche y escuchas la radio, y creo que los programas están bastante bien".

Pedro confirma una realidad que no todos los jugadores se atreven a asegurar. Los futbolistas, en general, leen los periódicos. "Si les repercute, sí que lo leen. Después hay de todo. Lo bonito de un vestuario es que hay muchos perfiles de personas: desde el que está estudiando hasta el que es padre de familia A algunos les afectan más los comentarios y a otros menos. Eso va con las personas, no es algo exclusivo de nuestro gremio".

"Tanta ilusión como nosotros o el Sanse no creo que tengan (los otros rivales por el play-off)"

OPTIMISMO. Últimamente las críticas para el Pontevedra son positivas. El equipo está metido de lleno en la lucha por el play-off. ¿Sorpresa? "Nos conocemos mucho, prácticamente todos, y no nos sorprende estar ahí, aunque es muy complicado. No tenemos la plantilla y el presupuesto de la Cultural Leonesa, por ejemplo. Pero sí un gran vestuario".

Y cuando eso sucede, cuando hay cohesión y buen ambiente, "aparte de correr por un compañero de equipo, corres por un amigo. Es un vínculo mayor. El tópico del buen vestuario es muy cierto".

El vigués está mejor que nunca. Con más sentido y velocidad en su juego que en ningún otro momento del curso. "Me encuentro cómodo y creo que el equipo también lo está. Estamos a un nivel muy alto. Y hay que aprovecharlo, porque ahora vamos a Ponferrada", asegura, sabedor de que probablemente los filiales, el Fuenlabrada y los cuadros leoneses sean más poderosos, pero que "tanta ilusión como tenemos el Sanse o nosotros, no creo que tengan".

El extremo de las letras
Comentarios