sábado. 06.06.2020 |
El tiempo
sábado. 06.06.2020
El tiempo

El futuro, asegurado al 40%

Los jugadores del Pontevedra realizando carrera continua en un entrenamiento de esta temporada. GONZALO GARCÍA
Los jugadores del Pontevedra realizando carrera continua en un entrenamiento de esta temporada. GONZALO GARCÍA
El Pontevedra cuenta actualmente con nueve de 23 futbolistas en su primera plantilla con contrato más allá del 30 de junio de este año. Si la temporada continuase en verano, los organismos futbolísticos tendrían que garantizar la prórroga de las vinculaciones que vencen

Con más de la mitad de la primera plantilla con un futuro incierto. Así pasa la cuarentena el Pontevedra Club Fútbol, que está pendiente de recibir el visto bueno de las instituciones para ejecutar la reducción de jornada, mientras desde los despachos se sigue pendiente de las decisiones de los organismos futbolísticos sobre la posibilidad de retomar la competición. Una liga que, de irse más allá del 30 de junio, pillaría a la entidad de la Boa Vila con muchos contratos laborales finalizados, a la espera de llegar a una fórmula particular por la que prorrogarlos.

A día de hoy, de los 23 integrantes de la primera plantilla del Pontevedra (22 más Javi López, sin ficha por ser baja de larga duración pero sigue vinculado al club) tan solo nueve saben seguro que en julio pertenecerán a la entidad -salvo acuerdo previo para rescindir-. Es decir, un 40%. Son Edu, Brian Jaén, Víctor Vázquez, Pol Bueso, Álvaro Naveira, Eneko Zabaleta, Adrián Cruz, Adighibe y Rufo.

Víctor Vázquez renovó el pasado verano por dos temporadas, mientras que en ese mismo período estival se fichó a Álvaro Naveira, Brian Jaén y Adighibe también por dos años. Todos tienen el denominador común de ser apuestas de futuro, de ahí ese contrato más largo. Un caso diferente es el de Pol Bueso, que pese a su veteranía fue fichado también por dos campañas.

Edu Sousa seguirá un año más, mientras que Manuel Romay y el club están predispuestos a seguir vinculados

Por otro lado, en invierno llegaron Eneko Zabaleta y Adrián Cruz, que firmaron hasta junio del 2021. También se incorporó a Rufo Familiar. La importante apuesta económica que el PCF hizo al pagar su cláusula condujo a una vinculación de dos temporadas y media, pese a sus 33 años. El delantero madrileño tiene contrato hasta el verano de 2022.

A ellos se les une el capitán, Edu Sousa. El portero tudense firmó en el 2018 una renovación por dos temporadas y una más en función de objetivos. Esa cláusula de partidos la ha cumplido ya y, por lo tanto, continuará con el escudo del equipo pontevedrés en el pecho una campaña más.

Esos nueve nombres son las únicas certezas del Pontevedra a día de hoy, aunque no es descartable que alguno abandone el club en verano. Mientras, otros 14 futbolistas no saben si podrán jugar vestidos de granate a partir del 30 junio, cuando finaliza su vinculación con la entidad.

Hombres importantes como Álvaro Bustos o Álex González firmaron el pasado verano hasta el 30 de junio del 2020
 

Dentro de este grupo se encuentran Manuel Romay y Sana N'Diaye. Con el primero hay un interés evidente en que continúe más años ligado a la institución. La renovación automática del segundo dependía de una serie de objetivos.

Al margen, hombres indispensables como Álex González o Álvaro Bustos acaban su relación con el PCF el 30 de junio. También otros que llevan años en el club como Nacho López, Campillo, Berrocal, Álex Fernández o Pedro Vázquez, a los que se une el lesionado Javi López y los canteranos Santi Figueroa y Rivera. Este último rechazó la renovación y por eso no se fue cedido al Arosa. Jaouad Erraji y José García tampoco tienen claro su futuro, ya que en julio deberían volver al Leganés y Extremadura, clubes que los tienen a préstamo en la Boa Vila.

De ir renovando año a año a proponer vinculaciones más largas
Desde la llegada de Lupe Murillo a la presidencia, en el verano del 2014, el Pontevedra ha ido evolucionando su política deportiva. La austeridad inicial por la mala situación económica de la entidad, unida a la situación deportiva del equipo (en Tercera División y luego como un recién llegado a la Segunda B) condujeron a que el PCF apostase por ir ofreciendo contratos año a año, tanto a los futbolistas que ya estaban en nómina como a las nuevas incorporaciones.

Esa dinámica cambió el último día del mercado de verano del año 2017, cuando se incorporó a Berrocal por dos temporadas. A partir de entonces, el club comenzó a ofrecer algún contrato más largo (Edu, Romay, Pedro...) y este invierno amplió más miras fichando a Rufo dos años y medio.

El futuro, asegurado al 40%
Comentarios