jueves. 04.06.2020 |
El tiempo
jueves. 04.06.2020
El tiempo

El Teucro podría jugar la próxima temporada en el grupo duro

Teucro y Torrelavega estarán en el mismo grupo la próxima temporada. GONZALO GARCÍA
Teucro y Torrelavega estarán en el mismo grupo la próxima temporada. GONZALO GARCÍA
La RFEBM propone que los tres conjuntos pontevedreses compitan con Burgos, catalanes, Torrelavega y Evissa

El balonmano español va aclarando paulatinamente el futuro de sus competiciones. Una vez confirmado que no se reanudarían las de esta temporada y habría ascensos, pero no descensos llega el momento de saber cómo será el siguiente ejercicio, que inicialmente se antoja complejo debido a la presencia de más conjuntos.

La Federación Española de Balonmano mantuvo este viernes reuniones con los clubes de la Liga Guerreras (máxima categoría femenina) y de la División de Honor Plata a los que hicieron una propuesta de grupos que será trasladada a la asamblea que se llevará a cabo el 13 de junio.

La segunda categoría del balonmano español contará dos grupos de diez conjuntos cada uno y habrá dos fases. En la segunda habrá una división que luche por los dos ascensos que habrá para la Liga Asobal y otra, en la que los equipos tratarán de eludir los cinco descensos a Primera Nacional.

La principal sorpresa llegó en la confección de los grupos ya que no se respetó íntegramente la proximidad geografía. En este caso los grandes perjudicados son los conjuntos vascos (Zarautz y Trapagaran) y el Balonmano Zamora porque los tres fueron colocados junto a las formaciones madrileñas (Alcobendas e Ikasa), el Ciudad Real y los cuatro representantes andaluces: Córdoba, Palma del Río, Antequera y Trops Málaga.

De prosperar la idea federativa los conjuntos de la provincia de Pontevedra (SD Teucro, Atlético Novás y Lalín) se enfrentarían a un equipo castellano, el ascendido San Pablo de Burgos; el Torrelavega de Cantabria, cuatro representantes catalanes: FC Barcelona B, Adrianenc, Sarrià y Bordils, así como el Handbol Club Eivissa de Ibiza.

A nivel de desplazamientos es un grupo cómodo para la SD Teucro, pero teóricamente a nivel deportivo se antoja como más complicado debido a la presencia de formaciones como el Torrelavega, el Barcelona B o el San Pablo de Burgos que a pesar de ser un recién ascendido está confeccionando un proyecto muy potente. A eso hay que añadir que Sarrià y Bordils son complicados en su propia pista.

Otro de los datos que se confirmó es que se arrastran los puntos obtenidos contra los rivales que cuadran en el mismo grupo, un aspecto que podría ser determinante en la segunda fase de la competición.

MISMA ESTRUCTURA. En la reunión, debido al sistema de competición, se confirmó que en la temporada 2021-2022 también habrá 20 conjuntos en la División de Honor Plata, por lo que se consolidaría la ampliación de participantes, al revés que en Asobal.

La próxima temporada desaparece la fase de ascenso, por lo que suben a la máxima categoría los dos primeros clasificados.

La configuración de los equipos ha sentado muy mal en el Balonmano Zamora, que se considera el gran perjudicado. Su objetivo, al igual que el de los clubes gallegos, es cambiar de grupo en detrimento del San Pablo de Burgos. De fructificar esa idea, deportivamente hablando, el Teucro se vería favorecido y a la vez los conjuntos vascos tendrán un desplazamiento más cercano.

La próxima temporada de Primera Nacional a Honor Plata ascenderían tres conjuntos. Además, se suprime la polémica promoción que exista en la competición de este año, que se dio por finalizada como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

El Teucro podría jugar la próxima temporada en el grupo duro
Comentarios