martes. 22.10.2019 |
El tiempo
martes. 22.10.2019
El tiempo

El grupo de los extremos

El Pontevedra volverá a Melilla, donde jugó por última vez un partido de Liga del grupo I en la temporada 2005-06. ADP
El Pontevedra volverá a Melilla, donde jugó por última vez un partido de Liga del grupo I en la temporada 2005-06. ADP
▶ El equipo más occidental, el más oriental, el más septentrional y el más meridional de la Segunda B serán rivales del Pontevedra
▶ Es la primera vez en la historia, desde que la categoría de bronce está dividida en grupos (42 temporadas), que se produce tal situación

El grupo I de Segunda División B de la temporada 2019-20 pasará a la historia, pero no por ser el más competitivo (eso lo determinará el tiempo). El sector de competición que le ha tocado en desgracia al Pontevedra no es solo el que más kilómetros acumulará en desplazamientos totales de los 20 equipos de esta campaña, sino que también es el más extraño geográficamente de la historia.

Nunca antes, desde que la Segunda División B está compuesta por más de un grupo, habían coincidido en la misma liga la escuadra más septentrional, la más occidental, la más oriental y la más meridional de la categoría.

En Canarias se halla el conjunto situado más al Sur y al Oeste de la Segunda B, el Las Palmas Atlético. Además del cuadro grancanario, compiten en el grupo I los cuatro onces gallegos, ubicados en el extremo más occidental de la España Ibérica.

El segundo equipo más al Sur de España también está en el grupo I. El Melilla vuelve a verse incrustado en el mismo sector de competición que los gallegos, por segunda vez en su historia.

El Melilla vuelve a verse incrustado en el mismo sector de competición que los gallegos

Con el regreso de Asturias, el grupo I puede presumir de tener al conjunto más al Norte de España: el Marino. La localidad en la que tiene sede, Luanco, es ligeramente más septentrional que Ferrol y que varias de las que acogen conjuntos del grupo II (Leioa, Irún, San Sebastián o Getxo).

El Atlético Baleares, clásico del balompié de las Pitiusas, es el cuadro más al Este de la categoría. Los dos siguientes son los conjuntos ibicencos, el Ibiza y el Peña Deportiva de Santa Eulalia.

TRANSIBERIANO. Este año habrá viajes interminables y distancias eternas para llegar al destino. El Pontevedra deberá realizar más de 2.000 kilómetros, entre ida y vuelta, para disputar cada uno de sus encuentros en Baleares y en Melilla y más de 4.000 para visitar al filial del Las Palmas.

Al final de la temporada, en sus 19 desplazamientos sumará más de 26.000 kilómetros, el equivalente a viajar a Vladivostok, en el extremo Suroriental de Rusia, donde concluye su trayecto el tren transiberiano, y regresar. Solo en la época en la que debía visitar en múltiples ocasiones las Canarias, el kilometraje era mayor. Habrá que verificar si los viajes de ahora son más cómodos que aquellos.

El Pontevedra recorrerá más de 26.000 kilómetros esta temporada: el equivalente a ir al extremo de Rusia y regresar

La confección del grupo obligará a los equipos baleares a batir registros de distancia para poder acudir a sus enfrentamientos como visitantes.

Por primera vez en su historia desde que la categoría de bronce se divide en cuatro cuadrantes, han sido "deportados" al grupo I. Cuando la categoría estaba formada por un sector único, el Pontevedra había acudido a las islas mediterráneas para enfrentarse al Mallorca B y al Poblense.

El Melilla, por su parte, afronta su segunda experiencia con los conjuntos gallegos, a los que ya se enfrentó en el curso 2005-06.

Los equipos baleares visitarán Galicia por primera vez desde que la categoría está dividida en cuatro grupos

Las particularidades de la geografía española y la cambiante composición de la competición, afectada por los descensos y los ascensos de todas las temporadas, siempre acaban provocando molestias en algunos clubes contrariados por la división de la categoría. Sin embargo, nunca en su historia la comisión de Segunda B había conseguido realizar una obra de ingeniería deportiva tan precisa como para reunir en un mismo lugar a los cuatro puntos cardinales de España.

El grupo de los extremos
Comentarios