Jueves. 14.12.2017 |
El tiempo
Jueves. 14.12.2017
El tiempo

UN NUEVO SUPERÁVIT Y UN EQUIPO 90.000 EUROS MÁS CARO

El PCF se viste de corto

Imagen de todas las caras nuevas del Pontevedra CF
Imagen de todas las caras nuevas del Pontevedra CF
El equipo, 90.000 euros más 'caro' que la temporada anterior, empieza la pretemporada con 18 jugadores de la primera plantilla ►Lupe Murillo sueña en voz alta con el play-off

El Pontevedra Club de Fútbol comenzó oficialmente este lunes la temporada 2017-18 con su primer entrenamiento estival.

Una plantilla de 18 jugadores del primer equipo, un futbolista a prueba y tres miembros de las categorías base se puso a disposición del cuerpo técnico dirigido por Luisito para realizar un liviano ensayo sobre el césped de Pasarón. Entre las novedades se encontraban los once fichajes que ha realizado la dirección deportiva.

Los jóvenes que alternarán las categorías base con el primer equipo a lo largo del curso serán Lezcano, Garrido y Antón. Un cuarto, Iñaki, sufre un proceso de mononucleosis que provocó su ingreso en el hospital el pasado domingo y que lo privará, previsiblemente, de las primeras semanas de trabajo a las órdenes de Luisito.

Además, la entidad anunció que el portero portugués Miguel Filipe dos Santos permanecerá a prueba durante un periodo en el que intentará mostrar sus virtudes al entrenador granate.

El club aprovechó la jornada para presentar a sus incorporaciones. Uno a uno fueron hablando ante los medios de comunicación. En su discurso, las palabras ilusión y trabajo fueron las más empleadas. "Voy a intentar crecer con el equipo", dijo el delantero natural de Elorrio Jon Etxaniz, que comenzó la tanda de comentarios de los nuevos rostros granates. "Vengo a sumar", aseguró el interior Marcos Álvarez.

"Es un proyecto ambicioso e ilusionante. Intentaremos quedar los más arriba posible, siempre con los pies en el suelo", explicó el central Víctor Mongil.

"Me llaman Jimmy", dijo el nuevo lateral izquierdo granate, bautizado como Óscar Seoane. "Vengo a aportar trabajo y sacrificio para intentar lograr la mejor clasificación y, si podemos, acabar entre los cuatro primeros".

El polivalente jugador natural de Guarnizo (Cantabria) Adrián León se contagió del discurso de sus compañeros y apuntó alto. "Espero que podamos conseguir algo grande para el club".

El portense David Goldar aseguró que "quiero volver a disfrutar de este estadio igual que cuando era un niño y venía con mis abuelos a ver el fútbol".

David Castro regresa al Pontevedra, en el que estuvo durante su etapa de formación, tras una fantástica temporada pasada a nivel personal en el Céltiga de A Illa de Arousa, en Tercera División. "Quero achegar toda a ilusión do mundo, traballar, sacrificarme e disfrutar", explicó el joven zaguero.

Miguel Ángel, lateral derecho madrileño, llega al Pontevedra por "el interés que ha mostrado el míster por mí".

Su nuevo compañero, el medio centro Carlos Ramos, desea "repetir lo mismo que hizo el club el año pasado", algo a lo que no le importaría unirse el portero nicrariense Anxo Pérez: "Veño dar o máximo e lograr os mellores resultados".

También se destapó ambicioso el media punta Jorge Hernández. "Intentaremos mejorar lo que se hizo el año pasado". Palabras mayores.

Además de los deportistasd, hablaron la presidenta, Lupe Murillo, y el responsable del área deportiva del consejo de administración, Roberto Feáns, que fue moderadamente prudente a la hora de manifestarse. "Afrontamos la temporada sin presión para nadie, pero con la ilusión de igualar lo del año pasado".

Los nuevos hombres del Pontevedra Club de Fútbol se ejercitaron junto a Edu, Bruno, Kevin Presa, Mouriño, Álex Fernández, Álex González y David Añón, los siete supervivientes del curso pasado, que se reencontraron con el césped de Pasarón, con los técnicos, el cuerpo médico del club y los miembros del consejo de administración, que en su mayoría asistieron al campo para estar junto a los futbolistas.

Medio centenar de aficionados siguieron desde la grada el entrenamiento que supuso la puesta de largo del once pontevedrés.

El PCF se viste de corto