El Teucro, ante un mes cargado de exigencia

PONTEVEDRA. El Teucro se enfrenta a un mes clave en la competición en la División de Honor Plata. Los próximos cuatro partidos de liga serán contra rivales que están entre los siete primeros clasificados y en el medio disputará el enfrentamiento de octavos de final de la Copa del Rey contra el Granollers.

Los azules empezarán su particular Tourmalet este sábado contra el Amenabar, sexto clasificado. Después viajarán a Barakaldo para medirse al quinto de la tabla. El 7 de diciembre disputarán el derbi contra el Octavio (séptimo) en el Pabellón Municipal y antes de  visitar al segundo clasificado, el Bordils catalán, jugarán la eliminatoria de la Copa del Rey contra el Granollers. El último partido del año será, a priori, más asequible, contra el Torrelavega (tercero por la cola), el 21 de diciembre.

El equipo de Javier Barrios no solo se enfrentará a sus rivales directos, sino que, además, deberá afrontar dos desplazamientos bastante largos, a Barakaldo y a Girona, este último después de jugar entre semana la Copa del Rey.

En este sentido, Álex Pombo comenta que «se nota cuando jugamos los miércoles los partidos de Copa. En Benidorm lo acusamos, aunque conseguimos sacar un empate. Y a la fatiga hay que añadir que nos esperan viajes largos».

El extremo es consciente de que al Teucro le espera «un mes duro», pero prefiere centrarse en el próximo partido, contra el Amenabar. Del cuadro vasco señala que «se ha ido adaptando a la categoría y este año está logrando mejores resultados».

El canterano teucrista destacó que «tenemos que jugar más en equipo y mejorar algunos detalles, porque en una liga tan igualada los detalles son lo que deciden los partidos» y considera que la clave para superar los próximos encuentros estará en «salir fuertes y concentrados». Pombo añadió que «necesitamos ser más regulares, jugar con más constancia».

Más en Deporte Local Pontevedra
Comentarios