El Pontevedra solo pierde con el marcador: 1-0

Hace nueve meses que el equipo que entrena Luisito no cae derrotado por otro resultado. El Choco fue el último bloque que superó al once pontevedrés metiéndole dos goles (1-2)
Una imagen del partido entre el Tudelano y el Pontevedra de la temporada 2015/2016
photo_camera Una imagen del partido entre el Tudelano y el Pontevedra de la temporada 2015/2016

No hay otra manera de derrotar al Pontevedra que dejando la puerta a cero. El equipo granate lleva nueve meses sin perder un encuentro de Liga por otro resultado que no sea 1-0. El último conjunto que fue capaz de hacerle dos dianas a los pontevedreses y superarlos fue el Choco, el 20 de abril de 2015. Los redondelanos se llevaron los tres puntos de Pasarón con un 1-2 favorable.

Desde aquel día el PCF ha perdido nueve enfrentamientos y siempre por el mismo resultado, 1-0. En consecuencia, siempre que logra hacer diana, el equipo de Luisito suma uno o los tres puntos. Esa firmeza defensiva y regularidad ha sido una de las claves del once pontevedrés en su camino hasta la cuarta posición que ocupa en la actualidad en la Liga de Segunda B, a pesar de caer contra el Tudelano (1-0) el domingo pasado.

De los últimos nueve duelos perdidos, tres se produjeron en el play-off de ascenso de la pasada campaña. El Mensajero, el Manzanares y el Haro fueron los contrincantes ante los que el bloque granate debió remontar en la promoción, al ser batido por la mínima, en cada caso por diferentes circunstancias.

Al comienzo de la presente Liga, la situación parecía recurrente y el cuadro lerezano sufrió varios resultados idénticos, a pesar de su buen juego. El Guijuelo en la primera jornada, el Cacereño en la segunda, el Lealtad en la cuarta y el Racing de Ferrol en la sexta llevaron al conjunto de Pasarón a morder el polvo por la mínima.

Desde aquel día hasta el domingo pasado, el Pontevedra disputó siete encuentros consecutivos como visitante en los que puntuó. Por el medio, vivió su última derrota como local contra el Logroñés (0-1).

A pesar de ser un equipo que asume importantes riesgos, al intentar jugar con su defensa adelantada para poder juntarse y realizar su presión con el fin de no conceder facilidades en las fases de iniciación y creación a los equipos contrarios, el Pontevedra recibe pocas ocasiones y menos goles, gracias al buen trabajo de su línea defensiva y su portería para contrarrestar las poco frecuentes llegadas al área de sus rivales.

Bajas. La derrota granate en Tudela se produjo sin seis de los once futbolistas que más minutos han disputado hasta el momento en la Liga, una causa de fuerza mayor para entender el encuentro y su desenlace.

Luisito no pudo contar con Verdú (el tercero con más minutos tras Edu y Adrián) por sanción. Tampoco jugaron Kevin (cuarto), lesionado; Borjas (quinto), sancionado; Campillo (sexto) recién salido de otra lesión; Mouriño (noveno) y Álex Fernández (décimo), ambos con problemas físicos. Los seis forman parte del once tipo de la Liga, junto a Edu, Adrián, Capi, Jandrín y Jacobo o Carnero.

Más en Deporte Local Pontevedra
Comentarios