jueves. 09.07.2020 |
El tiempo
jueves. 09.07.2020
El tiempo

KEVIN PRESA, PRINCIPAL DUDA DE LUISITO PARA EL DERBI DEL FIN DE SEMANA

El vestuario del PCF se reencuentra con su pasado en Barreiro

Los excelestes del Pontevedra, reunidos este miércoles en Pasarón
Los excelestes del Pontevedra, reunidos este miércoles en Pasarón
Doce de los 22 futbolistas de la primera plantilla granate vistieron en algún momento la camiseta celeste, a cuyo filial se medirán el próximo sábado en Barreiro

Para la afición del Pontevedra, el Celta es el gran rival, el enemigo a batir. Para el vestuario de Pasarón, para sus jugadores, en cambio, es algo más. El club celeste es una parte importante, fundamental en algunos casos, de la carrera deportiva de doce futbolistas del primer equipo lerezano. La cifra supone más de la mitad de los 22 componentes del colectivo dirigido por Luisito.

De los doce con pasado celeste, cinco formaron parte de la plantilla del filial: Campillo, Capi, Álex Fernández, Pedro García y Mouriño. Los otros siete llegaron a participar en diferentes etapas de formación con la elástica celeste. Edu, Miguel Loureiro, Pablo, Bruno, Tomás, Miki y Pablo Carnero estuvieron en el equipo juvenil, cadete u otras escuadras de las categorías base del Celta.

En pocas ocasiones se podrá asegurar con menos temor a error que un equipo se enfrentará a su pasado como en el caso del actual Pontevedra el próximo sábado.

Algunos de sus actuales componentes tuvieron el privilegio, incluso, de debutar con el primer equipo celeste. Eso fue lo que les ocurrió a Alberto Campillo y Pedro García, para los que, como buenos vigueses, el Celta fue una ilusión en su juventud.

El central trabajó a las órdenes de Hristo Stoichkov cuando era una de las grandes promesas célticas -llegó a ser internacional estando en las categorías inferiores del club olívico-.

Campillo y Pedro García llegaron a jugar amistosos con el primer equipo del Celta

"O Celta foi invitado a un amistoso pola inauguración dun campo preto da Madroa e Stoichkov chamoume para xogar", recordó este miércoles el zaguero, que jugó aquel día en una escuadra plagada de futbolistas con un gran reconocimiento internacional. "Fora moi ilusionante compartir vestiario con xente coma Lequi, Placente, Baiano, Canobbio, Nené... Teño a foto colgada na casa. É unha experiencia que penso que non vou esquecer", admite con orgullo el versátil jugador granate, al que el destino apartó de aquel camino y lo condujo hasta el de Pasarón.

"Por circunstancias da vida: lesións, decisións... acabei no Pontevedra e máis contento non podo estar", asegura uno de los jugadores más regulares y que mejor representan el espíritu del actual Pontevedra de Luisito, que agradeció no tener que sufrir ninguna novatada por parte de las estrellas que lo acogieron en aquel vestuario. "Sempre había algún que estaba máis preto dos que subíamos ao primeiro equipo e se preocupaba por nós".

PEDRO GARCÍA. La oportunidad de Pedro García con el Celta fue posterior. "Debió de ser dos temporadas más tarde", puntualiza el medio centro. El club vigués estaba en pleno proceso de recuperación económica y miró a su cantera para solucionar los problemas que el despilfarro y la ambición de la etapa anterior habían causado.

"Eusebio estaba de entrenador. A lo largo de ese año, hasta diciembre, el equipo casi siempre completaba las sesiones semanales con jugadores del filial", entre ellos estaba aquel joven futbolista con un físico extraordinario, que destacaba por su poderío entre los jóvenes de su generación. Como premio por su trabajo "fui a jugar dos o tres partidos con el primer equipo. Fue una gran experiencia". Los encuentros tuvieron calidad de amistosos y en ellos, Eusebio, que era un hombre muy abierto a la disputa de partidos de ensayo entre semana, probó a hombres de la base, como el propio Pedro.

"Era una generación diferente a la de Campillo. Estaban Michu, Oubiña, Noguerol, Aspas empezaba a despuntar, Dani Abalo... Era un equipo bastante joven, por lo que había muy buena sintonía. Me acogieron muy bien", explica el centrocampista vigués, que vive su segunda temporada embutido en la elástica granate.

Campillo reconoce que volver a la que fue su casa para jugar contra el Celta B "sempre é bonito. Non é a primeira vez que xogo contra eles. É onde me criei. Estiven alí máis de dez anos e teño moitas amizades pola Madroa e por Barreiro. Vai ser emocionante".

El sábado será la primera vez que Pedro actúe en Barreiro como visitante. "Será un aliciente más, pero tampoco una especial motivación. Volver a encontrarse con todas esas amistades de las que habla Campillo y que yo también conservo va a ser un puntazo, pero no hay que olvidar que es un partido de fútbol más", sentenció.

El vestuario del PCF se reencuentra con su pasado en Barreiro
Comentarios