El Pontevedra reivindica su candidatura lejos de Pasarón

Manu Fernández. Javier cervera-mercadillo
photo_camera Manu Fernández. Javier cervera-mercadillo

 PONTEVEDRA. El Pontevedra manifiesta su fortaleza lejos de la casa. El equipo que prepara Manu Fernández lleva cuatro triunfos, dos empates y dos derrotas en los ocho enfrentamientos que tuvo fuera de la casa. Los datos le permiten a la escadra granate estar entre los mejores de la competición, a un punto de la cuarta plaza que ocupa actualmente la última víctima de los lerezanos, el Órdenes.

El dominio de la situación lejos de Pasarón se acrecentó con la aparición en escena del actual entrenador. El técnico formado en la casa lleva tres triunfos consecutivos. Desde que manda él en el banco, sólo dejó de llevar los tres puntos en una oportunidad, en su debut lejos de la casa, contra el Betanzos.

La escuadra pontevedresa conquistó terrenos de juego que hasta este año estaban prohibidos. Fue quien de superar a domicilio al Rápido de Bouzas, en el Baltasar Pujales, un campo que se le da especialmente bien, pero la continuiación venció contra el Barbadás en los Carrís y ante lo Órdenes en Vista Alegre.

Además, en su último viaje, a tierras coruñesas, el Pontevedra dio un golpe de autoridad y reivindicó su protagonismo dentro de la categoría frente a un rival directo en la pelea por la disputa de una plaza de fase de ascenso. Era el segundo triunfo frente a un rival de gran nivel que conseguía el PCF en el que va de campeonato. Lo otro fue en el debut de Manu Fernández al frente del once lerezano, contra el As Pontes, tercero clasificado de Tercera División.

Esa era la materia pendiente del bloque pontevedrés: los resultados en los enfrentamientos directos, en los envites contra rivales de grande tamaño, había demostrado una debilidad preocupante, habida cuenta el objetivo final de la temporada.

Contra el Órdenes las sensaciones fueron opuestas a las que el bloque mostró contra el Cerceda y el Arosa, los cuadros más superiores a los que se midió hasta la fecha el bloque de Pasarón.

Esa competitividad frente a rivales de grande envergadura deberá continuar en los siguientes envites que afrontará el conjunto de Manu Fernández, que tiene por delante dos partidos de grande dificultad: recibirá la visita del segundo clasificado, el Boiro, y se desplazará a Pardiñas para medirse al Somozas.

Trayectoria

La trayectoria de Manu Fernández cómo preparador del primero equipo pontevedrés es magnífica. Desde que cogió la batuta, el bloque lleva 19 puntos sobre 27 posibles: ganó seis duelos, empató uno y perdió otros dos. Pasarón es su caballo de batalla, ya que fue en el estadio del Burgo donde tuvo más dificultades para obtener los resultados positivos. Las dos derrotas en la era Fernández llegaron justo en su terreno de juego.

Los resultados favorecen a pesar de los problemas que está teniendo en muchos sentidos el plantel. Las dificultades económicas que azotan a la institución también se manifiestan en los salarios de los futbolistas y además las lesiones son una constante desde que comenzó la pretemporada.

Manu Fernández no pudo contar con muchos de sus titulares en los partidos de esta Liga. Algunos de ellos aun se encuentran en proceso de recuperación, como son los casos de Fandiño, Tubo, Javi Otero, Benja y Santi Domínguez. A ellos se sumó antes de ayer Moreira, en el choque contra el Órdenes.

Comentarios